+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ELGP DE BRNO DE MOTOGP

Rossi: "¿Retirarme?, la gente busca clics, no la verdad"

El 'Doctor', con 40 años, 115 victorias y 9 títulos, asegura que seguirá este año y el que viene, mofándose de todas las noticias sobre su jubilación. "Todo el mundo sabe que si escribes que Rossi sigue, no te lee nadie; si dices que debe dejarlo, hay millones de clics", señala el veterano campeón

 

Marc Márquez (Honda), a la izquierda, ha sido el primero, hoy, en Brno, en estrechar la mano de Valentino Rossi (Yamaha). - JONATHAN BRADY (EFE)

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
01/08/2019

Ha sido un día duro, muy duro, durísimo en el paddock del Mundial de motociclismo. A las nueve de la mañana, cuando empezaba a construirse el Gran Premio de la República Checa, que tendrá lugar, ante más de 100.000 espectadores, como siempre, en el precioso trazado de Brno, el equipo Ducati se despertaba con la terrible noticia de que Luca Semprini, un periodista de solo 35 años, que formaba parte de su servicio de prensa, vinculado al fornido y veloz Danilo Petrucci, acababa de fallecer, aún no se sabe cómo ni de qué, en la habitación de su hotel en Brno. Horrible. Doloroso. Temible.

Y así lo entendieron los 2.000 habitantes del paddock, representados en la sala de prensa de Brno, donde guardamos un minuto de silencio, estremecedor, por nuestro amigo. Y así lo representaron todos los pilotos, entre ellos, cómo no, Marc Márquez (Honda), Valentino Rossi (Yamaha), Maverick Viñales (Yamaha), Cal Crutchlow (Honda), Andrea Dovizioso (Ducati) y el propio Petrucci. Los ducatistas se fueron tras el homenaje a su compañero. Y, sí, luego empezamo a hablar de motos y carreras, vida y esfuerzo. Presente y futuro.

UN INICIO HORRIBLE

Y ahí, cómo no, como era de esperar, todas las miradas, grabadoras y bolígrafos se dirigieron hacia Rossi, dado su horrible inicio de temporada (nunca antes en 18 años en MotoGP había sumado tan pocos puntos, una vez finalizados las nueve primeras carreras del año), que, con rostro serio pero expresión bromista, hizo un discurso muy crítico hacia el periodismo actual y, sobre todo, criticó las ganas que tienen, dejo, los informadores que captar, como sea, la atención de sus lectores, oyentes o telespectadores.

"Sí, ya veo que la gente tiene muchas ganas de que me vaya, de que lo deje, de que me retire. Todos sabemos, vosotros mejor que nadie, que muchas veces no hace falta que lo que se comenta o escribe sea verdad, ni siquiera que tenga algo de fundamento, pues simplemente se trata de escribir sobre aquello que atraerá a más gente, que llamará la atención no?, empezó diciendo el Doctor.

Lo que se debe hacer es provocar la noticia que genere más rumor y, cuanto más se comente, más parece que es verdad, aunque nunca haya tenido nada de cierto, insistió con voz pausada el de Tavullia. Ha sido, como poco, divertido oír y leer esas cosas que, insisto, no tienen nada de ciertas ni fundamento. Son inventadas. Retirarme yo?, la gente no quiere la verdad, quiere millones de clics. Todo el mundo sabe que si escribes que Rossi sigue, no te lee nadie; si dices que debe dejarlo, hay millones de clics. E, insisto, todos sabéis que seguiré corriendo este año y el año próximo. De eso no ha habido dudas nunca. Creo que hasta los que lo han escrito lo sabían.

Rossi, que en su discurso perfectamente construido (como siempre, claro) en ningún momento dio posibilidades a una repregunta sobre su futuro (cierto, todos los presentes saben que seguirá), sí dijo que el lunes, en el test de después del GP, en el que probaremos el primer prototipo de Yamaha para el 2020, sabremos cómo nos irá el año que viene. Pero, eso sí, antes de llegado ese momento e, incluso, antes de que empieza el 2020 deberíamos recuperar nuestra competitividad y recuperarme de este mal, pésimo, inicio de temporada.

MÁRQUEZ DEFIENDE A 'VALE'

Rossi no se atrevió, aunque algún periodista lo insinuó, a hablar de falta de respeto (luego veremos que Márquez sí lo dijo) en referencia a un auténtico icono del motociclismo, pero sí señaló que el periodismo actual funciona así: te leen o te escuchan si la dices más gorda que los demás, o si dices aquello que la gente quiere oír. Lo que más funciona ahora son los clics en las webs y, por tanto, cuanto más loco es el titular o más gordo lo que se escribe, más visitas, más clics, en lugar de explicar la situación real, que no interesa tanto o interesaría a menos gente. Pero me temo que eso ocurre con toda la información, no solo con el deporte o con Valentino Rossi.

Márquez, que respondía mientras tanto a la prensa española a dos metros de Rossi, a quien volvió a estrechar la mano nada más sentarse en la mesa de la sala de prensa de Brno, sí dijo que le parecía una falta de respeto intentar provocar con escritos y comentarios la jubilación anticipada de Rossi. Ya dije que alguien que tiene las ganas, la concentración, la motivación y el valor de subir a una moto y ponerse a 350 kms/h. no tiene pinta de retirarse. Lo sabía y por eso nunca he creído nada de lo que se ha escrito estos días sobre Vale. El problema del deporte, en general y el nuestro en particular, es que no tiene memoria, vales lo que vale tu último resultado. Yo hoy, jueves, soy el campeón, líder destacado y, si el domingo la cago, seré un desastre.

Cuál es la medicina contra eso?, se le preguntó al pentacampeón del mundo más joven de la historia de la categoría reina, sencilla: Rodearte de lo que yo llamo mi núcleo duro, un grupo de personas fieles, blindado, familia, equipo, fábrica, responsables técnicos, entrenadores, técnicos y pelear juntos, sin fisuras, sin permitir que nada entre dentro de ese núcleo, cerrado, nuestro.