+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Crisis en Oriente Próximo

Qurei y Abbas llegan a París tras las críticas de la mujer de Arafat

  •  

    JOAN CAÑETE BAYLEJOAN CAÑETE BAYLE 09/11/2004

    El vodevil en el que se ha convertido la salud del presidente palestino Yasir Arafat --internado en un hospital militar de París por una enfermedad desconocida y cuyo estado de salud tampoco es público-- dio ayer un espectacular giro con la entrada en escena de Suha Arafat, la mujer del rais . Suha acusó a Mahmud Abbas, número dos de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), y a Ahmed Qurei, primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), de conspirar para "enterrar vivo" a su marido. A pesar de ello, Qurei y Abbas llegaron anoche a París.

    Dotada por la ley francesa de la potestad sobre todo lo referente a la salud de su marido, una nerviosa Suha tomó el teléfono "a los pies de la cama" de Arafat y transmitió a través de Al Jazira su "mensaje al pueblo palestino". "Un grupo de los que quieren heredar viene a París. Tenéis que ser conscientes de la conspiración. Os digo que quieren enterrar vivo a Abú Amar. El está bien y volverá a casa", aulló Suha, refiriéndose al viaje a París que Abbas, Qurei y el ministro de Exteriores palestino, Nabil Shaat, tenían previsto efectuar ayer por la mañana.

    DURO GOLPE El ataque frontal fue un durísimo golpe que hizo tambalearse a la ANP y la OLP, dejando en agua de borrajas el trabajo que habían efectuado desde que Arafat fue trasladado a París. Sin embargo, los dirigentes de la vieja guardia palestina efectuaron el viaje, uniendo al grupo al presidente del parlamento palestino, Raui Fatú. Anoche llegaron a París, donde hoy está previsto que se entrevisten con el presidente francés, Jacques Chirac, y el ministro de Exteriores, Michel Barnier, informa Montse Capdevila.

    En cualquier caso, su viaje ha levantado expectación. La prensa isdecía ayer, citando fuentes del Gobierno de Sharon, que Abbas y Qurei han ido a París para desconectar al rais de las máquinas que le mantienen vivo y anunciar su muerte.

    Mientras, el ministro israelí de Exteriores, Silvam Shalom, dijo ayer que su Gobierno no negocia "con los palestinos" el lugar donde sería enterrado Arafat, porque ya ha dejado muy claro que sólo permitirán que sea enterrado en Gaza.

     
     
    Escribe tu comentario

    Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
    Accede con tu cuenta o regístrate.

    Recordarme

    Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

    Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla

     
     
  •