+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Tercera página

El aragonesismo útil para este tiempo

Cuando el PAR gobierna con la izquierda o con la derecha es un socio fiable

 

El aragonesismo útil para este tiempo - EL PERIÓDICO / ARCHIVO

Alberto Izquierdo Alberto Izquierdo
05/04/2021

Hace unos días se cumplían siete años del fallecimiento de una persona absolutamente relevante para la historia de España como fue Adolfo Suárez. Con sus defectos y con sus virtudes, Suárez fue capaz de hacer que este país diera el salto hacia la democracia, imperfecto pero innegable, gracias a algo que el Partido Aragonés y yo, personalmente, entiendo como forma de estar en política: la capacidad de entendernos, de fomentar aquello que nos une y apartar aquello que nos separa.

Pero Suárez fue víctima de su propio liderazgo político. Los liderazgos unipersonales, construidos en torno a una sola persona, hacen que los proyectos se asienten en pilares de barro, porque tal y como se va desgastando la figura personal de ese líder, cuando no tiene nada más alrededor, va diluyéndose el proyecto político. Y eso lo vemos en la política actual con algunos nuevos partidos que construyen un liderazgo en torno a una persona, que puede ser alto, guapo, simpático, inteligente --alta, guapa, simpática o inteligente-- en ese estereotipo de político moderno. Cuando ese lider –Albert Rivera, Pablo Iglesias...– se agota, cuando ese proyecto de liderazgo termina, cuando ya no sale tan guapo en la foto, cuando la frase ya no es tan brillante, tal como se apaga ese liderazgo personal se difumina el proyecto político.

Lamento la ausencia del centro político tan necesario hoy en España. Desde los extremos es imposible llegar a acuerdos, no se puede estar en la extrema derecha o en la extrema izquierda porque a uno de tus lados solo hay abismo. En Aragón ese hueco, ese centro tan necesario en España, está perfectamente cubierto por el Partido Aragonés, un partido que tiene más de 40 años de historia, que ha tenido muchos presidentes y muchas ejecutivas, muchas personas que han pasado por este proyecto. Algunas se fueron, otras simplemente se retiraron, otras siguen en activo, otras vienen con mucha fuerza, gente joven que hacen que este proyecto resista, como un proyecto sólido y consolidado que sobrevivirá sin ninguna duda a los que hoy estamos como sobrevivió a los que ya se fueron y como sobrevivirá a los que vengan.
Y lo hace porque es un proyecto colectivo, con una idea clara. Cuando el Partido Aragonés gobierna con la izquierda o con la derecha es un socio de gobierno fiable, es un compañero de viaje estable, es un socio con el que cualquier partido político pacta con facilidad. Y no lo hace porque el PAR no tenga una identidad clara o ideología clara, como se nos ha acusado a veces, sino porque es capaz de moderar las posturas.

El PAR ha llevado a cabo los grandes proyectos de Aragón con la derecha y con la izquierda porque los grandes proyectos de Aragón no son de izquierdas ni de derechas, son de los aragoneses. Para el Partido Aragonés lo importante no es con qué color se escribe la historia, si con azul o rojo o verde o blanco, lo importante es que la historia la escriban los propios aragoneses, con sus necesidades y sus proyectos de futuro. Eso es el aragonesismo de centro moderado, resolver los problemas de la gente allí donde está la gente, y la mayor parte de las veces los problemas no se resuelven con ideología, sino con trabajo, estando con ellos y participando de las decisiones que se toman en cada momento.
Desde un despacho en Madrid, en Zaragoza o en la ciudad de Teruel no se resuelven los problemas de la gente. Hay que pisar el barro, hay que pisar la tierra. Esa ha sido, es y será la bandera del Partido Aragonés, ese es el aragonesismo que a mí me gusta.

Un ejemplo de ese aragonesismo de trabajo para ayudar a los aragoneses, a todos, es el de nuestro presidente Arturo Aliaga, impulsando proyectos de inversión para que las empresas se queden en la provincia o se implanten en ella, para que los aragoneses de la provincia de Teruel, de la de Huesca y la Zaragoza puedan seguir viviendo en su tierra. Un hombre de trabajo, un hombre pragmático y un hombre de equipo, rodeado de hombres y mujeres con ganas de que este proyecto siga siendo colectivo.
Creo, y más en política, que los proyectos de éxito son colectivos, deben ser colectivos, y el grupo debe llevarlos a cabo con respeto al líder --al que está, al que estuvo y al que estará-- y pensando en el interés de todos, anteponiendo el interés general al particular. Porque un proyecto colectivo no es el mío, ni el tuyo, es el de todos, y aquel que se considera pieza fundamental e imprescindible se equivoca. Y si dinamita el proyecto común porque no es el suyo es además egoísta. Uno nunca es más que muchos, por mucha valía y capacidad que se le presuponga, o que tenga de sí mismo.

Y creo que el diálogo es a la política como la harina al pan, no hay uno sin otro. Diálogo y debate con otras organizaciones, y también es natural el debate interno, para eso nos dotamos de órganos de participación reglados, con las normas claras, para expresar las opiniones y llegar a acuerdos, por el bien del proyecto colectivo, no de los intereses personales de uno o unos. Esos son los foros para mostrar acuerdos y desacuerdos, proponer y construir, si esa es la intención. 

 
 
3 Comentarios
03

Por carlos crespo 14:41 - 06.04.2021

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Me causa rubor leer algunos de los párrafos escritos por usted. Bonita loa a un partido que ha vivido muchos años del voto rural, de una gestión más que discutible y de personajes tan nefastos para Aragón como el sr. Biel.

02

Por Marcos Calucho 12:18 - 06.04.2021

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Como responsable de una empresa aragonesa y multinacional, puedo dar fe de que Arturo Aliaga, se desvive por Aragón, facilitando la instalación de empresas en el territorio. No me duelen prendas en afirmar que Arturo me ayudó, trabajando duro y de forma desinteresada, en la ampliación de una factoría que hoy da empleo a mas de 700 asociados. De trato fácil, directo, honrado y con una gran empatía ha sabido conectar con el tejido empresarial de Aragón, para beneficio de esta tierra. Cuídate Arturo, que nos haces falta.

01

Por miguel Garcia 8:57 - 06.04.2021

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Me gustaría mucho ver una lista de esos "grandes proyectos" que se hayan hecho en Aragón, digo Aragón, no Zaragoza. Voy a recordar yo algunos, despoblación, desindustrialización, desaparición de servicios públicos de sanidad, transporte, enseñanza, por cierto escuelas en contenedores si que abundan, laguna de Gallocanta desecada.... y muchas, muchas cosas más.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla