+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ITALIA

Italia se indigna por la negativa de Barilla a incluir gais en sus anuncios de pasta

Las redes sociales llaman a boicotear los productos de la empresa por las declaraciones de Guido Barilla. El presidente de la firma defiende que en sus espots salga "la familia tradicional, con la mujer en un papel central"

 

Guido Barilla, presidente de la firma italiana de pasta Barilla. - Foto: Luca Bruno | AP

AGENCIAS / Roma
27/09/2013

Italia continúa indignada por unas declaraciones que Guido Barilla, presidente de la empresa de pasta Barilla, realizó el jueves durante una entrevista en una emisora de radio y por las que pidió perdón poco después al ver el revuelo que habían causado. Barilla hizo una defensa de la familia tradicional y rechazó incluir a homosexuales en los anuncios de productos de la marca. De inmediato desde las redes sociales se han lanzado llamadas al boicot y #Barilla y #boicottBarilla se han convertido en 'trending topic' en Twitter en las últimas horas en Italia.

Los competidores de Barilla, como Garofalo, se han apresurado a desmarcarse de la polémica. Esta empresa ha evitado abundar en el tema pero en su cuenta de Facebook ha apuntado que "la única familia que no es Garofalo es aquella que no ama la buena pasta". Sí que ha desmentido que sea iniciativa suya una imagen que circula por las redes en la que se le atribuye la frase "no nos importa con quién hagas el amor, lo importante es que lo hagas".

Anuncios sin familias gais

La polémica estalló cuando Barilla afirmó en la emisora Radio24 que en la publicidad de su empresa nunca aparecería una familia homosexual. "Nunca haría un anuncio con una familia homosexual; no porque no les tenga respeto, sino porque no estoy de acuerdo con ellas. La nuestra es una familia clásica, en la que la mujer juega un papel central", dijo Guido Barilla, de 55 años.

El ejecutivo también expresó su rechazo a la adopción de niños por parte de gais, aunque sí defendió las bodas entre homosexuales, ilegales en Italia. En un inicio, Barilla restó importancia a los efectos de sus palabras: "Si les gusta nuestra pasta y nuestra publicidad, comerán nuestra pasta, si no, no lo harán y comprarán otra marca", zanjó.

Tímidas disculpas

Pero el revuelo que provocó en las redes sociales y el alud de críticas le han obligado a disculparse. No se ha desdicho de su negativa a presentar familias homosexuales en sus anuncios, pero en un comunicado en Facebook sí ha pedido perdón por haber "herido la sensibilidad de algunas personas". "Tengo un profundo respeto por todas las personas, sin distinción alguna", apunta antes de asegurar su "máximo respeto por los homosexuales y por la libertad de expresión de todos".

Unas tibias disculpas que no han satisfecho a las redes sociales. Aurelio Mancuso, líder del grupo en defensa de los derechos homosexuales Equality Italia, ha calificado de "ofensiva provocación" las declaraciones de Barilla y ha llamado a boicotear los productos de la firma; que incluyen pasta, salsas, aperitivos y galletas. "Aceptamos la invitación de Barilla de no comer su pasta", ha señalado Mancuso.

Apoyos al boicot

Su llamada ha sido asumida por miles de tuiteros. "Bye bye Barilla", decía @riveblog utilizando el 'hashtag' #BoicottBarilla. "Boicot por la calidad de sus productos y por las estúpidas declaraciones del señor Barilla", añadía. "Más que opiniones estúpidas, hay estúpidos que tienen opiniones", apuntaba @Bhangy utilizando una cita de Nicolás Gómez Dávila. @LehramtsStudent tuiteaba una imagen con el lema 'Barilla; 206 tipos de pasta y no saben qué es la diversidad". "¿Pero alguien creee que la familia del Mulino Blanco --uno de los productos de Barilla-- existe de verdad?", se preguntava @vincenzogrenci.

Barilla es una de las principales marcas de pasta de todo el mundo y uno de los grandes anunciantes de Italia. Durante años ha usado la imagen de una familia feliz que vive en el campo con el eslógan 'Donde está Barilla, está el hogar'. Su último espot, de las galletas Mulino Blanco, lo protagoniza el actor español Antonio Banderas, que aparece rodeado de niños haciendo galletas.