+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

De buenas y malas nuevas

 

SAMUEL Barraguer
20/12/2014

El ejercicio del periodismo, que no es ninguna ciencia exacta, descansa sobre algunos principios que este oficio entiende casi como inalterables. Uno de ellos es que las buenas noticias no venden y que, por tanto, no merecen especial consideración. Pero la realidad, más tozuda que el más cabezón de los redactores jefe, demuestra a veces que eso no siempre es así. Un ejemplo palmario lo representa el tratamiento informativo que esta semana ha recibido el acercamiento entre Cuba y EEUU. Acreedor de portadas y titulares para enmarcar, se trata de un hecho bueno para el mundo, pese a los agoreros cantos de los extremistas en ambos lados. También lo es la impagable labor de los mediadores, el Ejecutivo canadiense y el Papa Francisco. O el modo en que precisamente el pontífice argentino intenta lavar los trapos sucios de la iglesia católica. O el alto el fuego unilateral anunciado por la guerrilla de las FARC en Colombia. O la rebaja del precio de la gasolina... La lista, por fortuna, podría alargarse. Y si bien es cierto que estas y otras buenas nuevas compiten con el cansino desencuentro político de nuestro país, con la corrupción, con la crisis y con sucesos terribles, la actualidad también depara alegrías como las mencionadas. Así que, como hacemos los periodistas mal que bien y aunque sea apelando al espíritu navideño, quizá resulte un buen ejercicio concederle cierto espacio a lo bueno. En el repaso de las noticias convencionales y, por qué no, en las de nuestro humilde y rutinario día a día.

Periodista

 
 
1 Comentario
01

Por Francisco 11:56 - 20.12.2014

Estoy totalmente de acuerdo... En este país tan decaído moralmente es necesario que recibamos noticias positivas que levanten el ánimo