+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PROTECCIONISMO AL ALZA

Trump le declara a China la guerra de las lavadoras

El presidente estadounidense aprueba una subida brutal de aranceles a esos electrodomésticos y a los paneles solares. China y Corea del Sur anuncia que demandarán ante la Organización Mundial del Comercio ese incremento

 

Donald Trump. - EL PERIÓDICO

EL PERIÓDICO
23/01/2018

El 'Primero América' de Donald Trump ha llegado ya a las aduanas, tras el anuncio de una subida brutal de los aranceles a las placas y celdas solares así como a las lavadoras. La medida ha desencadenado un rechazo global, sobre todo en Asia, donde se interpreta como el primer ladrillo del muro proteccionista que quiere levantar el presidente estadounidense.

Este lunes, Trump aprobó imponer un arancel del 30 % a las placas y celdas solares importadas, informó la Oficina del Representante de Comercio Exterior (USTR). Por otro lado, Trump también aprobó un arancel del 20 % sobre las importaciones de grandes lavadoras residenciales, que irá decreciendo un 2 por ciento anualmente durante los próximos tres años.

En concreto, el presidente autorizó dicho arancel sobre ese tipo de bienes importados durante el próximo año, que en su mayoría provienen de Asia, a excepción de celdas solares de menos de 2,5 kilovatios de potencia. El jefe de Comercio Exterior de EEUU, Robert Lighthizer, hizo estas recomendaciones al presidente tras los informes elaborados por la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos, independiente y bipartidista. "La Comisión determinó que los productores estadounidenses habían resultado gravemente dañados por las importaciones y formuló varias recomendaciones al presidente", indicó Lighthizer en un comunicado.

ASIA EN EL PUNTO DE MIRA

Sin embargo, los aranceles aprobados son inferiores a la tasa del 35 % que esta Comisión recomendó a Trump en octubre, después de constatar que las placas solares importadas estaban dañando a los fabricantes estadounidenses. La idea detrás de los aranceles es aumentar los costes de las importaciones baratas, particularmente de Asia, y nivelar el campo de juego para quienes fabrican este tipo de piezas a nivel nacional.

Lighthizer señaló que esta imposición de aranceles responde al objetivo del Gobierno de Trump de proteger a los trabajadores estadounidenses.

La medida ha provocado un intenso rechazo en Asia. Así, el Gobierno de Corea del Sur, uno de los principales fabricantes de esos productos, anunció que va a denunciar esa subida de aranceles ante la Organización Mundial del Comercio (OMC). "Estas últimas medidas de salvaguarda violan las reglas de la OMC", ha señalado el ministro surcoreano de Comercio, Kim Hyun-chong. Las medidas adoptadas por Trump dañan especialmente a las compañías Samsung y LG, que juntas venden cada año casi tres millones de lavadoras en EEUU por valor de cerca de 1.000 millones de dólares.

"EEUU ha optado por medidas que ponen consideraciones políticas por delante de los estándares internacionales", ha añadido el ministro. 

Por su parte, China, el mayor productor mundial de paneles solares, también ha respondido a EEUU, calificando las medidas de grave daño al ambiente comercial global. "La decisión de EEUU de adoptar aranceles más duros es un abuso de las medidas comerciales y China expresa su fuerte disgusto ante esto", ha afirmado Wang Hejun, un alto responsable del ministerio chino de Comercio. "China va a trabajar con los otros miembros de la OMC para defender sus intereses legítimos en respuesta a esta errónea decisión de EEUU", ha añadido. India se ha sumado a las críticas.

DENUNCIA DEL GOBIERNO MEXICANO

El Gobierno de México ha lamentado la decisión de EEUU de no excluir a México en las medidas emitidas hoy contra las importaciones de lavadoras domésticas y paneles solares, y usará todos los recursos legales para que ese país cumpla sus obligaciones internacionales, indicó la Secretaría de Economía.

"Es lamentable la inclusión de México en la aplicación de salvaguardas a la importación de lavadoras domésticas a EEUU, ya que la propia Comisión de Comercio Internacional de dicho país concluyó que no existen perjuicios para la industria estadounidense como consecuencia de las importaciones de lavadoras mexicanas", sostuvo la institución en un boletín.