+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Siete pasos para luchar contra el cólera en Mozambique

 

Siete pasos para luchar contra el cólera en Mozambique - SACHA MYERS (SAVE THE CHILDREN)

RACHAEL CUMMINGS Y UNNI KRISHNA. EQUIPO HUMANITARIO DE SALUD PÚBLICA Y DE EMERGENCIA DE SAVE THE CHILDREN
02/04/2019

El ciclón Idai, que azotó Mozambique hace más de dos semanas, es una de las peores catástrofes relacionadas con el clima en África en los últimos tiempos. A su paso, dejó un rastro de muerte y destrucción en Mozambique, Zimbabue y Malawi. Las inundaciones y el agua contaminada causada por la tormenta representan ahora una gran amenaza para los supervivientes, incluidos miles y miles de niños.

El cólera es una enfermedad diarreica aguda que puede matar en cuestión de horas si no se trata. El cólera, o cualquier brote de otra enfermedad, si no se contiene rápidamente, puede propagarse como un incendio forestal.

Por eso es necesario un liderazgo fuerte, donde se tomen decisiones rápidas y medidas simples porque esto puede ser decisivo para contener un brote de cólera. La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que hasta el 80 por ciento de los casos se pueden tratar con éxito con la solución de rehidratación oral en entornos normales. Sin embargo, la mejor manera de predecir el futuro de un brote de cólera es prevenirlo. Nuestra experiencia trabajando en entornos de cólera nos dice que hay siete pasos esenciales para combatir y detener un brote mortal de cólera:

1. Decisiones rápidas y liderazgo fuerte. Una vez contraído el cólera, la deshidratación que provoca puede matar a los niños en pocas horas, por lo que la batalla contra esta enfermedad es una carrera contra el tiempo. La prueba del verdadero liderazgo en tales entornos humanitarios es la capacidad de priorizar acciones. El cólera debe seguir siendo una prioridad, ya que las decisiones lentas o la inacción pueden costar vidas. En el caso de Mozambique, el gobierno está liderando la respuesta y ha activado los protocolos de respuesta al cólera.

2. Reconocer. Ser abierto sobre la prevalencia del cólera es un paso clave para combatirlo. Es bueno tener en cuenta que el gobierno de Mozambique ha reconocido rápidamente el problema y está organizando una campaña de vacunación masiva junto con socios en la provincia de Sofala. Esto ayudará a cambiar la marcha rápidamente e infundir confianza en el sistema. La vigilancia continua sigue siendo clave.

3. Acceso a agua potable y jabón. El acceso a agua potable y segura y el saneamiento es fundamental para controlar la transmisión del cólera y otras enfermedades transmitidas por el agua. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades enumeran el agua limpia (para beber) y el lavado de manos como dos de los cinco pasos básicos para la prevención del cólera.

Los casos graves de cólera requieren un tratamiento rápido con líquidos intravenosos y antibióticos. La vacunación contra el cólera puede ser complementaria a estas actividades, pero no es un reemplazo para la prevención a través de agua limpia, saneamiento, higiene y otras medidas de control.

4. Los niños y niñas primero. El cólera afecta a todos los grupos de edad, pero tiene un sesgo contra los niños: la mitad de las muertes por cólera en todo el mundo es entre menores de cinco años. Los niños, niñas, mujeres embarazadas y madres lactantes son especialmente vulnerables. La desnutrición y el cólera son una combinación mortal, por lo que llegar a personas en lugares remotos es vital. En una zona de desastre, hay centenares de cosas por hacer, pero los niños y niñas son siempre los más vulnerables y es por donde debemos empezar. Save the Children ha desplegado una Unidad de Salud de Emergencia en Mozambique para complementar los esfuerzos del gobierno.

5. Colaboración y financiación. La salud es una de las primeras víctimas en zonas de desastre. El ciclón y el cólera están ejerciendo presión sobre un sistema de salud que ya se encuentra en dificultades y es importante maximizar los esfuerzos colectivos.

Además del cólera, las inundaciones representan un riesgo de mosquitos que transmiten enfermedades como la malaria. Los recursos para combatir las necesidades inmediatas y de largo plazo son clave, per existe una gran falta de personal sanitario, especialmente en las zonas rurales. Según la OMS, Mozambique tiene un médico para cada 60.000 personas en áreas rurales; en Europa hay un médico por cada 300 personas. La reconstrucción de los centros de salud y la expansión de la cobertura de salud requerirán apoyo a largo plazo. El mundo necesita ser generoso. Por eso desde Save the Children tenemos abierta una petición de fondos.

6. Medios de comunicación y difusión pública. Combatir el cólera no se trata solo de prescripciones médicas: los medios sociales y de otro tipo pueden desempeñar un papel vital al instar al público a tomar medidas preventivas y movilizar a las comunidades. Cantantes, artistas y programas de radio pueden ayudar a desmitificar los mensajes de salud y llegar a un público más amplio.

7. El poder del pueblo. El éxito de la lucha contra el cólera es directamente proporcional a la movilización de las comunidades afectadas. Todos tenemos un papel que desempeñar y es vital reconocer el poder de la gente. Tratar a los supervivientes de desastres con dignidad y crear un espacio para que participen, son fundamentales en la lucha contra el cólera.