+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DOBLES PAREJAS

Niña Pastori: «Cuando hay ganas, las cosas siempre salen más bonitas»

 

Niña Pastori. - EFE / RODRIGO JIMÉNEZ

Adriana Oliveros Adriana Oliveros
21/11/2018

Sigue siendo María. Como Niña lleva 2 millones de copias vendidas y 23 años de carrera. Hoy actúa en la gala benéfica ‘¡En marcha! Música x el cáncer infantil’ en la Multiusos de Zaragoza, con David de María, El Langui o Poty.

—¡Menudo lío han montado en Zaragoza! David de María, El Langui, El Kanka, Marta Soto, El Niño de la Hipoteca y usted actúan con Poty y Gabino Diego de presentadores...

–Pues se trataba de montar lío y nos alegramos todos muchísimo. La verdad es que sobre ese escenario hay de todo, sí (risas). Así moveremos aún más gente. Que es lo que queríamos, porque la causa lo merece.

–La causa, promovida por la Fundación Sesé y la Fundación La Fuerza del Corazón de Alejandro Sanz, es construir un cine para los niños del Infantil del hospital Miguel Servet.

–Pues sí. Y para mí, imagínate. Actuar aquí era algo para lo que tenía que sacar tiempo. Cuando se trata de niños, el sentimiento sale de una manera más fuerte. Cuando piensas en según qué situaciones, te dan escalofríos. Y más si tienes la suerte de ser madre, y de dos niñas sanas, como es mi caso. Pensando en el proyecto me acordaba de lo que a ellas les gusta ir al cine conmigo. Es un momento muy especial. Así que me pareció que la iniciativa era preciosa.

–Supongo que encajar el concierto de hoy en Zaragoza habrá sido auténtico encaje de bolillos. Ahora está con su gira ‘Bajo tus alas’ y con ese disco ‘Realmente volando’, que grabó en directo con un montón de artistas en el Teatro Real.

–Hemos estado de gira por toda España y seguimos. Pero estoy súper contenta con la reacción. Y lo del disco ha sido increíble. El poder escuchar a otros cantantes con mis canciones; hacerlas en su voz y en su forma ha sido una maravilla. Especialmente, con compañeros a los que admiro tanto. Este disco ha sido un poco un alto en mi carrera, pero es que ya llevo 23 años...

–23 años desde su primer disco, pero empezó a cantar antes, con su madre, que también cantaba...

–Ella sí que era una artista completa. Cantaba, bailaba... Y era muy graciosa. La gente con ella se reía y se emocionaba. Yo iba acompañándola. Y me di cuenta de que esto me gustaba mucho.

–Pero ha tenido muchos más ángeles de la guardia. Camarón o Alejandro Sanz, nada más y nada menos.

–He tenido la suerte de tener a gente alrededor que me ha cuidado y me ha protegido mucho. Eso lo digo siempre.

–También tiene canciones que forman parte de nuestra memoria colectiva. Estoy por preguntarle si, para esta noche, ya sabe ‘qué vestío ponerse’...

–(risas) Mira, eso es maravilloso, ser parte del público. La gente me saluda por la calle y mis niñas dicen que si me conocen...

–¿Qué proyectos tiene?

–De momento, estoy apañada (risas). El 5 de diciembre estaré en Madrid, en el Wikizenter. Y acabo el año, los días 27 y 28, en Barcelona. Pero creo que el mes de enero me lo han dado libre (risas).

–¿Aún le quedan nervios en el cuerpo?

–Claro. En Zaragoza, saldremos al escenario muy sensibles y con muchas ganas... Y cuando hay ganas, las cosas siempre salen más bonitas.