+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La bomba atómica

 

JOAQUÍN Carbonell
08/01/2014

Poco antes de las diez de la mañana este diario plantaba en su edición online la noticia de la imputación de la infanta. Supuso una sacudida, porque las apuestas decían que de nuevo se iba a ir de tapadillo. Comprenderán pues que un periodista de la CNN haya calificado la noticia de "una bomba atómica". ¿Es para tanto? Intuyo que fuera de España ha conmocionado mucho más que aquí, de manera que la mayoría de los medios internacionales potentes han reforzado sus corresponsalías. España, y todo lo que supone, va a abrir muchos informativos mundiales los próximos meses.

Dicen en Al rojo vivo que todo esto afecta un poco más a la marca España. ¿Un poco más? Si hace dos días el rey ofrecía una imagen deplorable, largamente criticada por casi todos los media, una semana antes, nuestro país aparecía en todas las portadas por el "chasco" producido por la constructora Sacyr en Panamá. Si la magna empresa constructora se retirase del canal, la imagen de España como especialista en proyectos de envergadura, se derrumbaría por los suelos. Por eso ese viaje urgente de la ministra Pastor a tapar vías de agua, ay.

En lo que a mí atañe (el comentario televisivo), estos 227 folios sobre la infanta Cristina no harán sino multiplicar las audiencias de la tele. Comenzamos una etapa nueva, con apasionados debates entre monárquicos, republicanos y... el resto. Dice Eduardo Inda en La Sexta que lo que falta por salir de Cristina es de una gran envergadura. ¿Más? Yo me froto las manos, no me faltará trabajo.