+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PENTAGRAMA EN BLANCO

Zaragoza se cita con el jazz

 

Chus Fernández Chus Fernández
06/11/2018

Comentó durante una comida, Guillermo, con quien compartí escenario un par de temporadas, que le gustaba el jazz, pero no le gustaba Miles Davis. No recuerdo cómo siguió la conversación, ni siquiera si hubo más palabras después de semejante órdago. Considero a Miles el eje, la columna vertebral del jazz desde 1947, en que graba su primer disco como líder, hasta su fallecimiento en 1991, con un paréntesis de varios años a finales de los setenta del siglo pasado. Es, durante más de cuatro décadas, el dedo que señala hacia dónde va la música moderna. Be Bop, Cool, Hard Bop, Modal, Fussion, Jazz-Rock... Lo siento amigo Guillermo, empieza a escuchar jazz de verdad.

Este recuerdo me sirve para reflexionar sobre la cantidad de estilos que engloba esa palabra de origen controvertido: Jazz. Uno de los eventos en cuyo nacimiento encontramos, ¡cómo no!, a Miles, es en los festivales de Newport, precursores a mediados de los cincuenta de los festivales de jazz que se celebran en todo el mundo. También en nuestra ciudad, Zaragoza, tenemos uno de las más longevas citas de la península con la banda sonora del último siglo y pico.

En estos 34 años han pasado por aquí casi todas las figuras del jazz, si exceptuamos algún artista que se resiste, como Keith Jarrett. Hay dos aspectos que me gustan en modo particular de nuestro festival y que han mantenido las diversas direcciones del mismo: el primero es que se trata de un Festival de Jazz sin concesiones a otros estilos de música, que deben buscar otros escenarios. Creo que Miles y sus predecesores (también ̈jazzeros ̈ mas jóvenes) nos ofrecen un abanico de estilos suficientemente variado como para introducir sonidos que nada tienen que ver con el jazz.

El segundo es la participación de músicos de nuestra tierra, como teloneros o en espacios alternativos. Además, en la edición 35 (que se celebra durante todo este mes de noviembre) se va configurando un verdadero acontecimiento que no se limita a los conciertos en el Auditorio. Este año el escenario es toda la ciudad, desde la calle y el autobús a los distintos clubes que mantienen presente el jazz en directo durante todo el año. Lo de los abonos enteros o parciales me parece una idea genial. De momento, repasaré el programa y calentaré motores viendo el sábado al quinteto de Andrés Giménez en La Bóveda del Albergue y a D.H.D. en el Rock&Blues, el próximo domingo.

Tendríamos que hablar también de cine, tanto de la programación de la Filmoteca JAZZ CINEMA que diseña y dirige Roberto Sánchez como del Festival de Cine cuyo director es José Luis Anchelergues (Archi). Archi ha propiciado, junto a Jaime Borobia, director del Festival de Jazz, que ̈Un Perro Andaluz, ̈con música en directo de Chus Fernández y el trío EVO y con Roberto Sánchez cuidando la parte fílmica, sea el evento que conecta los dos festivales, el día 15 de noviembre en la sala Galve.

Presiento que este es el comienzo (o la continuación) de una hermosa amistad.

Chus Fernández es músico y agitador cultural.

̈Enlaces recomendados: