+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

UN PASEO POR LA HISTORIA DE CASABLANCA

El agua, siempre vinculada al histórico barrio

El Canal Imperial ha definido el diseño urbanístico de la zona

 

La urbanización de Las Nieves fue pionera en Aragón por su diseño. - Foto:SERGIO SANZ

Las esclusas del Canal Imperial son un elemento diferenciador del barrio de Casablanca. - Foto:SERGIO SANZ

NURIA ASÍN nasin@aragon.elperiodico.com
06/03/2013

El diseño urbanístico del actual barrio de Casablanca Histórico cuenta con años de historia ligada al agua. Así, en la primera mitad del siglo XX fue un barrio rural de la ciudad de Zaragoza que, al crecer ésta, poco a poco fue acercándose a ella, hasta integrarse plenamente en el casco urbano a partir de 1970. Comienza aquí la historia de una zona de la ciudad que se desarrolla paralela a la llegada de las aguas del Canal Imperial de Aragón, que marca su trazado y define las singularidades de este barrio zaragozano, tan ligado al agua. Así, su nombre deriva del edificio de color blanco situado junto a las esclusas del Canal Imperial de Aragón, mandado construir por Pignatelli.

La existencia de esta fuente de agua hizo que la zona fuera fértil y verde. De ahí que ya en 1860 una guía de Zaragoza definía Casablanca como "un ameno y delicioso sitio de recreo, rodeado de alamedas, arbolados y sotos, que invitaba al esparcimiento y al disfrute de las delicias del campo", un barrio que se situaba cerca del Canal Imperial, en las inmediaciones de la carretera de Valencia.

La ciudad va creciendo. Así, una vez transcurrida la Exposición de Los Sitios, de 1908, se aprovecha el paseo de Casablanca para plantar árboles que proporcionarán sombra, frescura y belleza a la zona de esta nueva parte de la ciudad en crecimiento. Así, esta amplia zona verde se extiende desde el otro lado del Canal Imperial, por los actuales Pinares de Venecia, hasta lo que es Casablanca Histórico. De este modo, se configuró un amplio parque comprendido entre el Canal y el río Huerva, con acceso por el puente Trece de Septiembre, que se convirtió en uno de los parajes más bellos de España.

En la obra de García Mercadal, 'Zaragoza en tranvía', publicada en el año 1908, se hace una descripción de esta zona urbana, narrada al contemplar la panorámica que disfrutaba un pasajero en este medio de transporte --ahora recuperado-- una vez llegado a las proximidades del cementerio de Torrero. Explica este texto que dada la configuración desigual del terreno, "pasado cierto hotel cuyo nombre hace juego con su destino, se divisa a la derecha un esplendente paisaje de amplio y extenso horizonte, en cuyo fondo se perfilan imprecisos el poblado de Casa Blanca y los montes de Valdespartera". El relato continúa: "Entre el boscaje aparecen multitud de pequeños edificios, torres y casas de campo que pueblan la huerta y, entre éstos, de trecho en trecho, sobresalen los altos minaretes de algunas chimeneas, que van lanzando borbotones de un humo denso que esparce lentamente por la inconmensurable techumbre celeste". La vista de este paisaje "que por lo variado y extendido parece un gran lienzo panorámico, infunde un sentimiento de bienestar, cierta deliciosa plenitud de vida, formada por las impresiones que arrancamos a la naturaleza puesta ante nuestros ojos".

Esta visión idílica fue poco a poco ampliando sus fronteras para ir acogiendo servicios y viviendas. Así, sobre el año 1960 comenzó a erigirse una urbanización puntera en el barrio, Nuestra Señora de las Nieves, vulgarmente conocida como 'Las Nieves'. Fue la primera promoción de vivienda de protección oficial construida en Zaragoza y Aragón que planteó una configuración de bloques alrededor de una plaza con equipamientos comunes de zonas verdes e incluso calefacción central. El hecho de estar situada en la margen derecha del Canal Imperial de Aragón, aislada del resto del barrio, junto a la configuración social del mismo y a los fuertes vínculos de relación entre los vecinos hizo que el ambiente que se respiraba en sus calles se asemejara al de una pequeña población. Un sentimiento que todavía vive en el barrio, donde es frecuente ver a vecinos que charlar en sus calles, plazas y parques, especialmente, los más mayores, dado que Casablanca Histórico se caracteriza por una población con edad avanzada. Algo diametralmente opuesto a lo que sucede en Valdespartera, Rosales del Canal y Arcosur, tres barrios que pertenecen a este distrito zaragozano, donde el perfil son parejas jóvenes con niños.

Actualmente, Casablanca es uno de los 15 distritos municipales de Zaragoza, situado en la zona sur de la ciudad. Es, por su extensión, de 66,19 kilómetros cuadrados, el más amplio de los que configuran el mapa de la capital aragonesa, y el segundo más poblado, después de Delicias. En esta expansión tienen mucho que ver los recientemente creados barrios de Valdespartera, Rosales del Canal y Arcosur, así como el ya consolidado Montecanal. También pertenece a Casablanca el pequeño barrio de Santa Fe. Todos los detalles explicados más arriba se recogen en un libro que en 2001 publicó la AAV Tomás Pelayo.

Las crónicas iniciaron su andadura en el año 2000 con el objetivo de convertirse en un referente informativo de una delimitación territorial viva, ilusionante y dinámica en sus planteamientos. Es una propuesta editorial que nació con la ilusión que aporta la novedad, pero sobre todo con el compromiso de prestar un servicio a todos los vecinos que habitan o visitan los municipios de la comarca.

Su finalidad es dar a conocer, difundir, proyectar y comunicar los acontecimientos y hechos noticiosos que se produzcan en la comarca desde el rigor y la objetividad a través de periódicos mensuales o bimensuales que se distribuyen por la zona de forma gratuita. Es por ello un proyecto informativo pionero y novedoso y es innovador en cuanto a su configuración y su estructura, donde domina una profunda vocación local y comarcal en sus contenidos.

Coordinador editorial: Alicia Revuelta
Edita: Prensa Diaria Aragonesa, S.L. Hernán Cortés 37. 50005 Zaragoza.
Jefe de Publicidad: Ignacio García (976 700 464).

Depósito Legal: Z-1132-2012.
Correo electrónico: cronicas@aragon.elperiodico.com
Periodicidad: mensual.