+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ATECA Era un personaje público o chivo expiatorio sometido al escarnio de los vecinos, quienes le culpaban de los males ocurridos

La Máscara del bien y del mal

 

Para San Blas y la Máscara se enciende una hoguera. - Foto:R.C.

La Máscara es una fiesta tradicional muy arraigada en Ateca. - Foto:R.C.

10/02/2004

Más de un centenar de niños subieron el 2 de febrero al cerro de San Blas en Ateca para esperar la aparición de la Máscara. Al divisar las bandas rojas y amarillas de su vestimenta, los pequeños echaron mano a los cajones de manzanas para intentar abatirla. Antiguamente, sus abuelos la recibían en ese mismo lugar, pero con piedras. Tras acompañar a la imagen del patrón por las calles de Ateca, la Máscara se bendice en la ermita de San Blas y encara la subida del cerro con la única protección de un escudo.

Se trata de una tradición ancestral, declarada de Interés Turístico Regional, que junto al "cipotegato" de Tarazona o la "contradanza" de Cetina transmiten costumbres antiguas, que aunque ya no conservan su sentido original soportan el paso de los años. La Máscara de San Blas guarda también relación con las botargas o mascarones de pueblos de la Alcarria y Extremadura, sin obviar su componente carnavalesco. En sus orígenes era un personaje público o chivo expiatorio sometido al escarnio de los vecinos, quienes le culpaban de los males. Algo así como con los designios de los dioses en la mitología clásica. También aquí, aunque los vecinos le insultan y vilipendian, la Máscara les ofrece su protección con un suave golpe de la cobertera.

Uno de los insultos que se le decían antiguamente era "engulema", con el que se alude probablemente al duque de Angulema, quien con los Cien Mil hijos de San Luis abortó las libertades otorgadas en la Constitución de Cádiz en 1812. Otro poso histórico que pervive es la canción del puente de Alcolea, que entona el coro de niños, una vez que la Máscara consigue encumbrar el cerro. Esta canción se refiere, según el historiador Paco Martínez, a la batalla del puente de Alcolea entre realistas y liberales, y por la cual tuvo que salir de España Isabel II. Además, esta celebración ha contado con distintas interpretaciones. En la II República se suprimió dos años por su componente religioso.

Otro momento estelar es la gran hoguera que se enciende en la plaza la noche de las vísperas. Numerosos vecinos se congregan para ver la máscara y saltar la lumbre, aunque los más pequeños disfrutan más con la salida de la Máscara por las calles, y miden su "valor" robándole los cascabeles de su traje. A la Máscara se le increpa y se le encierra en las viviendas, mientras se defiende con el sable y la corbetera. Son las reglas del juego. Para evitar riesgos, el ayuntamiento de Ateca pide que no se le pierda a la Máscara el respeto, ni al individuo que la representa.

R.CRISTOBAL

Las crónicas iniciaron su andadura en el año 2000 con el objetivo de convertirse en un referente informativo de una delimitación territorial viva, ilusionante y dinámica en sus planteamientos. Es una propuesta editorial que nació con la ilusión que aporta la novedad, pero sobre todo con el compromiso de prestar un servicio a todos los vecinos que habitan o visitan los municipios de la comarca.

Su finalidad es dar a conocer, difundir, proyectar y comunicar los acontecimientos y hechos noticiosos que se produzcan en la comarca desde el rigor y la objetividad a través de periódicos mensuales o bimensuales que se distribuyen por la zona de forma gratuita. Es por ello un proyecto informativo pionero y novedoso y es innovador en cuanto a su configuración y su estructura, donde domina una profunda vocación local y comarcal en sus contenidos.

Coordinador editorial: Alicia Revuelta
Edita: Prensa Diaria Aragonesa. Hernán Cortés 37. 50005 Zaragoza.
Redacción: Rafael Rojas y Mari Carmen Soler (976 700 400).
Maquetación: Domingo Martínez.
Jefe de Publicidad: Ignacio García (976 700 464).

Depósito Legal: Z-2562-2001.
Correo electrónico: cronicas@aragon.elperiodico.es
Periodicidad: mensual.

Calatayud / Aranda
 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla