+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

dobles parejas

J. Carlos Higueras: «Si no lo disfrutáramos, sería imposible salir al escenario»

 

Mariano Bazco y Carlos Higueras, en una imagen promocional. -

Adriana Oliveros Adriana Oliveros
18/07/2019

Con Mariano Bazco, forma la tripulación de los Starkytch, pinchadiscos que reivindican este término y que han hecho de lo ‘vintage’ un sello. Hoy serán la guinda en la recreación con la que se reivindica la Estación de Canfranc.

—¿Hoy viajan en el tiempo con la recreación de Canfranc 1928?

–Nos llamaron para actuar y se nos ocurrió preparar algo diferente, como un viaje en el tiempo. Sobre el escenario, nosotros hoy seremos dos viajeros que llegan del futuro a la Estación Internacional de Canfranc en 1928, para luego explicarles lo que les espera en los años 70, los 80, los 90... Y veremos lo que pasa por el medio. Porque el concepto Starkytch abarca todo lo que nos parece curioso, lo que ocurre en el escenario...

–Y, además, hoy tendrán colaboradores y refuerzos, en un escenario que tiene que ser un auténtico lujo.

–Vienen Cardiaca y Plástica, dos actrices y cantantes muy conocidas, con un repertorio años 20 que va a sorprender. Y Yago de Mateo, videojockey y performer que viene habitualmente con nosotros. La tripulación que va a llegar a Canfranc va a conseguir un viaje interesante. En 20 años hemos actuado en sitios grandes y pequeños, pero esto es una vez en la vida. Estamos dentro de la estación, en el vestíbulo. En un lugar que va a viajar un siglo atrás. Por eso mismo, nos vinimos arriba en lo creativo y hemos pensado hacemos un espectáculo único.

–Más allá de la obligación, ustedes tienen pinta de pasárselo bien en escena.

–Esto no deja de ser un hobby. Pero, después de 20 años, lo hemos profesionalizado. Si no lo disfrutáramos, sería imposible que saliéramos al escenario y mucho menos con ese espíritu. El público se contagia y nosotros lo hacemos de ellos.

–Su universo no es solo el de un grupo de música: han hecho programas de radio, han hecho ‘Ratones y Vinilos’ en Aragón TV, tiene una tropa de seguidores en redes sociales...

–A mi me gusta el diseño gráfico, colecciono cómics, soy creativo, como profesión, y director de Comunicación del Teatro de las Esquinas. Mariano es diseñador gráfico e industrial y le pasa lo mismo. En nuestras cabezas tenemos miles de cosas y se juntan cuando pensamos un espectáculo. O en crear cosas. Somos esponjas, con mil proyectos. Yo ahora estoy escribiendo un cuento para niños y, en nuestro universo, han entrado la radio y la tele, y quizás vuelvan.

–Claro... Ustedes, fuera del escenario, tienen otra vida, son gente normal.

–Y la gente se sorprende, aunque nuestras vidas normales lo son entre comillas, porque nos permiten hacer cosas increíbles.

–Por cierto, ¿cómo nació Starkytch?

–Mariano Bazco y yo nos conocemos de Alagón. Éramos los raros, teníamos colecciones de música de los setenta. Él se fue a Londres, fui a verlo y vimos que allí había mucha cultura de club. Al volver a España hicimos una fiesta dedicada a aquella época. Tuvo tanto éxito que hicimos una segunda. Y así, hasta ahora...

–En 20 años, suman un montón de premios y de escenarios. Elija uno.

–Nos hace mucha ilusión estar nominados siempre en los premios de la Música como Mejores djs... También nos haría ilusión ganarlo (risas). Pero, sobre todo, el premio Talento que nos ha concedido Alagón y que nos dieron hace nada. Estar ahí con nuestra gente... Eso queda.