+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El artículo del domingo

El camino hacia la igualdad no necesita negacionistas

El covid ha desafiado las políticas de mujer y Vox es un riesgo para profundizar por lo hay que seguir visibilizando las demandas

 

El camino hacia la igualdad no necesita negacionistas -

Nicolás Espada Nicolás Espada
06/03/2021

Seguimos aquí. Este es el lema elegido por las comunicadoras para el 8M que se celebra mañana y que el covid está desafiando. Es evidente que con una labor de hormiguita, los colectivos han logrado que la sociedad española y europea haya avanzado un montón en los últimos años. Pero todavía falta mucho para alcanzar los objetivos y por eso hay que seguir visibilizando las demandas. Ya se ha constatado que la pandemia ha alimentado la desigualdad, la precariedad y la infravaloración de los cuidados que denunciaban las feministas. Por eso hay que seguir. Pero aún hay más riesgos. Algunos de esos nuevos partidos que tanto apoyo electoral parecen tener en los últimos años pueden empezar a cumplir sus amenazas y muchos de los logros sociales conseguidos en los últimos años pueden estar en el aire si formaciones como Vox tocan poder o se les deja influir en él. Por eso no podemos quedarnos de brazos cruzados. El camino hacia la igualdad no necesita de políticos convertidos en patéticos negacionistas como esos actores que aprovechan la entrega de un premio para dar lecciones de todo y llamar ignorantes e infelices a los que comulgamos con lo que ellos llaman las mentiras del poder. Por eso hay que llamar la atención mañana. Ahora hemos aprendido muchas formas de manifestarnos sin necesidad de juntarnos todos en las calles a mogollón: concentraciones estáticas guardando la distancia de seguridad, paseos en grupos, ocupación de espacios públicos, decoración de balcones o protestas desde las ventanas.... Entre todos debemos de hacer del feminismo uno de los antídotos contra la extrema derecha (aunque no debe ser el único).

Lo primero que se sigue necesitando es que los gobiernos metan de lleno de una vez en la agenda política la igualdad. Pero no vale con un ministerio o con una consejería o con un área municipal. Los gobiernos deben hacer igualdad con medidas concretas sobre política de conciliación, estabilizando al personal que trabaja interinamente, muy feminizado, sobre la infrarepresentación, la brecha salarial que no solo sigue sino que ha avanzado en el año del covid, con el desempleo, con el techo de cristal... Los que gobiernan tienen que ver que se necesitan ayudas concretas, como puede precisar ahora la hostelería y el turismo, para poder realizar muchos de los trabajos de casa sin que ellas sean penalizadas. El sector servicios, la temporalidad de los contratos laborales, la precariedad en general, incide mucho en las mujeres. Todavía hay una débil protección social y eso afecta negativamente aún a más mujeres que hombres. Todo eso tiene que estar a la orden del día de cualquier político , y más cuando llega a gobernar. No solo puede estar en una pancarta ni detrás de ella ejerciendo una presión en una manifestación para reivindicar esa igualdad. Los políticos y las políticas que ejercen sus funciones en áreas ligadas a la mujer, que hacen política hacia la igualdad, ¿a quién van a reclamar igualdad mañana? La políticas públicas están para cortar estas aristas.

Pero cuando ocurre como en el Ayuntamiento de Zaragoza, donde por segundo año consecutivo no se puede hacer una declaración institucional porque el grupo ultraderechista de Vox se niega a ello, deberían encenderse todas las alarmas. El PP lo necesita, aunque es verdad que en el fondo detesta a este partido. Pero hay que dejar claro que mientras partidos como Ciudadanos y Unidas Podemos se han integrado en el sistema democrático sin ningún problema, los de Vox lo hacen de una forma natural y peculiar también pero con decisiones que casi nadie comparte, al poner el acento en puntos muy concretos como puede ser la lucha por la igualdad entre hombre y mujeres. Y ver su ascenso en las últimas elecciones catalanas, o ver cómo las encuestas que manejan en Aragón varios partidos políticos les dan una subida espectacular en instituciones como las Cortes de Aragón o el Ayuntamiento de Zaragoza, debe hacer reflexionar a todos. Porque con ellos, entre otras muchas cosas, es difícil que haya una igualdad real.

