+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El Independiente

155 y los infortunios de Mariano

 

Vale, sí... Cataluña. Ya se pusieron de acuerdo los secesionistas para poner de president a un nacionalreaccionario como la copa de un pino. Y ahora vuelve la pesadilla, o no, o no se sabe. La extrema derecha españolista pide sangre, justo cuando el mundo conservador hispánico se debate, dividido, en una batalla interna como no la hubo en 80 años. Asomado al balcón de Génova, Mariano Rajoy ve pesar los acontecimientos, las encuestas y el barullo, espantado al ver que la suerte se le acaba y la realidad se le echa encima. Pobre.

Lo de Cataluña tiene una explicación muy simple: hay dos millones de votantes independentistas, muy movilizados y motivados, que siempre conseguirán para sus representantes la mayoría absoluta del Parlament. Esto ocurrió incluso el 21-D, cuando el frente soberanista estaba en su peor momento y el electorado unionista movilizado al máximo (como quizás no volverá a estarlo). Por eso aquellas elecciones del 155 las ganó Puigdemont en el exilio, y no Arrimadas. Por eso los independentistas siempre tendrán la opción, en cualquier momento, de llamar de nuevo a las urnas... y ganar. Este es el quid de la cuestión.

Entonces, la derecha más dura ha propuesto una ofensiva total: desmontar el tinglado institucional catalán, intervenir TV3, disolver a los mossos, imponer el 155 de manera indefinida, ilegalizar a los separatistas... bombardear Barcelona. Cs, en pleno subidón a costa del PP, está comprando buena parte de este argumentario. Que no lleva a ninguna parte ni encaja en un contexto democrático (tampoco la declaración unilateral de los otros, claro), pero permite ganar terreno electoral generando eso que el ansioso Rajoy llama ahora «la ansiedad».

El bueno de Mariano, en la Moncloa, va entendiendo poco a poco que su jugada maestra (la que le llevó a ponerse duro en Cataluña para ganar en el resto de España) ha sido un fracaso absoluto. Todos sus supuestos se han volatilizado y ahora el socialista Sánchez es casi un amigo y el ciudadano Rivera un peligroso adversario. Cuánto infortunio.

   
24 Comentarios
24

Por José S.1 20:55 - 15.05.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

[Perdón por mandar hoy mi comentario al artículo de ayer «Por mayo era, por mayo...»]. Debido a nuestra edad, muchos solo sabemos del así llamado Mayo Nuevo o Mayo del 68 francés por los testimonios de quienes lo vivieron directamente, o por medio de todo el material histórico que existe. Es sumamente interesante leer la toma que tiene el señor José Luis Trasobares de esta movida estudiantil puesto que como él dice «... nunca hubo revolución alguna...». De hecho, los sucesos de aquellos días de finales de la década de 1960 parece que curiosamente tuvieron su comienzo a raíz de una disputa estudiantil en la Universidad de Nanterre. Y todo porque a los estudiantes varones les prohibían el acceso a los dormitorios de sus compañeras en la residencia de la universidad. Nada que ver, en efecto, con el asedio de la Bastilla o los «... levantamientos campesinos "..." en Rusia, en China, en Cuba o en Vietnam...» como muy a tiempo señala el señor Trasobares. En fin, para mí el Mayo del 68 francés parece haber consistido en la implosión de la era del «Yo mismo». El señor Trasobares le da un título más largo con el término en boga francés de la época y esa «... especie de Comunne más posmoderna que contemporánea». Personas jóvenes que querían vivir «... juntas sin someterse a las  normas sociales establecidas» que es como definimos una 'comuna' en español. Claro que, un rechazo a someterse al poder establecido naturalmente fija su meta en transformar e, incluso, en última instancia erradicar los desequilibrios de poder social en su totalidad. A Algunos que añoran su juventud y jamás se sacudirán la parte jipi de sus vidas pues forma parte de ellas mismas --a veces, con drogas alucinógenas y todo-- «... mayo, el del 2011, el del 15-M» los llenará de nostalgia. En Francia la cosa acabó «... dando paso a otro mandato del general De Gaulle». Y en España el espíritu anarquista aún es una lección por aprender para muchos. Un bonito artículo.

23

Por jjcalvo 20:35 - 15.05.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Observo con consternación lo maleducados que suelen ser los contertulios de izquierdas. Una pena.

22

Por Antonio L.N. 19:46 - 15.05.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

JC hay q ser muy corto para confundir a los indepes catalanes con demócratas....pq un demócrata acepta la ley y lucha por cambiarla dentro de la ley no saltandosela

21

Por Esloquehay 19:32 - 15.05.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Lo más curioso de los comentarios habituales de varios contertulios, es lo alejados que viven de la gente de a pie... Deben sentirse extraterrestres en esa burbuja. A los que no andan tan despistados, aunque a veces lo parezcan con nuestro contertulio Minervo, aún recuerdo como nuestro amigo Trasobares estaba dispuesto a cederlo todo porque no veía fuerza alguna que parase al separatismo. Claro, si abandonas a la mitad de la población y al resto de España les arrebatas su soberanía, no hay nada que hacer. Pero que la autoproclamada ala izquierda, progresía del tipo trasobariana, llegase a semejante conclusión dice mucho de los complejos paterno filiales no resueltos. Pues ala, al diván, que para pensar con la cabeza ya hay otros.

20

Por Proskrito 19:22 - 15.05.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Vamos que jota jota me hace el mismo caso que el fiscal al fedeguico himenez de todos los santos ( pero poco santos ). . .

19

Por JC1 19:01 - 15.05.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Por lo visto para alguno solo hay que respetar a las minorías cuando son los suyos los que han perdido las elecciones. Pero si los suyos son mas numerosos entonces hay que imponer los intereses propios a los demás, incluso por la fuerza si hace falta. Veo que en esto coincide plenamente con Federico Jiménez Losantos, otro gran demócrata español y paisano por más señas.

18

Por Proskrito 18:37 - 15.05.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Jota jota, no venga desde Ponzano emponzoñando las redes. . .ya con el calvo que nos hace todos los días -insultando a la vez a la inteligencia y a la democracia - y encima con la vana pretensión de que le leamos ( cosa que no hago ) -sólo algún encabezonamiento- y déjese de cortar copiar y pegar arts. de la prensa del alcazar ( y radio ) madrileña que parece usted recién salido de alguna tertulia de la villa y corte. . .tenga un buen día.

17

Por jjcalvo 18:22 - 15.05.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

JC1: recuerda que lo contrario de un fascista no es un antifascista, sino un demócrata. Y tú… pues como que no.

16

Por jjcalvo 18:21 - 15.05.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

El imperio del Derecho: "Los estadounidenses son libres, en resumen, de estar en desacuerdo con la ley, pero no de desobedecerla. Pues en un gobierno de leyes y no de hombres, ningún hombre, por muy prominente o poderoso que sea, y ninguna turba por más rebelde o turbulenta que sea, tiene derecho a desafiar a un tribunal de justicia. Si este país llegara al punto en que cualquier hombre o grupo de hombres por la fuerza o la amenaza de la fuerza pudiera desafiar largamente los mandamientos de nuestra corte y nuestra Constitución, entonces ninguna ley estaría libre de duda, ningún juez estaría seguro de su mandato, y ningún ciudadano estaría a salvo de sus vecinos”. John Fitzgerald Kennedy

15

Por jjcalvo 18:19 - 15.05.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

JC1, permíteme unas elementales nociones de democracia, que veo que andas necesitado: 1.- Uno de los pilares de la democracia es el imperio del Derecho. Ya sabes, que nadie, ni siquiera los que mandan, pueda situarse por encima de la Ley. 2.- En democracia decide la mayoría, pero con ciertas limitaciones. La más importante, el respeto de los derechos de las minorías, que son sagrados. Y en general a los derechos civiles, que creo que les llaman. 3.- En democracia nunca se confrontan legalidad y legitimidad. Y si se confrontan, prevalece la legalidad. Y ello por una razón elemental, porque legitimidades hay muchas y cada uno invoca la suya, pero legalidades sólo hay una, la que entre todos nos hemos dado. Y 4.- Lo que a todos concierne, entre todos se decide. En el asunto que nos ocupa, se llama soberanía nacional. Nunca en tiempos de paz los habitantes de una orilla pueden decidir la voladura de un puente sin contar con los del otro lado. Una parte no puede decidir unilateralmente sobre algo que va a tener consecuencias importantes, graves e irreversibles sobre las vidas, la prosperidad y el futuro de todos. Conclusión: la democracia es mucho más (y más exigente) que votar en un referéndum. También Franco convocó alguno, que ganó abrumadoramente, y nadie, salvo algún tonto despistado, llamó a aquello democracia.