+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El Independiente

Un billete de 25 euros

 

España, parece ser, sufre un súbito agravamiento de sus males crónicos. Las viejas contradicciones de un país donde todas las revoluciones contemporáneas fueron derrotadas por la negra reacción se agudizan. Pero no hay que alarmarse: ahora somos Europa, estamos bastante desarrollados (aunque con no pocas disfunciones), existe suficiente estabilidad, y ello nos permite cambiar el aire trágico de los pasados años Treinta por una atmósfera cómica, surreal y majadera muy posmoderna. Nos rodea una política falsa como un billete de 25 euros. Pero podemos tolerarla. Basta con pasarnos ese papel moneda de mentira fingiendo que es auténtico.

Hace años que se percibe la falsedad. A veces hasta da risa. Yo casi me troncho cuando en plena campaña del 21-D, con España entera conteniendo la respiración tras la intentona independentista que nunca existió, Évole moderó una especie de cara a cara entre las dos candidatas fundamentales, la unionista Arrimadas y la secesionista Rovira. Preguntoles el colega, así, de repente, cuál era el índice de paro en Cataluña. Y las doñas, exhibiendo su enciclopédica incultura, salieron por donde pudieron poniéndose ambas de acuerdo, eso sí, en un dato tan lejos del verdadero que casi parecía provocación teatral. No pasó nada, claro. Que dos aspirantes a gobernar un territorio repleto de tensión y problemas ignorasen algo que deberían tener incrustado en la sesera es algo que solo produce observaciones irónicas por parte de los cronistas más críticos y ruidera en las redes. Estamos hechos a todo.

Por ello, la forma en que Mariano Rajoy y Artur Mas se desentienden de la corrupta financiación de sus partidos, las pifias del ministro del Interior y sus colaboradores (la del 1-O, monumental, y encima el tipo presume de tal hazaña), las andanzas de Puigdemont, el cachondeo de las euroórdenes fantasmas, las revelaciones de Correa, las angustias de Pedro Sánchez, los flipes del alucinante dúo Iglesias&Echenique... todo, en fin, es simple disparate. No se lo tomen en serio. No es real.

   
6 Comentarios
06

Por Don Pantuflo 18:33 - 23.01.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Pues no se que mania les tiene el malvado periodista a los billetes de 25 euros, son muy utiles y manejables y tienen más valor que los vulagares billetes de 20 euros.Yo los utilizo habitualmente y nadie se ha quejado nunca por ello. Por otra parte en el siglo pasado se podian comprar duros por cuatro pesetas como la cosa más natural del mundo.

05

Por albertovich 13:22 - 23.01.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Pues me gustaría enlazar este artículo con el tema periodístico de ayer, pues les veo correlación a los tiempos que corren. Usted se troncha y yo me troncho, pero con la realidad y con el periodismo, hasta con el que se troncha y vale. Porque mientras hay periodismo seguidista al cien por cien, hay otro equisdistante en el guión que marcan, tronchante o no tronchante. Así si se quiere periodismo que pregunte la tasa de expolio al pueblo español o al aragonés, Sr. Trasobares, me tengo que ir al periodismo que hace Eduardo Bayona que publica sus trabajos, sus investigaciones en varios medios. No hace el periodismo de A mi plin que duermo en Pikolín. En cualquier caso sí que me gustaría incardinar los tiempos que corren en un escenario imposible, una modernidad, una sociedad industrial que no puede vivir en su burbuja ficticia, porque no está incardinada en una máquina, sino en un organismo vivo. Esa modernidad falla por la vía de los recursos y por el de los sumideros, el colapso nos ataca por ambos lados, y pretendemos querer seguir viviendo en nuestra mentira. La realidad de los medios y de los políticos desde esta perspectiva es, lejos de ser tronchante, desoladora. Realmente estamos en una situación como la de un caladero que necesita que se deje de pescar durante muchos años para encontrar nuevos equilibrios. Pero somos una sociedad tan enferma que llevamos el germen de nuestra destrucción.

04

Por jauto47 12:32 - 23.01.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

No se preocupe señor Trasobares, muchos ya se "vacunan" contra esta situación tan singular colgando su respectivas banderas en sus balcones para crearse un sentimiento placebo, y olvidarse de los problemas cotidianos que realmente les afecta... servidor, no encuentra motivo alguno e presumir de bandera, (en mi caso la española) ni siquiera como vacuna, ni por efecto placebo. No hay billetes de 25 euros eso es obvio, otra cosa será que tu los quieras ver.

03

Por yaestabien 12:15 - 23.01.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Son los comentaristas muy enterados ellos los que consideran que estas bandas tienen que estar bien pagadas (por lo cual tenemos excedente) pues si no solo habria mediocres. Yo pregunto, ¿es que se puede ser mas mediocre que lo que tenemos sin llegar a ser tonto?

02

Por manuel garcía gracia 11:46 - 23.01.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

La situación actual de nuestro país no es más que la lógica consecuencia de nuestro devenir histórico que no termina de pasar página. No es ya la pasada guerra civil o el franquismo si no que, cuando en el resto de Europa, andaban con la revolución industrial, nosotros estábamos con la Inquisición en pleno apogeo de actividad. Pero, eso sí, hemos pasado del “vivan las caenas” y Fernando VII a votar a M.Rajoy. Nos va la marcha. Se producen muchas criticas a la torpeza de la izquierda y seguramente no les falta razón, pero hay que reconocer que la media cultural del país tampoco es para tirar cohetes; no hay más que ver y oir los “razonamientos” utilizados por los distintos comentaristas en los debates televisivos. A la izquierda española habrá que reconocerle, cuando menos, el enorme sacrificio que ha realizado a lo largo de la historia en sus luchas sociales y el escaso reconocimiento que ha tenido. Demasiado sacrificio para el poco rendimiento conseguido. También hay que reconocer que el significado de “izquierda” no es el mismo hoy que el que se entendía tradicionalmente.

01

Por Raimon 10:48 - 23.01.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Hola Pepe Lui, los bufos acontecimientos que concurren de un tiempo a esta parte, en el solar patrio,....¿No son reales, se trata de pesadillas? a veces llego a creer que es asi, pero la discriminación de los "Gobiernos" que por desgracia nos van cayendo en la Moncloa, y que cada año no actualizan en justicia las pensiones, mas los nuevos impuestos que los "lumbreras" de la Taifa Aragonesa se sacan de la manga cuan naipes tramposos, me saca de la ensoñación produciendome gran enojo, dale caña al mono Gimeno desde aqui, que ya hundio el Excmo, y ahora entrampa la DGA, salú periodista.