+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CONTRACORRIENTE

Miguel Deza: «Hace tiempo que no importa tener una voz preciosa en radio»

Es director de voces en Resonar, un proyecto de comunicación sonora independiente donde trabaja junto a José María López Alcoitia, Chusé Fernández (que participan en la conversación) o Stel García. Hoy celebran el Día Mundial de la Radio.

 

Miguel Deza en los estudios de Resonar. - Ángel de Castro

Marcos Calvo Lamana
13/02/2021

¿A qué se dedican en Resonar?

A la elaboración de podcasts para los clientes que lo solicitan. Un podcast no deja de ser radio, pero a la carta. Da igual que sea una emisora que necesita un programa o una empresa de logística que quiere comunicarse con su público y a la que se le elabora un podcast corporativo.

¿Quiénes son esos clientes?

Pues el año pasado fue escandaloso, porque en plena pandemia estábamos haciendo la Guía Repsol en audio. Y Audible, la plataforma de podcast de Amazon, contactó con nosotros a raíz de haber sido finalistas en el Prix Europa 2020 y haber ganado los Latin Podcast Awards en el 2019.

Cuéntenme sobre alguno de esos ‘podcasts’.

Junto a la Guía Repsol, creo que lo más notorio que hemos hecho hasta el momento es La Lección: un serial radiofónico que, actualmente, es el más escuchado en la principal plataforma de podcast francesa, Sybel.

¿De qué trata?

Sobre un chico que está siendo acosado en el colegio y se mete por internet para ver qué puede averiguar sobre su situación. Contacta con un agente que le lleva por un determinado camino… Y no te puedo contar demasiado… (ríen), pero la cosa no acaba bien del todo. Ya está traducido al francés, y también nos compraron los cuentos que grabamos desde casa en el confinamiento.

Hablando del confinamiento, ¿ha supuesto una explosión del formato?

Sin duda. De hecho, un problema ya enquistado en España es la pérdida de oyentes en radio. Cada año se pierden más y, sin embargo, el consumo de podcasts está subiendo en un proporción mucho más alta. Eso significa que la gente sigue teniendo ganas de escuchar cosas. 

Entonces, cualquiera puede crear un ‘podcast’ desde su casa. ¿Cuáles son los ingredientes para que sea de calidad?

Una producción muy artesanal y profesional: buscar a un gran guionista, seleccionar las voces, grabar con una dirección específica y que una persona ajena a todo ello se encargue de la posproducción.

Más ingredientes.

Conocimiento de la materia y de la herramienta. Como dices, cualquiera puede hacer un podcast. Podríamos estar ahora mismo emitiendo esta conversación en directo con un móvil. Pero claro, tan importante es lo que contamos como la forma de contarlo, que debe ser profesional. Y quiero añadir que ahora, cuando hablamos de radio y podcast, hablamos de comunicación sonora, ya que el podcast está cubriendo muchos aspectos de la radio convencional. Incluso muchas emisoras de radio están haciendo podcasts que ni siquiera emiten en parrilla.

Pues si hablamos de comunicación sonora, hablamos de la voz. ¿Es cierto eso de que no importa la voz sino la personalidad?

Eso es absolutamente cierto. Con una voz normal y corriente como la que tenemos todos se puede comunicar con presencia, entusiasmo, conocimiento o carisma. Hace tiempo que no importa tener una voz preciosa en radio. Igual que Gemma Nierga, que conecta con el oyente. ¡O el Gran Wyoming!

¿De dónde nace Resonar?

Nace como un proyecto que aglutina a personas que pasaron por los cursos de radio del Centro de Tecnologías Avanzadas, con la creación de Tea Fm, como un proyecto de formación independiente y paralelo a los grados de periodismo que se ponían en marcha en Zaragoza en aquel momento. Se intentó la mente a personas interesadas en la comunicación sonora cuando hace  12 años se empezaba a hablar de radio on line, de podcasts, etc. Pero de una forma mucho más creativa: experimentación sonora, recuperación de la ficción sonora. También fuimos los primeros en implementar una radio on line en alta fidelidad, es decir, una calidad de sonido equiparable a la frecuencia modulada. Hemos sido, y no sé si es bueno o malo, los primeros en muchas cosas.

¿Cómo se aprende radio? ¿Hay directrices?

Hay muchas formas de hacer radio, no solo la tradicional, que es la periodística. No toda la radio es periodismo. En radio se puede hacer ficción sonora, que ha sido un programa muy escuchado toda la vida. Lo más importante es tener conocimiento sobre lo que se está produciendo y producirlo bien.

Me decían que eran los primeros en muchas cosas. ¿En que serán los próximos primeros?

Tenemos muchos campos abiertos. Una cosa que está casi a punto es poner una plataforma educativa de radio, porque nos la solicitan. El siguiente frente que habría que abrir es que las empresas, asociaciones, entidades culturales, ayuntamientos descubrieran las posibilidades de comunicación sencilla, accesible y rápida que es el podcast. Y apoyados siempre por profesionales que saben hacerlo. Hace unos años, la gente se preguntaba que para qué iban a querer una página web de su empresa; hoy no se concibe que no la tengan. Pues lo mismo va a pasar por el podcast corporativo. Se dirá: ¿Qué tipo de empresa es esta que no se fía de contarnos lo que hace? De hecho, esos primeros podcasts corporativos nacieron en EEUU de empresas tan grandes como Ford, donde sus ingenieros de diseño explicaban a través de un podcast en qué dirección iban a ir los nuevos Focus, o por qué se estaba trabajando en unos motores especiales… Y no lo contaba un locutor con muy buena voz, no. Lo contaban los propios ingenieros explicando en qué estaban trabajando. Ese formato en el que las propias empresas hablan de lo que saben es el siguiente paso.