+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Emoción en la fiesta de San Cristóbal

Los priores se encargan de organizar una fiesta cuya romería está declarada de Interés Turístico en Aragón

 

Los vecinos de Munébrega, de camino a la ermita. - Foto:A.E.CERVIÑO

Los priores se encargan de preparar las fiestas de San Cristóbal. - Foto:A.E.CERVIÑO

Los vecinos de Munébrega, de camino a la ermita.Los vecinos de Munébrega, de camino a la ermita. 01/08/2011

Munébrega celebró las fiestas en honor a San Cristóbal el 10 de julio y en especial la romería, declarada de Interés Turístico de Aragón desde el 6 de marzo de 1996.

Como cada año la festividad del patrón comienza con la elección de los 17 priores, que este año fueron cuatro hombres y trece mujeres. El primero de la lista es el que se encarga de organizar la fiesta, siempre contando con la opinión de los demás priores, siendo por este año Alejandro Gormedino Hernández.

De esta forma, priores y prioras se encargan de limpiar la ermita del santo unos días antes de la fiesta, adornar y limpiar las imágenes del santo y preparar el remolque con ramas de chopo, banderines, etc, en el cual suben los priores, los músicos y el santo al cerro.

Ya el día de San Cristóbal, la jornada comienza por la tarde cuando los priores dan una vuelta por el pueblo, acompañados de música, para que la gente sepa que comienzan las fiestas. Al terminar, los priores acuden a las Completas que hay en honor al santo. A continuación, se cena todos juntos y sobre las 23.30 horas se da la primera vuelta al municipio bailando el Ton de San Cristóbal para terminar en las piscinas, donde comienza la música.

El domingo, sobre las 06.30, se empieza a preparar las cosas para subir al cerro. Primero suben los acompañantes de los priores, que esperan al santo y a los priores en la ermita y donde a su llegada se lanzan caramelos y peladillas. Seguidamente, una vuelta bailando alrededor de la ermita y a las 08.30 comienza la eucaristía. Sobre las once se saca al santo de la ermita y se empieza la bajada hasta el pueblo, que dura entre cuatro o cinco horas, y durante todo el trayecto los vecinos no paran de bailar al ritmo del ton.

Durante la bajada hay dos paradas obligatorias, una en la ermita de la Virgen del Mar y de la Cuesta para cantarle la salve y otra en el cementerio para guardar un silencio y rezar a los que ya no están con ellos.

Durante toda esa bajada se va acompañado de un remolque con bebida fresca para que se haga más ameno el calor.

Al llegar al pueblo se celebra la tradicional rifa, en la que cada uno ofrece lo que puede, y ese dinero va destinado al santo. Al finalizar, se lee la lista de los priores para el año siguiente.

Para terminar, se coge al santo, los dos pendones y la vara y se llevan hasta la iglesia, que es de donde salió a las 6 de la mañana y desde donde no volverán a salir hasta el próximo año. A ritmo del repetitivo ton, se meten en la iglesia y es un momento donde toda la emoción recorre el cuerpo y no se puede evitar soltar unas lágrimas.

Por la tarde, a las 19.30 horas la música y merienda están presentes en la plaza para todo aquel que quiere acercarse y ahí es cuando termina la fiesta.

Las crónicas iniciaron su andadura en el año 2000 con el objetivo de convertirse en un referente informativo de una delimitación territorial viva, ilusionante y dinámica en sus planteamientos. Es una propuesta editorial que nació con la ilusión que aporta la novedad, pero sobre todo con el compromiso de prestar un servicio a todos los vecinos que habitan o visitan los municipios de la comarca.

Su finalidad es dar a conocer, difundir, proyectar y comunicar los acontecimientos y hechos noticiosos que se produzcan en la comarca desde el rigor y la objetividad a través de periódicos mensuales o bimensuales que se distribuyen por la zona de forma gratuita. Es por ello un proyecto informativo pionero y novedoso y es innovador en cuanto a su configuración y su estructura, donde domina una profunda vocación local y comarcal en sus contenidos.

Coordinador editorial: Alicia Revuelta
Edita: Prensa Diaria Aragonesa. Hernán Cortés 37. 50005 Zaragoza.
Redacción: Rafael Rojas y Mari Carmen Soler (976 700 400).
Maquetación: Domingo Martínez.
Jefe de Publicidad: Ignacio García (976 700 464).

Depósito Legal: Z-2562-2001.
Correo electrónico: cronicas@aragon.elperiodico.es
Periodicidad: mensual.

Calatayud / Aranda