+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ANIÑON En la calle De en Medio se ha abierto un gran socavón que ha afectado a un edificio de viviendas

La otra "Casa azul"

 

Edificio afectado en la calle de En Medio de Aniñón. - Foto:R.C.

Las viviendas se ubican en el casco urbano de Aniñón. - Foto:R.C.

10/02/2004

Unos cimientos que ceden de forma inesperada, un socavón que se abre en mitad de la calle, una calle cortada durante varias semanas, una casa que hay que derribar, varias familias que viven su particular drama- pero no estamos hablando de la "casa azul", no al menos de la que se encuentra en la Calle Justo Navarro de Calatayud, porque también esta casa, como si se tratase de una paradoja, tiene parte de su fachada de ese color.

Los hechos se remontan al pasado 3 de diciembre del 2003, apenas un mes después de que sucediera lo mismo en Calatayud, y ocurrieron en el municipio de Aniñón, a sólo diez kilómetros de la ciudad bilbilitana. Los cimientos de una casa de la calle De en Medio -ese es su nombre-- se quedaron virtualmente en el aire. Algunos vecinos tuvieron que salir de sus hogares ante el peligro real que les acechaba. Una avería en una tubería de abastecimiento, provocada según los técnicos por el desgaste que había hecho del terreno el mal estado de la red de alcantarillado, provocó que se abriera un gran socavón en los cimientos del edificio dejando la estructura de varias viviendas sin casi apoyo.

Afortunadamente, la casa que sufrió mayores daños, la que está abocada irreversiblemente al derribo, se encontraba deshabitada, aunque no así las viviendas colindantes, igualmente amenazadas. Purificación Lázaro, que vive en el número 54 de esta calle de Aniñón, tiene un dormitorio desalojado por el temor que le infunden las grietas que alcanzan prácticamente desde el techo hasta el suelo. La vecina del número 46 ha tenido todavía peor suerte -explica Purificación--, en su caso tiene varias habitaciones afectadas por las grietas. La solución también pasa o bien por el derribo, o bien por inyectar hormigón para intentar que asienten los cimientos actuales, al igual que se hizo en la casa azul de Calatayud.

José Manuel Sebastián Roy, alcalde del municipio, asegura que los daños están cubiertos por el seguro de responsabilidad civil que tiene suscrito el ayuntamiento, el cual fue renovado hace poco tiempo y tiene una póliza de gran envergadura. En todo caso, como alcalde no puede ocultar la inquietud que siente por la preocupante situación en la que se encuentran algunos de sus vecinos.

De momento nadie les ha obligado a abandonar sus hogares, como les sucediera a los vecinos de los bloques de Justo Navarro, pero tampoco han aparecido en los medios de comunicación, quizá porque no se trata de cincuenta familias o quizá porque en lugar de residir en una ciudad se encuentran en un pueblo. Purificación reconoce que siente miedo, que está preocupada porque han pasado ya dos meses y no se ha hecho nada. La calle de En Medio está cortada, pero eso no preocupa en exceso a las administraciones, porque la calle de En medio no tiene locales comerciales, ni repercusión mediática, dicen los vecinos. Sólo tiene bodegas y no lleva a ninguna parte.

R. CRISTOBAL

Las crónicas iniciaron su andadura en el año 2000 con el objetivo de convertirse en un referente informativo de una delimitación territorial viva, ilusionante y dinámica en sus planteamientos. Es una propuesta editorial que nació con la ilusión que aporta la novedad, pero sobre todo con el compromiso de prestar un servicio a todos los vecinos que habitan o visitan los municipios de la comarca.

Su finalidad es dar a conocer, difundir, proyectar y comunicar los acontecimientos y hechos noticiosos que se produzcan en la comarca desde el rigor y la objetividad a través de periódicos mensuales o bimensuales que se distribuyen por la zona de forma gratuita. Es por ello un proyecto informativo pionero y novedoso y es innovador en cuanto a su configuración y su estructura, donde domina una profunda vocación local y comarcal en sus contenidos.

Coordinador editorial: Alicia Revuelta
Edita: Prensa Diaria Aragonesa. Hernán Cortés 37. 50005 Zaragoza.
Redacción: Rafael Rojas y Mari Carmen Soler (976 700 400).
Maquetación: Domingo Martínez.
Jefe de Publicidad: Ignacio García (976 700 464).

Depósito Legal: Z-2562-2001.
Correo electrónico: cronicas@aragon.elperiodico.es
Periodicidad: mensual.

Calatayud / Aranda
 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla