+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

UN PERRO GUARDIA CIVIL

El último ladrido de Marley

El perro de la Guardia Civil que descubrió restos biológicos en la nave de la banda de las citas de Pedrola, murió de un infarto

 

Marley en las instalaciones de la nave de Pedrola que empleaba la banda de las citas. - ÁNGEL DE CASTRO

L. M. G.
14/10/2019

Marley tan solo tenía 4 años, pero su hocico había ayudado a esclarecer casos como el asesinato y desaparición de Diana Quer, el crimen de Llanes o el niño Gabriel. Sus últimos trabajos no fueron algo baladí: el caso de la cabeza de Castro Urdiales o la banda de las citas que actuaba desde Pedrola. El domingo este perro de la Guardia Civil que era capaz de encontrar sangre de hace 30 años murió de un infarto. Abandonaba así a Juanma, su protector y guía, pero también a todo un cuerpo que confiaba en sus ladridos a pies juntillas.

Ocurrió el pasado 2 de octubre. Aquel día, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y la Unidad de Policía Judicial de la Comandancia de Zaragoza desarticulaban la banda de las citas, deteniendo a Candy A. L. y Mohamed A. D., tras asaltar a un vecino de La Almunia, a otro de Tudela y asesinar a vizcaíno José Antonio Delgado. Los arrestados tenían una nave en el polígono la Ermita de Pedrola. El desorden y la suciedad eran los protagonistas, pero ahí estuvo Marley.

Antes de que anocheciese, este perro de agua llegaba con Juanma. Iba sin atar porque, tal y como reconocen algunos agentes que estuvieron presentes en dicho registro, «era muy riguroso aunque parecía que todo era un juego para él». Le dejaron actuar, sorprendiendo a algunos miembros del benemérito instituto que no le habían visto trabajar antes. Ladró y eso indicó que había restos biológicos que recogieron los agentes para identificar el ADN.

Confirmaba así la declaración del vecino de Tudela que, a pesar de ir encapuchado, aseguró que le habían llevado a una nave y que allí le habían torturado. Lo supo, según reconoció a este diario en una entrevista, porque es un experto en sonido. Le habían puesto música para que sus gritos de dolor no fueran oídos en el exterior. Será el análisis del ADN el que determine si pertenecen a él o al fallecido, ya que los agentes creen que Delgado estuvo allí.

Marley era hijo de Hércules y de Lola. Su primer trabajo fue cuando se jubiló Elton. Buscó a Diana Quer en la nave en la que fue hallada.

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla