+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

dobles parejas

Moon Ribas: «La Tierra es la coreógrafa y yo interpreto los datos que me da»

 

Moon Ribas: «La Tierra es la coreógrafa y yo interpreto los datos que me da» - LARS NORGAARD

Daniel Monserrat Daniel Monserrat
11/02/2019

La artista se implantó un sensor en el pie que le transmite los movimientos sísmicos de la Tierra a través de vibraciones y, ella, los convierte en danza y percusión. El próximo 22 de febrero traerá sus performances a Etopia.

—¿De dónde le viene su relación con los terremotos?

—Cuando estudiaba danza y coreografía me dí cuenta de que un movimiento puede ser creado o puede ser encontrado. Hay muchas cosas que se mueven que no podemos percibir y ví que uniéndome a la tecnología podía percibir estos movimientos imperceptibles que forman parte de nuestra naturaleza pero que no sentimos. Hice varios proyectos pero, al final, quería algo más universal, que mi movimiento no dependiera de la gente y pensé ‘si estuviera sola en el mundo, ¿cómo podía percibir el movimiento?’ y me di cuenta de que la Tierra está continuamente en movimiento, no solo gira sino que se sacude muy a menudo a través de terremotos. Es algo fascinante porque es un movimiento enorme, muy natural y al mismo tiempo imperceptible la mayoría de veces.

—¿Ha cambiado su forma de estar en el mundo desde que tiene el sensor?

—Claro, es muy distinto saber que la Tierra se mueve que notar que la Tierra se mueve, ahora me siento mucho más conectada a ella. Creo que si todos percibiríamos la Tierra de otra manera, quizá tendríamos más empatía con nuestro planeta.

—¿A qué se refiere concretamente?

—El sensor me ha hecho percibir la cantidad de terremotos que hay durante todo el tiempo y me ha hecho cuestionarme cómo vivimos nosotros. ¿Cómo hemos creado las ciudades y dónde, cómo hemos construido ciudades tan grandes en sitios al borde de las placas tectónicas es que en realidad son sitios muy peligrosos donde vivir? Tenemos que volver a aprender a vivir a nuestro propio planeta.

—Con sinceridad, ¿puede dormir?

—Al principio me tuve que acostumbrar porque todo el rato estaba pendiente. Si hablaba cuando vibraba paraba de hablar o por la noche me despertaba más a menudo pero ahora ya forma parte de mí aunque también te digo que yo duermo profundamente. Lo que he hecho es añadir un nuevo latido a mi cuerpo, ahora tengo el del corazón y el de la Tierra, que lleva su propio ritmo.

—¿Cómo transmite las vibraciones de los terremotos en arte?

—Por ejemplo, mi performance Waiting for earthquakes es como una sala de espera en la que el público y yo esperamos a que la Tierra se mueva y cada vez que hay un terremoto yo me muevo según su intensidad y si no hay terremotos no hay danza. Algunos espectadores están preocupados por eso pero siempre se mueve la Tierra. Es una pieza en tiempo real así que puede durar minutos u horas, es un dueto entre la Tierra y yo. Ella es la coreógrafa de la pieza y yo solo interpreto los datos que me da.

—¿Le afecta cuando los terremotos causan tragedias?

—En el 99% de los terremotos que existen no pasa nada malo. Pero cuando pasa… mi primera vez fue el del Nepal y me generó una sensación muy mala, me sentía conectada a ese movimiento y a la gente que lo sufrió y al mismo tiempo estaba lejos. Fue una sensación muy desagradable, me sentía hasta culpable.