+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DOBLES PAREJAS

Jenny Santamaría: «El mejor escondite es el que está a simple vista»

 

Aragón es la octava comunidad en número de «tesoros» escondidos para la práctica del geocaching. María de Huerva ha organizado del 29 al 31 de marzo el III Evento Internacional de Geocaching de Aragón. - JAIME GALINDO

Marian Navarcorena Marian Navarcorena
20/03/2019

Aragón es la octava comunidad en número de "tesoros" escondidos para la práctica del geocaching. María de Huerva ha organizado del 29 al 31 de marzo el III Evento Internacional de Geocaching de Aragón.

—¿Qué es el geocaching?

—Podríamos decir que es un pasatiempo, un juego o un deporte, abierto a todo el mundo, que básicamente consiste en la búsqueda de un «tesoro» a partir de unas coordenadas y con la ayuda de un GPS, que suele ser el del móvil. El «tesoro» es una cajita, hermética, más o menos escondida y mimetizada con el terreno, y con cierto grado de dificultad.

—¿Y las reglas?

—Todo el mundo puede esconder los tesoros o cachés y buscarlos. Y hay dos normas: entre cajas tiene que haber una distancia mínima de 161 metros y no puede estar en una propiedad privada o excavación arqueológica, a no ser que, por ejemplo, el propietario de un castillo haya dado su permiso.

—¿Cómo se empieza a jugar?

—Hay que apuntarse en la página gratuita geocaching.com o bajarse una aplicación, donde te aparece el mapa con las cajitas de color verde de una zona. Cuando pinchas en una de ellas te dan las coordenadas y un pequeño texto que explica una pequeña historia sobre esa cajita: si es un lugar histórico, si allí ha habido una batalla, si es un monumento o si es un lugar geológico. También te informan del grado de dificultad y del terreno, para saber si es accesible o no a personas con movilidad reducida.

—¿Y si quieres esconder una cajita?

—Una vez encuentras un lugar y las coordenadas se lo comunicas a los «revisores», que son los que hacen públicos los diferentes «tesoros», y que previamente han comprobado que cumples las normas y que el texto es correcto. Ellos hacen públicos todos los cachés.

—¿Qué hay en esas cajitas?

—Siempre un papel o logbook (cuaderno) donde escribes el nombre de tu equipo una vez la has encontrado. Para los niños se suelen dejar juguetes o piezas pequeñas que ellos intercambian.

—¿En qué consiste el evento que se va a celebrar en María de Huerva?

—Hemos organizado un megaevento internacional de geocaching, es decir, una concentración de al menos 500 equipos y lo hemos llamado Mega La Agüela Jones, ya que La Agüela es nuestra mascota. Las cajitas son muy aventureras, porque en nuestro evento los protagonistas son las familias y los niños.

—¿Qué supone para María de Huerva?

—Para el pueblo es un aporte turístico muy importante, porque ese fin de semana se llenan todos los alrededores. Creemos que vendrán unas 700 personas de toda Europa y hasta de EEUU. En Aragón hay unos 4.500 «tesoros» escondidos, de los que 2.900 están en Zaragoza y la mitad cerca de María.

—¿Por qué recomendaría este juego?

—Es muy divertido y baratísimo. Es sano y descubres lugares inéditos, escondidos y preciosos. Es otra manera de hacer turismo.

—¿Cuáles son los mejores escondites?

—Los que están a simple vista. Los mimetizados con el entorno: una rama o planta falsa, una pieza en una señal. La intuición es muy importante.