+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Editorial

El conflicto del ICA sigue lejos de cualquier solución

 

15/01/2018

El controvertido Impuesto por la Contaminación de las Aguas (ICA) sigue tensando las relaciones entre el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza. Desde que la primera de ambas instituciones reclamó a la segunda el censo de sus contribuyentes para endosarles la nueva tasa, la pugna entre ambas no ha cesado. Recientemente, desde el Pignatelli se ha acusado a la Casa Consistorial de no haber remitido a los recaudadores... el propio domicilio fiscal del municipio cesaraugustano, y uno de los concejales más polémicos, Pablo Hijar, delegado de Vivienda y Deportes, rompió en público su recibo del ICA.

Para muchos zaragozanos, el ICA es un impuesto redundante, puesto que la ciudad ya pagó y paga la depuración de sus propios vertidos. Peor todavía: no es fácil justificar la existencia de la polémica tasa autonómica apelando a la solidaridad con el resto de los municipios aragoneses, dado que dichos municipios fueron objeto de un Plan de Saneamiento, gestionado desde el Departamento de Medio Ambiente de la DGA, que resultó un auténtico fiasco. La evidencia de los errores cometidos entonces, las sospechas que rodearon aquel Plan y su notoria insostenibilidad actual enturbiaron desde el primer momento la aplicación del ICA, definido por el alcalde de Zaragoza como «un impuesto destinado a tapar un pufo».

Será por ello y por el constante debate público entre Gobierno autónomo y Ayuntamiento zaragozano que el ICA sólo ha sido domiciliado por un 20% de los zaragozanos (cuando en el resto de Aragón la domiciliación ronda el 90%) y que miles de vecinos de la capital (7.000 en una primera oleada) han recurrido el impuesto. Mientras, la comisión de investigación del Plan de Saneamiento aragonés que debería haberse puesto en marcha en las Cortes todavía no se ha constituido, aunque formaba parte de un acuerdo entre PSOE y Podemos. Aquel desastroso programa para depurar vertidos en toda la Comunidad sigue guardando intactos sus oscuros secretos.

Es necesario tanto poner luz y taquígrafos en el Plan de Saneamiento como resolver el actual contencioso entre las dos principales instituciones de Aragón. Eso solo se puede hacer mediante la negociación y la lealtad mutua. Zaragoza debe apoyar al resto de la Comunidad en el sostenimiento de unas infraestructuras imprescindibles. Pero con transparencia, lógica y en sus justos términos.

   
1 Comentario
01

Por pepefe 18:30 - 15.01.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

ESTO ES UN ROBO Y LO TIENEN QUE QUITAR ANTES DE QUE LES LLEGUEN LOS RECURSOS A TAPONAR TODA LA DGA, ESTE IMPRESENTABLE DE PRESIDENTE SE TIENE QUE PONER LAS PILAS Y ANULAR ESTE IMPUSTO QUE PAGAMOS DOS VECES, UNA COSA ES PAGAR Y OTRA QUE TE ATRAQUEN, venga señores politicos solucionen de una vez este desaguisado que nos han montado de una puñetera vez, fuera este impuesto duplicado, ya vale a robar a otro sitio.