+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Prudencia y división en la Unión Europea

Federica Mogherini no secunda a Maduro pero tampoco a Guaidó

 

Prudencia y división en la Unión Europea - EL PERIÓDICO

SILVIA MARTÍNEZ
25/01/2019

¿Nicolás Maduro o Juan Guaidó? Veinticuatro horas después de la grave crisis desatada este miércoles en Venezuela, la UE sigue sin aclarar explícitamente quién es, a su juicio, el legítimo presidente del país. No lo hizo el miércoles noche la Alta Representante para la Política Exterior de la UE, Federica Mogherini en la declaración pactada con los 28 ministros de exteriores en un tiempo récord para los estándares en Bruselas y lo máximo –según fuentes diplomáticas– que se podía llegar. Y tampoco lo hizo su portavoz, Maja Kocijancic, que se limitó a subrayar el apoyo europeo a la Asamblea Nacional elegida democráticamente en los comicios de 2015 y a pedir el inicio inmediato de «un proceso político que lleve a unas elecciones libres y creíbles».

«Sé que les gustaría escuchar más», reconoció cerrando filas con una solución democrática y eludiendo pronunciarse si ha habido un golpe de estado o no.

«Por principio no reconocemos los gobiernos, reconocemos los estados», insistió, interrogada sobre por qué no sigue la UE el camino de Donald Trump. «Seguimos preparados para apoyar la restauración de la democracia y el estado de derecho en Venezuela», añadió.

Máxima prudencia por tanto respecto a un país que siempre ha generado tensiones a nivel europeo. De ahí, la postura de la Unión Europea de seguir de cerca la evoluciónde los acontecimientos antes un posicionamiento más definitivo. Los ministros de Exteriores de los 28 tienen previsto celebrar un encuentro informal en Rumanía el próximo 31 de enero y 1 de febrero y el asunto estará en la agenda aunque fuentes europeas no descartan contactos antes.

El problema no es nuevo. Venezuela genera muchas tensiones en el bloque europeo y basta con tener presente el posicionamiento de algunos de sus líderes como el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, o de la Eurocámara, Antonio Tajani, que volvió a arremeter contra Maduro y que habló ayer por teléfono con Guaidó. «El presidente Juan Guaidó es el único interlocutor institucional en Venezuela porque es quien tiene la legitimidad democrática». afirmó.

LONDRES Y PARÍS

En esa línea, el ministro de Asuntos Exteriores británico, Jeremy Hunt, afirmó que Maduro «no es el líder legítimo del país». Y el presidente francés, Emmanuel Macron, uno de los dirigentes europeos más críticos con el presidente, elogió «la valentía de centenares de miles de venezolanos que caminan por su libertad» frente a la «elección ilegítima» de Maduro.

El líder del PP en la Eurocámara, Esteban González Pons, anunció por su parte que forzará el voto en el pleno del Parlamento Europeo de una resolución de urgencia para reconocer a Guaidó como presidente de Venezuela en la sesión plenaria que tendrá lugar la próxima semana en Bruselas. «Ayer quedó claro que el régimen de Maduro ya no cuenta con el apoyo del pueblo venezolano. Un régimen que ha convertido un país que era próspero, libre y democrático en una tiranía», denunció.

El presidente de la comisión de Exteriores, el conservador alemán David McAllister, también pidió a Nicolás Maduro que se eche a un lado porque «ha perdido toda la legitimidad para liderar el país» y urgió do a la celebración de elecciones «democráticas y libres».

«Las autoridades venezolanas deben respetar las competencias constitucionales de la Asamblea Nacional y proteger los derechos y libertades de sus miembros», indicó McAllister.