+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CRISIS SOCIAL

Los venezolanos intentan retomar su vida cotidiana en medio de la oscuridad

Con la medida del racionamiento eléctrico y la reducción de jornadas laborales ordenadas por Maduro, Venezuela intenta salir adelante

 

Un pequeño negocio intenta trabajar en medio del apagón en Venezuela. - REUTERS

EL PERIÓDICO
02/04/2019

Los venezolanos intentan retomar la rutina de sus vidas con una jornada laboral de medio día a causa del racionamiento eléctrico anunciado por el Gobierno de Nicolás Maduro que mantiene a parte de la capital venezolana y amplias zonas del país sin luz.

En Caracas, la ciudad capitalina registra apagones en algunas zonas del este y del oeste, pero mantiene aparente normalidad luego de las protestas registradas el domingo pasado por la falta de energía eléctrica y de agua. La principal vía de transporte, el metro, no se encuentra funcionando, por lo que el Ministerio de Transporte ha puesto en servicio autobuses especiales.

Sin embargo, en las avenidas se observa un fluido moderado de personas caminando, mientras que algunas paradas de autobuses se encuentran abarrotadas de gente a la espera de un vehículo para su traslado. Según datos de febrero del Comando Intergremial de Transporte, que agrupa a varias asociaciones de transportistas, al menos el 90 % de los 300 mil vehículos que cubren las diversas rutas del país están en "paro técnico" debido a los elevados costos de algunos repuestos y a la falta de otros.

LAS MEDIDAS DE EMERGENCIA


En la jornada de este lunes, los colegios no se encuentran abiertos ante la orden del Ejecutivo, pero algunas universidades privadas como la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) y la Monteávila decidieron continuar con sus actividades académicas y administrativas.

Con todo, en el interior del país, en regiones como Zulia (noroeste), Mérida (oeste), Anzoátegui (norte) y al menos otra decena de estados, sus habitantes reportan fallos eléctricos "intermitentes", que presumen se trata del racionamiento aplicado por el Gobierno.

Mientras tanto, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció el inicio de un plan de racionamiento eléctrico por 30 días, tiempo en el que espera resolver los fallos que ha presentado el sistema desde el 7 de marzo cuando empezó una secuencia de apagones de los que responsabiliza a la oposición y a EEUU.

El mandatario no ofreció detalles sobre cómo se aplicaría el racionamiento, pero pidió paciencia y "resistencia". Por los fallos eléctricos, el suministro de agua también se ha visto afectado y según ha informado el Gobierno, las autoridades trabajan para reponer el servicio y atender a las zonas más afectadas con camiones cisternas.