+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

dobles parejas

Juan Soro: «La revista es pequeña pero solo la CUP nos ha rechazado»

 

Juan Soro. - ÁNGEL DE CASTRO

MARIAN NAVARCORENA
10/01/2019

Juan Soro pertenece al consejo de redacción de la revista aragonesa de historia y pensamiento contemporáneos ‘XIX y Veinte’, una ‘rara avis’ para el regocijo intelectual cuyo número 15 se presentó ayer en el Museo de Zaragoza.

—¿Hay público hoy en día para una revista semestral de historia y pensamiento contemporáneos?

—No pretendemos cubrir ningún hueco, sino excitar la curiosidad y dar facilidades para que la gente reflexione. Cuando la publicas, la presentas y la mueves, interesa, porque estas cosas interesan. Son artículos sobre temas de debate, con una visión crítica de la realidad y para un público no solo profesional, sino que busca información de calidad y que aporte estudios que no se leen en otros sitios. También sirve para que los jóvenes investigadores o estudiantes tengan un sitio donde publicar .

—Este último número tiene casi 200 páginas. Y si lo hojeamos es denso…

—Cuando sacamos un nuevo número, colgamos el anterior en la web de la editorial, Comuniter, aunque somos un poco desastre y no siempre funciona. Ya tenemos un público que nos compra y otro que está suscrito, pero lo que nos interesa es que se difunda. Por eso nos parece fenomenal que se lo puedan bajar gratis. Nuestra tirada es corta, y nuestra influencia es pequeña. Es una revista de estilo alemán, con materiales diversos y de profundidad.

—¿Cuál es el perfil de las personas que escriben?

—Muy variado. Historiadores, profesores de instituto, catedráticos y personas con inquietudes intelectuales para investigar y estudiar un tema con rigor científico y que lo quiera publicar. En el consejo de redacción, con Herminio Lafoz como director a la cabeza, elegimos el tema principal y buscamos quién puede contribuir.

—¿Qué nos recomienda de este último número?

—El tema principal versa sobre Allende y los 45 años del golpe militar, escrito por la chilena Mónica Díaz Macker, que vivió aquello. La historiadora Laura Vicente relata la experiencia de las mujeres de la sociedad acomodada de la Barcelona de finales del XIX. También el trabajo de Enrique Satué sobre lo que fue la escuela española en el Sáhara. Y el caso que cuenta Aurelio Esteban Carazo del Bambino Mortara, raptado por el Papa Pío IX. En lecturas recomendadas incluimos a Emilio Vallés y su estudio, en francés, del campo de concentración de Gurs.

—¿Cuánto cuesta?

—Este número 18 euros en librerías. El precio varía según las páginas. Y a los suscriptores les sale más barato

—Llevan ocho años en la calle, pero siguen siendo desconocidos.

—Son temas minoritarios y tenemos una capacidad limitada de darnos a conocer. Carecemos de ayudas y es el editor, Manuel Baile, una especie de mecenas moderno, el que las pone.

—¿Algún tema en el tintero?

—Pues no. A pesar de ser una revista pequeña, de pueblo, solo nos ha rechazado la CUP. Fue para el número 14, sobre la cuestión catalana, cuando pedimos a los representantes de los partidos en Cataluña que escribieran sus posturas.

—¿Cuál será el tema del número 16?

—La violencia en el siglo XX en Europa y Oriente Medio.