+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Apuntes al margen

Concertada, derecho a pernada

La ‘ley Celaá’ también va a prohibir que se regale suelo público para la construcción de colegios concertados

 

Alfonso Alegre Alfonso Alegre
29/11/2020

Hay una película francesa, muy divertida de 1993, llamada Los Visitantes . Narra la historia de un noble del siglo XII y su siervo que, al tomar la pócima de una bruja, se trasladan en el tiempo a nuestra era. La película son un montón de gags , relacionados con el choque frontal entre dos épocas. En un momento dado le cuentan al noble que el derecho de pernada ya no existe, a lo que este reacciona con desdén gritando ¡qué injusticia! Esto es un poco lo mismo que le pasa a la escuela concertada, que lleva muchos años con derecho de pernada y le parece injusto que se lo quiten. Lleva muchos años cobrando cuotas ilegales a los alumnos, unas veces directamente pasan recibos, y otras de forma indirecta obligando a comprar un chándal de 150 euros, o a participar en carísimas actividades extraescolares en horario lectivo, o cobrando los libros, el comedor o el transporte con un recargo (visible, o invisible). Tampoco me quiero dejar la insistencia con la que en ocasiones en clase recuerdan la necesidad de realizar un donativo a determinada causa, señalando a Menganito, que todavía no ha traído el dinero.

Si tienen dudas sobre estos cobros, pregunten a cualquiera que lleve a sus hijos a la concertada. La ley Celaá también va a prohibir que se regale suelo público para la construcción de estos colegios. Es decir, se les regalaba el suelo para que construyan un negocio financiado con dinero público en el que luego cobraban cuotas ilegales. Pedazo de emprendedores. A veces, para conseguir esos suelos había que entregar una mordida al PP. ¿Recuerdan la trama Púnica ? Además, puedes tener suerte con los suelos, te los regalan, luego te los recalifican para viviendas y pelotazo al canto, ¿Verdad Jesuitas? Pero la verdadera clave de la educación concertada está en la capacidad que tienen para discriminar alumnos, y así ofrecer clases más homogéneas, hablando en plata sin gitanos, negros u otros pobres, que lógicamente no pueden pagar las cuotas ilegales.

Vayan a la salida de un cole concertado y de uno público y lo verán con sus propios ojos. Naturalmente hay excepciones como el colegio Cantín y Gamboa o El Carmen y San José. Si ellos en lugar de ser la excepción fuesen la regla, yo no habría escrito este artículo. Acabar con el cobro de cuotas ilegales, la especulación, la discriminación de alumnos y el derecho de pernada es un ataque a la libertad y una injusticia de un Gobierno totalitario. Labordeta contestaría: ¡Váyanse ustedes a la mierda! . 

 
 
17 Comentarios
17

Por José S. 1 16:56 - 30.11.2020

A 11 Quin 19:54 - 29.11.2020. Muchas gracias por tener el tiempo de dirigirse a mí. En el final de su aportación me dice: «… me imagino que no es tonto. Es que parece que es un palmero... o lo es...». Bien pues, no tengo el placer de conocerle comentando antes en la sección de OPINIÓN de «El Periódico de Aragón», si así fuera estaría algo familiarizado con mi forma de pensar y mis puntos de vista acerca de multitud de cuestiones de candente actualidad, tanto a nivel nacional como internacional. Vería que respeto y defiendo la libertad de expresión de todas las personas aunque sus posturas sean diametralmente opuestas a las mías. También confío en que observaría que no soy tonto --o “palmero”. A propósito, aquí me han llamado otras cosas antes pero esta es la primera vez que otro colaborador utiliza este término referido a mí; tampoco estoy seguro con qué significado usan ustedes este vocablo y la definición del DRAE no lo aclara atendiendo al contexto en el que usted lo utiliza. Le diré, empero, que me expreso siempre con total y absoluta libertad y unas veces concurro más o menos ¡o nada! con las opiniones de otros participantes ¡ni que decir tiene los columnistas que escriben en este buen rotativo! En relación al artículo que nos brindaba ayer el señor Alfonso Alegre, reitero lo que venía a observar en mi anterior comentario: no sé del sistema educativo español y por eso me gusta leer a quienes pienso lo conocen bien. De este modo, si me permite, le hubiera agradecido aún más que hubiese aprovechado su participación para aclarar con escrupulosa precisión el punto o puntos de su aparente discrepancia con el cronista, al objeto de ampliar los conocimientos de otros intervinientes en este foro de opinión en materia de educación académica en nuestro país. Un muy cordial saludo, señora/señor. José S.

16

Por moqtadir 12:54 - 30.11.2020

Señor Yzuel, le contesto como lector crítico y no aborregado. Afirma en su intervención que “la concertada debe recurrir a cuotas voluntarias, dado que la subvención que recibe no paga todos los gastos “. Mire usted, los conciertos no deben ni tienen por qué cubrir los edificios, infraestructuras, equipamiento y formación docente que enumera, porque todos esos elementos que cita son un activo empresarial que debe satisfacer y costear la propia empresa; claramente pues se deduce de sus palabras que esas cuotas “voluntarias” no se refieren a la enseñanza en sí, ya que esa sí la financia perfectamente el Estado. Es inmoral y desvergonzado que pretenda que una empresa (centro privado) sea financiada por el erario público en el sostenimiento de su propio patrimonio. No pretenda confundir, la financiación es para la enseñanza. Y si, tan lesivos resultan los conciertos educativos para los intereses de los centros privados, la solución es muy sencilla, renunciar a ellos. Respecto a la gratuita (y falsa) afirmación de que la concertada ahorra al Estado más del 50% sírvase justificarla y, por favor, no lo haga con la famosa muletilla del coste por plaza escolar, porque en dicha fórmula torticera se olvidan muy interesadamente de la práctica inexistencia de la privada (concertada) en la zona rural, cuya escasez poblacional, por lógica, tiene que incrementar la ratio de costo por alumno.

15

Por 131 10:31 - 30.11.2020

Uno que escribe mentiras, es un mentiroso. Y si falseas la verdad tambien.

14

Por Isaacmpa 9:03 - 30.11.2020

La verdad es que más que un artículo documentado leo un discurso político lleno de prejuicios y falta de rigurosidad periodística. Lo que es un secuestro es que una ley como la de educación esté supeditada a los intereses partidistas de uno u otro bando político. Mi opinión es que artículos como este, con un enfoque tan sectario, abogan por la polarización de la sociedad y no apuestan por un pacto educativo que nos saque de esta sin razón.

13

Por Canariomaño 22:11 - 29.11.2020

En este país se puede opinar sin tener ni idea real de lo que hay y hasta se publica como un artículo. Entiendo que de todo se cuece en cualquier ámbito, ahora bien: hace ya muchos años que le enseñaba a pública ha degenerado tanto, la vagancia que tienen los docentes veteranos y eternamente apesebrados es tan grande, que ya es peor que la pública desde hace mucho, solo importa la comodidad y un buen sueldo, así que existen familias que todavía quieren educar a sus hijos y necesitan lo privado.

12

Por josetxu70 21:17 - 29.11.2020

Sr. Alegre. Utiliza usted el término "derecho de pernada" con una alegría desmesurada. Comparar la enseñanza concertada con esa práctica tan repugnante no hace más que empobrecer su sectario discurso. Tanta afirmación en en artículo de opinión merecería algo de prueba y menos de bulo. Soltar afirmaciones sin contrastar ni probar es digno de la más decadente demagogia del que se sabe escuchado. Menos difamar y más probar. En sus años de sindicalista propuso dislates, afirmó falsedades (como reducir más unidades en concertada de las que existían en una zona educativa), y veo que sigue por el mismo camino... Más rigor es lo que se pide a un profesor, más certezas y menos demagogia barata. Siga por ese camino.

11

Por Quin 19:54 - 29.11.2020

Sr. Jose S. 1 me parece muy bien su posturar sobre el artículo porque le parece clarificador e informativo, pero que sepa usted que le informa de noticias falsas. No se crea todo lo que dicen hombre... Que me imagino que no es tonto. Es que parece que es un palmero... o lo es...

10

Por Juan Yzuel 19:30 - 29.11.2020

Estimado Sr. Alegre: Soy profesor de la enseñanza pública concertada. Participé en la manifestación contra le Ley Celaá y, como ciudadano, respondo a su artículo de opinión. Es fácil generalizar la culpa de los abusos de posibles casos de Madrid. Ahora le pregunto: ¿cuántos colegios de la ciudad de Zaragoza están en suelo público gratuito? Ninguno. Usted tira una piedra a los jesuitas sin analizar su caso. Es cierto que la concertada debe recurrir a cuotas voluntarias, dado que la subvención que recibe no paga todos los gastos (edificios, infraestructuras, equipamiento, formación de los profesores…). Ahora nombre, dado que ha ido a la salida de los colegios, a un solo alumno o alumna que no haya sido admitido en un colegio concertado por no poder pagar la cuota voluntaria… No se esfuerce: ninguno. Y si no, denúncielo ante los tribunales. Esto se soluciona haciendo que el Estado revise el precio de una plaza escolar, que en el caso de la concertada ahorra al Estado más del 50%, dado que, además de no cubrir otros gastos, nuestros sueldos son, injustamente, muy inferiores a los de la escuela estatal, algo que el Estado dice querer resolver desde hace 30 años. Gracias por mencionar al Cantín y Gamboa, del que fui director. Pero no acabe allí la lista… Hay decenas de colegios similares en Aragón. Que el lector crítico y buscador de la verdad se informe con datos contrastados y analizados con rigor. No sé lo que diría mi amigo Labordeta, cuyo padre fue propietario y director de un colegio privado donde limpió los mocos a muchos chavales pobres... Seguro que no le gustaría que la Ley Celaá sea una norma sin consenso que nace muerta. Al lado de este problema, todas las pequeñas discusiones que mantengamos aquí usted y yo son calderilla. Mirémonos a los ojos, sentémonos a una mesa y saquemos adelante un gran Pacto Educativo, que es lo que de veras necesitan los niños y niñas de España y no que se enfrenten a gritos los dos sistemas públicos de educación.

09

Por Don Pantuflo 18:44 - 29.11.2020

Es un derecho inalienable el que ampara a los niños a ser adoctrinados desdesu mas tierna infancia en la unica religion verdadera y eso solo lo garantiza la enseñanza concertada pues la publica es un nido de rojosy masones. Otro derecho irrenunciable es el de ser efucados en la lengua mad amada por Dios Nuestro Señor, es decir en castellano sin mancha o macula de catalan, gallego o vascongado que son inventos del demonio

08

Por José S. 1 18:27 - 29.11.2020

He de dar muchas gracias a Alfonso Alegre por el trabajo que publica hoy, muy clarificador e informativo verdaderamente --además de estar perfectamente escrito, ¡'rara avis' en los tiempos que corren! En fin, sincerándome, tratando de superar mi reparo por no conocer casi nada de los entresijos del sistema educativo de mi propio país lo que es, ya sé, inexcusable. Y por las mismas razones que otorgaba a lo expresado por el columnista me ha gustado, de nuevo, la aportación de 1 moqtadir 11:14 - 29.11.2020 cuya frase «Es exactamente eso, la reacción de cabreo y ansias de agresión por atisbar una levísima mengua en sus prebendas», me ha resultado un ecuánime resumen del artículo del señor Alegre. Siempre he pensado que una opinión bien escrita de tal forma que los lectores la puedan leer de una tacada, entendiéndola por su sencillez sin detrimento de su poder intelectual y sin extranjerismos que, frecuentemente, no sirven otro propósito que el de hinchar el vano ego de sus autores, es el mejor comentario si el más difícil de producir. Hoy sí que tengo razón para aplicarme el sutil refrán español: «A la cama no te irás sin saber una cosa más». Un saludo a todos.