+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Elecciones europeas

La idea de candidatos de los 'chalecos amarillos' es bien aceptada en Francia

Esta propuesta que ha sido presentada por Ingrid Levavasseur y quien lidera la lista electoral, ha creado consenso entre la izquierda, la derecha y el propio gobierno francés

 

Miembros del movimiento frances contestatario de los chalecos amarillos se manifiestan en Valence. - EFE Arnold Jerocki / EPA

EL PERIÓDICO
25/01/2019

Una de las figuras de los 'chalecos amarillos' de Francia, Ingrid Levavasseur, armó una lista inicial de 10 personalidades del movimiento para presentarse en las elecciones europeas en mayo próximo, una iniciativa que el gobierno francés describió como "interesante".

La lista se llamaría RIC, Rally de Iniciativa Ciudadana y la encabezaría la misma Levavasseur, quien anunció a 10 miembros del movimiento, la mayoría no son conocidos a nivel nacional, pero algunos ya son identificados porque han hablado ante la prensa o en los grupos de discusión de chalecos amarillos.

La composición de los candidatos aún debe ser completada, pero los primeros 10 nombres de una posible lista de chalecos amarillos en Europa fueron anunciados por Levavasseur, y se espera que el proyecto sea presentado a mediados de febrero próximo.

Esta iniciativa suscitó varios cuestionamientos, incluso dentro del mismo movimiento social, debido a que los chalecos amarillos siempre han sido muy críticos de los partidos políticos y del funcionamiento de las instituciones.

LEVAVASSEUR COMO LA PRINCIPAL

Un primer intento de elaborar una lista para las elecciones europeas tuvo lugar en diciembre pasado y resultó infructuoso, ahora se presenta una segunda iniciativa pero con sólo 10 nombres de los 79 requeridos, encabezados por Levavasseur, una cuidadora de niños de 31 años de edad.

El diario Le Monde señaló que, debido a su facilidad oratoria, Levavasseur se proyectó como una de las figuras mediáticas del movimiento, invitada frecuente en radio y televisión. Incluso la cadena BFM-TV le ofreció un puesto de columnista, pero "un torrente de insultos y amenazas le hicieron rendirse".

En la lista RIC figuran otros nueve candidatos que tienen entre 29 y 53 años, y son pequeños empresarios, contadores, choferes, abogados, amas de casa, empleados, pero habrá que completarla antes de mediados de febrero, por lo que se ha lanzado una convocatoria de solicitudes, abierta a todos los ciudadanos.

PROYECTO POLÍTICO HUMANO

La selección de candidatos se hará entonces por un voto interno, afirma una declaración del RIC, y precisa que está establecido que los futuros eurodiputados consultarán a los ciudadanos a lo largo de su mandato, pues "ya no queremos sufrir las decisiones de autoridades europeas y los dictados financieros".

"Debemos transformar la ira en un proyecto político humano, capaz de proporcionar respuestas a los franceses", señala la iniciativa, que provocó fuertes críticas en las redes sociales, en particular de otra figura del movimiento, el polémico Maxime Nicolle "Fly Rider". Éste acusó a Levavasseur de "oportunista" y "vendida". "No sé quién te compró Ingrid, pero traicionas a miles de personas que tenían confianza en ti", fustigó.

CONSENSO POLÍTICO

La constitución de una lista de chalecos amarillos es vista como una buena iniciativa por parte del gobierno y por partidos de derecha y de izquierda, como Los Republicanos, que dieron la bienvenida al proyecto, al afirmar que encontrarán obstáculos, serán criticados, pero que hay una democracia.

Otros partidos como Agrupación Nacional (RN, por sus siglas en francés) y Debout France, temen que las aspiraciones de los 'chalecos amarillos' impulsen la recuperación política de La República en Marcha o del Partido Radical de Izquierda. Analistas estiman que una lista de chalecos amarillos en las elecciones europeas llevaría a las urnas a mucha gente que ya no vota, debido a que se da más apoyo cuando se trata de algo alejado del espectro político.