Al feminismo no se le pueden pedir soluciones mágicas. Se trata de ir haciendo cambios estructurales y de mentalidad y para eso hay que hacer propuestas laborales, familiares y políticas. Ese y no otro es el camino, pero en favor de la colectividad. La marea violeta no se debe frenar. El legado de muchas mujeres que ya no están y de otras que viven ya su lucha en silencio, incluso en residencias de mayores, no solo no se puede echar abajo sino que debe continuar siendo más grande para que las que vengan después tengan que luchar mucho menos ( o por otras cuestiones distintas). Ni hay que demonizar o criminalizar al movimiento feminista. Igual que en Aragón ha habido en el último año manifestaciones y concentraciones de los hosteleros, los empresarios de turismo, el 1 de Mayo o los conservadores que protestaban contra la ley Celaa, cabe gritar mañana en favor de la igualdad de hombres y mujeres. Porque, además de que falta mucho por conseguir, hay riesgo de que esos negacionistas de extrema derecha echen abajo lo conseguido durante tanto tiempo. Y muy al contrario, esto debe ser un antídoto.

 
 
10 Comentarios
10

Por carlos crespo 15:07 - 08.03.2021

Este es el nivel: si discrepas, o eres fascista o eres perroflauta. Dibujas una realidad y te califican de ultraderechista. Es lamentable leer opiniones de quienes no tienen un conocimiento de muchas de las situaciones que se están dando en este país por culpa de una ley defendida por el neofeminismo y que se supone creada para combatir la violencia machista, por cierto con nulos resultados. Al sr. Minervo le invito a que se informe sobre los suicidios en España. Y lo digo porque es un tema del que NO se informa. Y de paso le animo a mejorar su comprensión lectora porque yo he dicho que casi 3.000 hombres al año se suicidan en España y que muchos de ellos lo hacen arrastrados y hundidos por una ley que los ha estigmatizado y convertido en parias de la sociedad.

09

Por Don Minervo 8:40 - 08.03.2021

Señor Crespo, como bien le dicen usted confunde el tocino con la velocidad y mete todo en un coctelera cuyo resultado es difícil de entender y de rancio sabor. Lo que más me ha gustado es lo de que 3000 hombres se suicidan en España por culpa de una ley. Insuperable.

08

Por Kikesomarda 20:04 - 07.03.2021

Alguien confunde el tocino con la velocidad y lo mezcla con cosas que no tienen nada que ver con los asesinatos machistas de mujeres. Confundir hechos y situaciones y mezclarlo todo es típico de la ultraderecha.

07

Por José S. 1 18:58 - 07.03.2021

Señor Espada, Vox no ha irrumpido en la vida política española sin ton ni son. Como en su día PODEMOS tampoco surgió por arte de birlibirloque. Ahí están, en las instituciones, porque a ellas han accedido democráticamente. Una parte del electorado español así lo ha estimado oportuno. Por más que disguste o agrade según sea el caso. Y por eso que el Ayuntamiento de Zaragoza no se haya solidarizado con el movimiento feminista con «… una declaración institucional…». Ahí estaba Vox para impedirlo en nombre de sus votantes. Como allí estuvo el anterior equipo de gestión municipal para izar banderas varias en el balcón consistorial o publicar guías para el consumo de drogas “consumidas masivamente, como son el tabaco o el alcohol, entre otras”. Pero concurro con usted. Dadas estas circunstancias «… deberían encenderse todas las alarmas». La cuestión es, pienso, ¿a qué alarmas nos estamos refiriendo?, y, críticamente, ¿dónde debe estar ubicado ese desasosiego? Seguro que Vox no se acongoja por haber haber ido contracorriente. Para ellos aquí es lo más normal y natural del mundo. La responsabilidad, en democracia, reside en los otros a la hora de persuadir a los ciudadanos a confiarles su voto. El resto de los partidos políticos debe analizar su propia política para con nuestro país que está abriendo el camino de la formación que encabeza el señor Abascal. Por ejemplo, parece que algunas personas no se identifican con la expresión “violencia machista” que consideran discriminatoria aun reconociendo la existencia del grave problema de las agresiones de algunos hombres sobre mujeres o la legalización de narcóticos que están en el origen de mucha inseguridad ciudadana --dos niñas han muerto recientemente en Zaragoza capital en un ambiente de consumo de *marihuana y cocaína*: ¿artículos/editoriales/manifas al respecto?, cero. ¿Qué *motiva* a algunos electores a depositar su sufragio en favor de un «…grupo ultraderechista…»? He ahí el quid. Lo demás, vigas y motas inútiles.

06

Por carlos crespo 17:06 - 07.03.2021

Mi total apoyo a una sociedad absolutamente igualitaria con todas las personas. Afortunadamente, España es un país moderno y que vive en el s. XXI y no como otros que parecen anclados en la Edad Media. Desgraciadamente hay un neofeminismo con el que ni muchas mujeres ni asociaciones feministas están de acuerdo como hemos podido comprobar últimamente. Solo recordar que en unos tiempos no tan lejanos las mujeres no podían abortar, divorciarse, cambiar de sexo e incluso votar. Hoy en día las mujeres pueden hacer lo que les venga en gana, faltaría más. Pero resulta que este neofeminismo está potenciando precisamente la desigualdad entre hombres y mujeres, fomentando la fobia hacia lo masculino, discriminando a las personas por razón de su sexo y creando una industria en torno a la llamada violencia de género. La LIVG de 2004 es una absoluta vergüenza para una sociedad moderna. Invito a quienes no la conozcan que se informen al respecto, aunque son cada vez más las personas que la conocen precisamente por el sufrimiento que ha generado a muchos hombres. Si vamos a las cifras puras y duras aún sale peor parada.

05

Por carlos crespo 17:05 - 07.03.2021

Casi 3000 hombres se suicidan al año y muchos de ellos lo hacen por las consecuencias de esa ley. También mueren al año casi 10 veces más hombres que mujeres. El 99% de los “sin techo” que vagan por las calles son hombres. Pero esto no cuenta. Ahora tenemos un inútil ministerio que dispone de casi 600 millones al año mientras que a la investigación contra el cáncer se destinan apenas 120. Y la señora Montero ejerciendo de activista diciendo que no se puede criminalizar el feminismo al suspender la Justicia las manifestaciones de Madrid. Todo esto es un disparate y un negocio. Comparar la vida que llevaron nuestra madres y abuelas con la que actualmente llevan nuestras jóvenes es sencillamente una estupidez. Pero el victimismo cala y el negocio de miles de millones de euros funciona. Solamente en Andalucía hay más de 2.000 asociaciones feministas subvencionadas. Podríamos hablar también de todo tipo de chiringuitos montados en torno a este tema como observatorios para la violencia de género, juzgados, Instituto de la mujer, secretarías de Igualdad, Casa de la mujer, Fundación Mujer, Instituto de la mujer, Observatorio de la imagen de las mujeres, asociación de mujeres juristas, asociaciones varias de mujeres progresistas y un largo etc que de vez en cuando aparecen en el BOE con las subvenciones concedidas por el Estado. Una cosa es la Igualdad y otra muy distinta es esto que pretenden colarnos como feminismo. Pero claro, qué podemos esperar de una clase política inepta y privilegiada y de una Justicia que en absoluto es igual para todos.

04

Por Kikesomarda 13:19 - 07.03.2021

La iglesia católica tiene muchísimo que ver en la educación en este país y por tanto en la forma de pensar de la gente. Si a eso añadimos 40 años de dictadura y nacionalcatolicismo, pues tenemos el resultado.

03

Por vecino 11:36 - 07.03.2021

Las manifestaciones son al aire libre, con masacarilla y con el compromiso público de mantener la seguridad. Hay mucho más peligro en una cena en un restaurante con amigos, pero esa posibilidad no la ha nombrado.

02

Por vecino 11:35 - 07.03.2021

Cuando la pandemia nos había golpeado pero aún no éramos conscientes de lo duro que era se celebraron eventos masivos de todo tipo por toda la geografía nacional. Pero solo señalaron a las mujeres. En Sevilla, el Real Madrid jugó ante el Betis el domingo 8 de marzo ante 51.521 enfervorizados seguidores que gritaban y se abrazaban cuando Tello marcó el gol de la victoria ante los de Zidane. Pero solo señalaron a las mujeres. En Madrid, donde se celebró la manifestación más grande del 8M, el Atlético de Madrid recibió en el Wanda Metropolitano al Sevilla. Fueron 60.422 los aficionados que disfrutaron del partido. Pero solo señalaron a las mujeres.

01

Por Don Minervo 9:53 - 07.03.2021

En los últimos años son más de 50 mujeres asesinadas a manos de sus parejas año tras año, hombres uno o ninguno y Vox empeñado en defender a los hombres de la violencia de las mujeres. Esto los define como individuos, ya no digo como grimosos políticos. Me pregunto porque las voxianas aceptan este machismo, que concepto tendrán de las mujeres. Más difícil de entender es que siendo ultra católicos sean tan comprensivos con tanto asesinato, lo mismo que lo fueron y lo son con el asesino dictador, que la iglesia llevaba bajo palio, y que fue el causante de la muerte de cientos de miles de españoles. Tal vez por eso archivan el caso de los que no les importaría fusilar a 26 millones de españoles hijos de puta mientras encarcelan a un rapero por decir burradas.