+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL GP DE ITALIA DE MOTOGP

Márquez maltrata a los italianos en Mugello

El heptacampeón de Cervera logra su 'pole' n 84, mientras los seguidores de Rossi no cesan de pitarle. Márquez compartirá una novedosa primera línea con Quartararo y Petrucci, mientras 'Vale' saldrá el 18

 

Marc Márquez (Honda) celebra, en Mugello, su pole nº 84. - AFP / FILIPPO MONTEFORTE

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
01/06/2019

Pues sí, lo volvió a hacer. Justo, justo, frente a la pancarta donde se puede leer “Bienvenido a casa de Rossi”, frente a la línea de meta del precioso, velocísimo y peligroso circuito de Mugello, en plena Toscana. Marc Márquez Alentá (Honda, 1.45.519 minutos, nuevo récord) ha logrado la ‘pole position’ en el Gran Premio de Italia, cosa que no hacía desde el 2014.

Y lo ha hecho con una jugada maestra, pegadito al colin del italiano Andrea Dovizioso (Ducati, 9º, a 0.774 segundos), su mayor adversario, aprovechando su aliento, su rebufo y sumando su ‘pole’ nº 84 en 192 grandes premios, promedio impresionante y que le coloca, por supuesto, al frente también de esa curiosa clasificación mundial, siendo el piloto que más veces ha liderado una parrilla de salida en toda la historia.
 
Marc Márquez abraza, hoy, a uno de sus mecánicos en el 'corralito' de Mugello. / AFP / FILIPPO MONTEFORTE

Márquez, que mañana (14.00 horas, DAZN) tendrá de compañeros de salida en primera fila a dos pilotos que buscan su cuarto de hora de gloria, el jovencísimo francés Fabio Quartararo (Yamaha, 1.45.733) y el veterano italiano Danilo Petrucci (Ducati, 1.45.881), mostró su enorme felicidad y la de todo su equipo, que dio una de las imágenes más felices de esta temporada, ya que todos ellos son conscientes de que lograr la ‘pole’ en casa de Rossi (y Dovizioso, y Petrucci, y ‘Pecco’ Bagnaia, y Andrea Iannone, y Franco Morbidelli) es muy importante y, también, una contestación a tantos pitos como recibe el heptacampeón catalán por parte de la marea amarilla que anima a Rossi cada vez que sale a pista o aparece en las pantallas gigantes del circuito, que son muchas, claro, al ser el gran protagonista del campeonato.

LA CAZA DE DOVIZIOSO

Márquez, que en su primer intento le hizo un interior a ‘Dovi’ impresionante (“no tenía más remedio pues iba en mi primera vuelta rápida y él frenó antes de hora”), reconoció que para apurar el segundo juego de neumáticos esperó poder engancharse a algún piloto de Ducati, por ejemplo, a ‘Dovi’, que por la mañana había establecido un nuevo récord de velocidad punta (356,7 kms/h.) en el Mundial. “Empecé a perseguirle desde muy lejos y no sabía si podría o no pegarme a su colin para aprovechar su rebufo en la última parte del trazado. Pero, sí, sí he podido y, la verdad, me ha venido de perlas porque su Ducati sigue siendo al más veloz que nuestra Honda en velocidad punta”.

Márquez reconoce que, tal y como comentó, el pasado jueves, nada más llegar a Mugello “este es un gran premio para puntuar más que para ganar, pero saliendo desde primera fila se puede probar todo”. Insisto, una vez más, en que no está como en Jerez y Le Mans donde sí se veía con fuerza de tirar, irse y ganar. “No estoy diciendo que me vaya a conformar con el podio, estoy diciendo que no lo tengo tan claro como en las dos últimas carreras que he ganado”.

LORENZO Y ROSSI, FATAL

Junto a esa primera línea sorprendente (menos en la eterna presencia de Márquez), habrá una segunda también repleta de sorpresas (como ya ocurrió en los ensayos del viernes), pues el trío estará integrado por Morbidelli, Jack Miller y Cal Crutchlow. La tercera será Maverick Viñales-Bagnaia-Dovizioso, lo que hará que, si puede, Márquez intente despegarse de ‘Dovi’, el rival que más teme.

Los otros candidatos o líderes del Mundial saldrán desde muy atrás. Àlex Rins (Suzuki) sigue sin dar con la tecla y arrancará desde la posición nº 13, lejísimos de la cabeza. Peligro a la hora de remontar y driblar caídas. Jorge Lorenzo (Honda) aparecerá en la sexta fila, el 17º, junto a Rossi (18º).