+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

dobles parejas

Isabel Lostao: «Lo importante para tener un rostro bello es la constancia»

 

Isabel Lostao. - LAURA ROMEO

Marian Navarcorena Marian Navarcorena
04/06/2019

Referente nacional y pionera del mundo de la estética desde su Zaragoza natal, a sus 71 años ha recogido el galardón honorífico de los VII Premios Look, organizados por Ifema, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

—Enhorabuena. El premio le llega recién cumplidos sus 50 años de profesión.

—Muchas gracias. Estoy muy contenta porque es un honor muy grande. Es un reconocimiento a mi esfuerzo, pero la verdad es que no me lo había planteado nunca. El año pasado celebramos los 50 años y fue un éxito. No tuvo repercusión porque quizás no le di la importancia que tenía. Todas las casas se volcaron en acompañarnos y acudieron 400 personas. Ahora, estoy disfrutando de lo que he creado con mi equipo y, sobre todo, con mi hija, Ana Puelles, que lleva la dirección y la gestión y sin la que todo esto no sería posible. Pero no me jubilo porque me gusta estar ahí con la misma alegría.

—¿Cómo empezó en este mundo?

—A mis padres les propusieron que mi hermana y yo estudiásemos estética y peluquería. Era cuando empezaba a despuntar la estética. Dudé entre enfermería o estética. Pero creo que desde pequeña ya me gustaba esto. Estudiamos dos años y cada una escogimos una rama. En Barcelona tuve una profesora y en Zaragoza conocí a otra maravillosa con la que empecé a ir por los domicilios. Con ella aprendí muchísimo. Luego entré a trabajar en la parte de estética de una peluquería de alto standing y fue lo más.

—¿Cómo se cuidaban entonces aquellas mujeres?

—La verdad es que se cuidaban poco. En la peluquería donde trabajaba se tomaban rayos uva, teníamos unas cintas vibradoras solo para el cuerpo, hacíamos faciales y fuera de cabina manicuras, pedicuras y masaje corporal.

—Usted ha ido siempre adelantada.

—Es verdad que introduje la cera fría en Zaragoza. Luego, la depilación eléctrica con agujas. Colaboré con empresas de aparatología para desarrollar prototipos. También fui de las primeras en utilizar la micropigmentación. Y cuando me establecí, realmente a lo que me he dedicado ha sido solo a los faciales.

—¿Cuál es el tratamiento más eficaz?

—El masaje facial bien hecho es importantísmo, porque la piel evoluciona cada día. Habría que combinarlo con aparatos y todo ello a la medida de cada cliente.

—¿Es caro mantener un rostro bello?

—Es como ir a la peluquería, hay quien le da muchísima importancia y quien no le da ninguna. No se trata del dinero, porque el precio varía según el tratamiento. Lo importante es la constancia.

—Hay una guerra de precios en belleza.

—Nunca he hecho un descuento o un bono. Porque mi trabajo es el mismo el primer masaje que el último. Yo no batallo con los precios. Mi equipo es bueno, la calidad de los productos es excelente, todo en monodosis, todo desechable…

—¿Acuden hombres?

—Los caballeros, que ya acudían a las depilaciones, están empezando ahora con los tratamientos faciales y corporales.

—¿Por qué debemos cuidarnos?

—Porque la piel es imagen, pero también es salud. Ahí están, por ejemplo, las protecciones solares.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla