+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Complaciendo a Merkel desesperadamente

 

Complaciendo a Merkel desesperadamente -

IGNACIO Fernández
19/02/2012

En su primera comparecencia en Bruselas como presidente del Gobierno, Mariano Rajoy quiso seducir a las autoridades políticas y financieras de la Unión con el anuncio de una reforma laboral que "podría costar una huelga general". Antes, quiso comentarle a la cancillera alemana que la reforma colmaría las exigencias de los mercados y seguiría las pautas de desregulación y confianza empresarial tantas veces demandadas por Berlín. Es decir, mientras en España insistíamos en la necesidad de un encuentro --que nunca existió-- del Gobierno con los interlocutores sociales para conocer los ejes básicos de la reforma antes de su aprobación en el Consejo de Ministros, en Europa ya celebraban su contenido.

En esta ocasión, ni siquiera abusaron del recurso al empleo como coartada. Hubo, incluso, algún escarceo dialéctico entre los dirigentes conservadores sobre la bondad de esta reforma para crear empleo --unos creen que sí, otros que no--, aunque fueron De Cospedal y Aguirre las encargadas de poner las cosas en su sitio: la reforma es un golpe al poder contractual de los sindicatos, "que han estado callados en los últimos siete años y protestan ahora que gobierna el Partido Popular".

Rajoy lo dijo en el Congreso: a lo largo del 2012 se seguirán destruyendo puestos de trabajo. Quizá haya aprendido de la reforma del 2010 y de las palabras de Zapatero: "Esta reforma será una oportunidad para el empleo". Veinte meses después tenemos 750.000 parados/as más.

A pesar de las distintas interpretaciones sobre cómo afrontar la crisis, hay un consenso muy amplio sobre la desregulación financiera como su causa principal. La constatación del desastre hizo aflorar en un principio buenas intenciones para abordar medidas estructurales; pero el paso del tiempo ha limitado mucho esas expectativas, y en cada país se han adoptado las medidas consideradas oportunas, sin haberse conseguido avances de carácter supranacional tal y como se propuso en las primeras reuniones del G-20.

En este terreno es muy decepcionante comprobar la ausencia del adecuado castigo a los causantes de la crisis. Los accionistas de algunos bancos han perdido parcial o totalmente su dinero, pero los ejecutivos que se lucraron desmesuradamente durante una larga etapa mientras estafaban a buena parte del mundo no han sido apenas penalizados.

Y así, los gobiernos de la UE pronto abandonaron los estímulos públicos para animar la inversión y el empleo. El lema pareció ser: todos contra el déficit; el empleo puede esperar. Y, por supuesto, para apuntalar el discurso liberal y hacer méritos ante las instituciones financieras y Merkel, Rajoy cerró el círculo: inflexibilidad ante el déficit, reforma financiera --aún en pañales-- y mano dura contra los sindicatos con una reforma laboral ejemplo de desregulación en toda Europa.

Esta reforma laboral está inspirada en cinco ideas:

1) La indemnización habitual por despido será de 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades, aplicable a todo el universo de trabajadores.

2) Supresión de la autorización administrativa para los despidos colectivos, manteniendo la decisión comunitaria de un periodo de consultas, pero sin exigir un acuerdo con los representantes de las plantillas.

3) Ampliación de las prerrogativas del empresario para inaplicar el convenio en vigor por distintas causas --incluida la cuantía salarial--. El proceso tiene garantías de participación, pero si no hay acuerdo permite la rescisión de contratos por despido procedente con un requisito muy fácil de cumplir por el empresario y que, además, es fácilmente manipulable.

4) El convenio de empresa prevalece sobre cualquier otro y su inaplicación puede ser suscrita por el empresario con una comisión ad hoc formada por tres trabajadores elegidos democráticamente.

5) Se regula el régimen de ultractividad de los convenios con objeto, según los autores de la ley, de procurar que la negociación colectiva sea un instrumento, y no un obstáculo; y adaptar las condiciones laborales a las circunstancias de cada empresa.

La filosofía de esta profunda reforma es la de crear un nuevo marco que facilite la creación de empleo. Considera que el empresario se decantará por el contrato indefinido debido a la facilidad para ajustar plantillas con un menor coste (el despido procedente será el habitual; y el improcedente, una rareza) y para imponer todos sus criterios en la determinación del salario y las condiciones laborales de la plantilla. Todo ello, a pesar de mantener dos tipos de contratos temporales (uno estricto, y otro camuflado durante un año sin coste de despido).

Por eso, CCOO lleva tiempo denunciando que el origen de la crisis no está en el mercado laboral ni en el costoso Estado del bienestar. La crisis la ha generado el sector financiero especulativo que ha actuado sin ningún tipo de escrúpulo ni control para conseguir los mayores beneficios en el menor tiempo posible.

Es necesario decirle al país que hay otra forma de hacer las cosas; que urge concertar esfuerzos y recursos en alcanzar un Pacto por el Empleo con la participación de los interlocutores sociales, las fuerzas políticas parlamentarias y los poderes públicos; que las reformas urgentes e inaplazables son la fiscal y la financiera para promover la reactivación económica, la creación de empleo y la circulación del crédito.

El Gobierno debe rectificar, retomar el diálogo social y negociar. Nosotros vamos a desplegar una amplia, sostenida e intensa campaña de información y movilización sobre las consecuencias de esta reforma. El conflicto está abierto. El Gobierno tiene la palabra.

Secretario general de CCOO

   
6 Comentarios
06

Por Tertuliano 17:20 - 19.02.2012

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Únicamente felicitar a Robespierre por sus esclarecedores escritos. Esta casi todo dicho y bien explicado.

05

Por Robespierre 15:23 - 19.02.2012

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

¿Qué hacer?, Quizá darle el valor que merece al trabajo honrado, digno, y acabar con la especulación financiera programada. Proteger la actividad industrial ante la competencia absolutamente desleal de los países esclavistas emergentes, donde han emigrado capitales “sectoriales” españoles (entre otros), con inversiones de maquinaria de última generación…manteniendo aquí estratégicamente, de forma totalmente planificada, tecnología comparativamente obsoleta. Si no fuera por la contradicción aparente de multinacionales del automóvil implantadas en España desde los 80 y antes….habría que sumar aproximadamente otros 6 millones de parados entre puestos directos e indirectos dependientes. O sea, nula industria de cabecera autóctona e independiente. Entre medio, los “emprendedores de bajo vuelo” divididos en dos tendencias: La 1ª, surgida al calor del triste ladrillo, con un ideario programático clarísimo. La primera maquina herramienta de esas sociedades era el BMV serie 7, o similar, pero no bajando de 100.000 euros, adquirido a la par que la nave de Uralita y adscrito contablemente a la Empresa como vehículo necesario para el funcionamiento empresarial, con las deducciones correspondientes. Por supuesto, el status personal había que cuidarlo y era exigible el aptto en playa y a ser posible también en montaña. No hay que estudiar mucho para saber su destino a la más mínima voladilla de viento en contra, con burbuja o sin ella…ni para imaginar el nivel salarial de sus empleados ocasionales. La 2ª, con criterios más responsables y desgraciadamente minoritaria…aguanta el chaparrón a la espera de tiempos mejores y sabiendo que con la debida tecnología...el coste salarial no tiene la importancia “desvastadora” que nos quieren meter en vena 4 sinvergüenzas de la política y las finanzas. Mientras, a pagar los platos rotos quienes menos culpa tienen, a no ser que sea causa de culpa…haber nacido fuera de tiempo o de ciclo.

04

Por amigoplantas 10:41 - 19.02.2012

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Hola Robespierre,pue sí,elser sociedadees megadependoientes delcrédito nos lleva a megadepender que quienes están en ese negocio (y en concreto de sus gestores), y a acabar favoreciéndolos de muchísimas formas. Pero la cuestión vuelve a ser ¿de qué vamos a vivir?

03

Por ana 10:27 - 19.02.2012

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Es imprescindible también un esfuerzo unificador por parte de todos los sindicatos. El ataque a los derechos laborales así lo requiere. Los trabajadores estamos sufriendo mucho por una crisis que es culpa del sector financiero. Es momento de aunar estrategias para hacer frente a un enemigo común: el pensamiento liberal conservador que utiliza la crisis financiera como excusa para recortar los derechos de gran parte de la sociedad (los trabajadores, los asalariados) y poner todo el poder en manos de unos pocos (los que ostentan el poder económico). Hoy, para empezar, hay que ir a la manifestación, para mostrar nuestro desacuerdo con la mal llamada Reforma Laboral, porque no es una reforma, es una Demolición.

02

Por Robespierre 10:20 - 19.02.2012

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

AMIGO PLANTAS Hay cosas curiosas con el asunto bancario. Si no me equivoco, el BCE presta dinero a los bancos al 1% para que los pobretes no se hundan en la miseria. Estos a su vez, prestan a los Estados una parte de ese dinero…multiplicando el interés por tres o cuatro, comprando bonos del tesoro para de paso…tenerlos cogidos por donde puede doler si aprietan ligerísimamente. Y al gilipollas del ciudadano de a pié, después de inspeccionarle su solvencia hasta la quinta generación…un cómodo 12% por préstamo al consumo privado, más otro 3% de comisión de apertura, más otro 3% si decide por la razón que sea…cancelar el préstamo, (datos del Santander a día de hoy). Por otro lado, asumiendo que algo hay de cierto respecto a que las Instituciones Bancarias (no sus dueños, cuidadín con el matiz), están de mierda financiera hasta las cejas, con el beneplácito de las Agencias Calificadoras, que en su día calificaban la mierda como oro…y ahora califican el Oro de las naciones como mierda….pues los Estados, haciendo bueno el dicho popular: “Encima de puta, pongo la cama”, les ofrecen subsidiariamente las “sobre ayudas” que sean necesarias. Entre medio del galimatías, va descubriéndose que lo que había de “dinero normal” ha pasado a manos de los adecuados particulares, viajando compulsivamente a paraísos fiscales y desde allí...reconvertido en “Dinero de los Mercados”…prestado con el legítimo interés de poder recuperarlo con los debidos intereses, económicos y políticos. Y falta la puesta al día contable de los “activos” en ladrillo y terreno, que va a acabar en una farsa absoluta, manteniendo la burbuja de precios, con algún toque cosmético para legalizar y salvar las apariencias. En fin, me voy a la manifestación a ser un "mal español", como es debido.

01

Por amigoplantas 9:14 - 19.02.2012

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Es la necesidad de pedir más y más prestado. Yen contra de lo que dicecasi todoelmundo,no estoy deacuerdo en ese dinero masivo para los bancos con laescusade que en algún momento vuelvan a dar préstamos, en mi estalentada opinión, si un crédito va a ser rentable para quien lo da, siempre habrá quien lo de ¿o no?