+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

MUJER Y DEPORTE

La todoterreno de Tarazona

Yolanda Magallón fue una de las mejores a nivel internacional de duatlón cross (tercera de Europa) y de triatlón de invierno (quinta de la Copa del Mundo)

 

Yolanda Magallón posa en Tarazona. - R. M.

R. MARTÍ
28/03/2020

Yolanda Magallón es uno de los emblemas del deporte turiasonense. Fue la dominadora nacional del triatlón de invierno y del duatlón cross en los inicios de este siglo y llegó a ser quinta de la Copa del Mundo de triatlón de invierno y tercera del Europeo de duatlón cross. Pero cumplidos los 44 años ha cambiado de prioridades. «Estoy en un momento de volver a disfrutar. Me gusta competir, sigo a un buen nivel de forma y compito en lo que me apetece y sin ningún objetivo. A 15 días vista no sé lo que voy a hacer. Estoy en un momento en el que los otros disfruten lo mismo que yo», afirma la deportista.

Recuerda como si fuera ayer una salida en bici con tres compañeros el verano pasado. «Hicimos una ruta hacia Agramonte y la satisfacción de Maite no tiene precio. Tiene 40 años, dos niños y hace dos temporadas empezó a correr. Eso me hace más ilusión que ganar la Copa Aragón Cross», indica Magallón.

La clase no se pierde y a experiencia no le gana nadie a esta todoterreno de Tarazona. El año pasado lo terminó ganando la Copa Aragón de duatlón cross. «Son siete pruebas y competí en cinco. Gané en Alfajarín, Canfranc, Monzón y Calatayud y fui tercera en Remolinos», recuerda. Aún tiene en la memoria lo que sucedió en esa carrera. «Se juntó todo. Hizo un viento horroroso, dos días antes fue Halloween y las vísperas tuve que trabajar 24 horas y la inactividad me sienta fatal», confiesa Magallón.

Vive feliz en Santa Cruz de Moncayo, una localidad a tres kilómetros de Tarazona junto a Leo, su perro. «No tengo pareja, ni niños. Primero tendría que encontrar a alguien y a mi edad ni me lo planteo. He aprendido a pensar que de este agua no beberé», explica la corredora zaragozana. Magallón es una privilegiada puesto que compatibiliza perfectamente el deporte con el trabajo. «Llevo ambulancias desde el año 2004 para la Comarca de Tarazona y el Campo de Borja. Se lleva bien puesto que trabajo 24 horas seguidas once días al mes», afirma.

Se inició jugando al baloncesto en el cole. Después conoció el triatlón. Por aquel entonces tenía 16 años. «Se hizo un triatlón en verano, me gustó y fiché por el Arenas de Tudela y en 1985 me pasé al Mayencos de Jaca», indica Magallón, que ahora compite con el Transportes Sola Tarazona.
Su especialidad preferida siempre fue la bici y sobre todo la de montaña, en la que siempre ha brillado en recorridos duros. Nunca lo tuvo fácil para correr en bici. «Hace veintitantos años salía a correr con Victoria Chueca y aún me pregunto cómo continué. Iba en bici sola o con hombres, con lo que eso conlleva, pero eso no fue impedimento. En un pelotón de chicos los comentarios son intencionados y a veces se decían entre ellos qué buena rueda llevas», explica. Las mujeres siguen sin tener fácil el acceso a la competición. «Ahora ves a muchas chicas montando en bici y eso era impensable hace 20 años. Pero en carretera no se facilitan las competiciones y la gente no se engancha. Habría que hacer salidas separadas. Para que hubiera una Vuelta a España debería haber una base y un calendario donde compitieran las chicas», apunta.

La actividad
Ahora Tarazona es un hervidero de deporte, con un gran número de personas involucradas. «Aquí hay un boom y mucha cultura deportiva. Se crean grupos de atletismo para adultos, equipos de balonmano, de rugby y viene gente desde Ólvega, Monteagudo, Mallén, Borja...». La zaragozana tiene un punto de crítica. «Las carreras populares están muy bien para iniciarte como una motivación. Lo que no me gusta es tanto márketing y tanto negocio de las empresas, que han aprovechado el tirón de la mujer», explica desde la voz de la experiencia.

Magallón también fomente el deporte para todos en su localidad natal. «Trabajo junto a Beatriz Villanueva en el Club Natación Tarazona y tenemos 110 nadadores entre niños y adultos. Entre semana me llenan mucho los niños, aunque agotan bastante», reconoce. Sus ganas de hacer cosas son muy grandes. También lleva una escuela de triatlón en el Club Atletismo Tarazona. Así recuerda los inicios. «Empezamos con nueve niños y este año tenemos 22». Quizás entre todo ese grupo surja la sucesora de Yolanda Magallón.

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla