+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

contracorriente

Ana Pilar Tobajas: "Al resumir tantos años en tres minutos, presentas los resultados más llamativos y lo que más vaya a gustar al público"

 

Ana Pilar Tobajas: "Al resumir tantos años en tres minutos, presentas los resultados más llamativos y lo que más vaya a gustar al público" - Andreea Vornicu

Eva García
09/12/2020

Ana Pilar Tobajas de la Fuente, que realiza el doctorado en Calidad, Seguridad y Tecnología de los Alimentos en la Universidad de Zaragoza, es la ganadora concurso Tesis en tres minutos, un certamen de divulgación científica. Su presentación versó sobre el Desarrollo de zumos hipoalergénicos.

-¿Se puede vender una tesis en tres minutos?

-Una tesis lleva mucho trabajo, pero hay que presentar los resultados más llamativos, lo que más le vaya a gustar al público y lo que más entienda, porque en ciencia a veces tenemos un lenguaje un poco difícil. Tienes que elegir y tener capacidad de síntesis. En mi caso, hay mucho trabajo detrás porque para saber si un zumo es hipoalergénico tienes que desarrollar un test para poder detectarlo, pero los test de detención no los mencionamos porque ya entrábamos en una terminología más complicada y nos parecía más llamativo que el desarrollo final de ese zumo hipoalergénico.

-¿Cuánto trabajo y horas ha dedicado para luego, en este caso, resumirlo en tres minutos?
-La verdad es que no se puede comparar porque han sido muchas horas a parte de los cinco años que llevo de tesis, es un proyecto que empezó por una propuesta mía porque desarrollé la alergia a esta proteína LTP, que está presente en muchas frutas y verduras... entonces empezamos a trabajar con ello en el trabajo de fin de grado, en el fin de máster, que es un año cada cosa, y la tesis que son cinco años y este es el último. Tantos años resumirlo en tres minutos ha sido complicado y tienes que quitar información.

-¿Y en preparar esos tres minutos?
-A ver, costar cuesta porque siempre te da pena eliminar cosas que tanto te han costado conseguir. yo siempre lo comparo con estar en un bar con unos amigos y te preguntan, "¿tú en qué trabajas, que sabemos que estás en el laboratorio, pero no nos cuentas?'. Lo más fácil es decir zumos hipoalergénicos, hago tratamientos para tratar de eliminar esta alergia. Si me pongo a explicar de qué van los tratamientos y cómo lo detecto se me dormirían. Al final, pienso en lo más llamativo y los resultados finales. Ese sueño que tenía cuando empecé, el conseguir que este zumo llegue a un supermercado. Empezamos con la idea de que queremos hablar de ese zumo en el supermercado y contamos cómo lo hemos conseguido.

¿Sería capaz de resumir su discurso en tres frases?
-Empecé contando mi historia, mi vida, esta alergia repentina que desarrollé a muchas , frutas, frutos secos y verduras. Y continué hablando de lo que de normal se hace en la empresa cuando se hace el zumo para seguir con los tratamientos que hemos dado -algunos han funcionado y otros no- que son diferentes a los que se hacen en las empresas que son de diferentes temperaturas y tiempos. Hablamos de nuevas tecnologías de procesado como son los ultrasonidos, las altas presiones hidrostáticas o los pulsos eléctricos de alto voltaje, que no nos funcionaron por muy drástico que fuera la condición que aplicábamos; y luego el tratamiento estrella que fue la proteólisis, que se dedica a cortar en pequeños fragmentos la proteína, haciendo así que pierda a alergenecidad, que se utiliza por ejemplo en las fórmulas infantiles. Sería la historia de mi vida, el desarrollo de la alergia, y pensé en darle la vuelta a la tortilla y pensé en aprovecharme en esa alergia, investigando sobre ella, comparándolo con la empresa y lo que hicimos nosotros. Y lo más importante, la colaboración con el servicio de alergología del Hospital Clínico de Zaragoza con el que se han hecho pruebas con pacientes alérgicos al melocotón. En el laboratorio pueden salir las cosas muy bonitas pero luego si tienes que llegar a las personas y aquí salió bien y los resultados prometedores en laboratorio siguen siendo prometedores en los pacientes alérgicos.

-¿Qué cree que gustó de su presentación?
-Es una investigación peculiar, es novedosa, pero este premio no te lo dan porque tu investigación es mejor que la de los compañeros, porque aquí estamos doctorandos de todos los ámbitos, así que creo que lo que llamó la atención es la manera de contarlo; ajustarte al tiempo; yo lo quise hacer espontáneo, que no se note que estás nerviosa, no te trabes al hablar. Es repetirlo como un lorito hasta que... yo creo que ese discurso no se me va a olvidar nunca.

-Su doctorado gira sobre Calidad, Seguridad y Tecnología de los Alimentos. ¿Sabemos lo que comemos?
-Se intentan hacer buenos productos y nosotros lo que queremos es que los alérgicos que pueden tener una carencia nutricional estén igual de bien alimentados que una persona que no tiene alergia, porque claro, el problema de esta alergia es que no solo está en el zumo sino que frutas y verduras. El 45% de las reacciones alérgicas en España, son debidas a frutas y ese 45% está dejando de tomar muchos alimentos que están en la pirámide nutricional. Ahora yo ya puedo decir a la gente que no puedo tomar melocotón porque me pongo mala pero si lo dice un niño de cuatro años se van a pensar que no le gusta y está poniendo una excusa y ahí viene el problema. En la tesis intentamos hacer este desarrollo de zumos para llegar evitar estas carencias y desarrollar elisas, ahora muy famosas por el covid, que es un test de detención frente al anticuerpo y en este caso a la proteína alergénica. Resumiendo, habría dos puntos, investigación, desarrollo de test para detección de proteínas alimentarias, que he desarrollado dos, una proteína presente en melocotón y proteína LTP presente en manzana; y una vez con este test desarrollado se puede hacer tratamiento para ver si funciona.