+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DOBLES PAREJAS

Juan Carlos Ortega: «Ni se me pasaba por la cabeza dedicarme al humor»

 

Juan Carlos Ortega. - ELISENDA PONS

Rubén López Rubén López
07/02/2020

El humorista y polifacético locutor recibió el premio Ondas en el 2016 por su trayectoria en la radio. Ha colaborado con Gemma Nierga, Sardá o Buenafuente. El domingo por la noche actúa en el Teatro Principal de Zaragoza.

–¿Cómo se consigue trabajar con Gemma Nierga, Sardá o Buenafuente?

–Pues no lo sé muy bien (risas). Yo empecé a trabajar con Sardá a los 18 años. Hice un curso de radio en Barcelona y al acabar había que realizar un pequeño programa. Gané el primer premio y el trofeo era que te ponían en contacto con gente de la radio. Así comenzó todo. Con Sardá empecé al principio como productor y luego ya pasé a ser guionista. Por una cosa o por otra me han seguido llamando (risas).

–Asegura que el humor nunca fue su vocación.
–El humor me gustaba como espectador. Por ejemplo, disfrutaba mucho con Miguel Gila. Pero ni se me pasaba por la cabeza dedicarme a ello. Yo quería hacer radio en serio, pero cuando empecé me di cuenta de que no me salía, era como que tenía que reírme de la radio.

–Hábleme de sus referentes.
–Por supuesto Miguel Gila, también Woody Allen, Faemino y Cansado o José Luis Cuerda. De los de ahora, Arturo González-Campos, El Monaguillo, Javier Coronas o los Especialistas Secundarios.

–¿Cómo definiría su humor?
–No sé. Mucha gente dice que es surrealista, pero yo diría que no. Lo calificaría mejor como hiperrealista pero absurdo. Intento que todo parezca de verdad, que pudiera llegar a ocurrir.

–Hace días que ha agotado las entradas para su nuevo espectáculo en Zaragoza. ¿Qué se van a encontrar los que asistan?
–A grandes líneas asistirán a un programa de radio. Habrá un locutorio en el centro del escenario, y luego habrá pausas durante las que hablaré con el público y realizaré una serie de sketches. En el fondo es como un homenaje a la radio.

–La radio siempre ha sido su pasión, pero también ha trabajado en la televisión. ¿Volverá a la pequeña pantalla?
–La tele es un rollo porque para una cosa que dura un minuto estás un montón de horas. Y luego no queda como te lo habías imaginado. A mí me gusta la radio grabada, como un trabajo más artesano y que todo dependa de mí. Que lo que consuma el oyente sea lo que tú has pensado.

–¿Tiene una especial conexión con Zaragoza? Ha actuado muchas veces aquí.
–He venido muchas veces y tengo bastantes amigos. Depende de la ciudad hay una conexión u otra con el público y ahí siempre me han tratado muy bien.

–Lleva mucho tiempo realizando el mismo formato. ¿No le dan ganas de hacer algo distinto?
–No, no. Y aunque no lo parezca cuesta mucho hacer el mismo formato siempre, porque lo que te pide el cuerpo es cambiar. Me cuesta mucho esfuerzo y trabajo vencer la tentación de salirme de ahí. Más allá de que lo que me gusta es hacer esto. Siempre digo que soy como un manzano que hace manzanas, pero intento que sean las mejores manzanas del mercado. Luego también soy peral y limonero pero en otros registros. Por ejemplo, escribo libros de ciencia. Pero en la radio no quiero salirme de ahí.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla