+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ESTADO DE ALARMA

Lo que el coronavirus pone de manifiesto

 

Iñaki Gabilondo. - MOVISTAR+

No podremos salir de esta crisis justo por donde entramos en ella. Tampoco es preciso ser hoy particularmente agorero ni partidario extremo de las teorías eco-apocalípticas para llegar a una conclusión: esta durísima lección nos advierte de cuán frágiles somos, de la extrema debilidad de nuestra manera de organizarnos para vivir y de que era falso el aparente control humano del nicho ecológico que nos alberga. Ahora todas las luces rojas se han encendido y las sirenas advierten de una catástrofe inminente. No solo por las mortales epidemias que se suceden cada vez más agresivas (SARS, Ébola, Gripe A… Covid19), sino por el peligro global que crece en este disparatado Antropoceno como un dragón en su huevo. Pensemos en la emergencia climática, en la destrucción acelerada de la biodiversidad, en la ruptura consecutiva de los más elementales equilibrios de la naturaleza… Demasiada gente y demasiada destrucción de recursos insustituibles. Hace tiempo que jugamos con fuego en la puerta del polvorín.

Estas reflexiones siguen siendo, para algunos, una mera opinión. Ni siquiera ahora querrán los negacionistas aceptar los hechos evidentes. Es más fácil culpar de todo a los políticos y convertir la triste ocasión en un ajuste de cuentas táctico. Pero el aldabonazo resuena en nuestros oídos con tal intensidad que no vale pararse en la superficie de las cosas. ¿Y si esta fuese la última advertencia?

Por eso cada vez me interesa más la reflexión sobre el día después. El miércoles, como ya les había anunciado, se celebró a través de internet (desde www.diadespues.org) una primera aproximación al tema seguida en directo por mil seiscientas personas. Al día siguiente, en el canal #0 de Movistar, Iñaki Gabilondo coordinó una especie de ronda de opiniones de similar contenido. Muy interesante lo que en ambas ocasiones fue saliendo a la luz: desde la necesidad de una gobernanza global que permita afrontar mediante la cooperación internacional problemas que son obviamente globales, hasta la importancia de reprogramar la política, la economía y la ciencia para estar en condiciones de salir del enloquecido rumbo que nos lleva al desastre.

De lo macro a lo micro, ahora mismo la discusión constructiva ha de incluirlo todo. Es obvio que ya nadie puede discutir la importancia de lo público, de lo colectivo, de la igualdad y el principio de que hay necesidades sociales que jamas deben convertirse en negocio. Pero existen aspectos muy concretos cuyas paradojas han de ser descifradas. Les pongo un par de ejemplos.

Primero: España ha carecido y carece de los más elementales recursos para proteger del contagio a sanitarios y otros colectivos profesionales singularmente amenazados... porque no disponemos ni de una sola fábrica donde producirlos de manera masiva; no digamos artefactos más sofisticados como los respiradores o ventiladores. La deslocalización industrial y la conversión del Lejano Oriente (China, Corea del Sur, Taiwan, India) en la gran factoría del mundo nos ha dejado sin capacidad para disponer de mascarillas, guantes y trajes de aislamiento (que ahora algunos jueces, en un ejercicio de fútil impotencia, exigen a las autoridades, como si estas pudieran sacarlos de hoy para mañana de una mágica chistera). Hay que comprar de todo en un mercado donde la demanda ha desbordado la oferta y los mecanismos de distribución han entrado en caos.

Segundo: No hace falta ser un lince para captar que el modelo de residencias y centros de atención a las personas dependientes (ancianos sobre todo) no es el adecuado. Se ha dejado esos servicios fundamentales en manos del sector privado, y allí el beneficio ha impuesto a menudo sus reglas sobre cualquier otra consideración. Esas residencias son en estos momentos el eslabón más débil en la línea de resistencia. En demasiados casos, una trampa mortal.

Quedan muchos días de confinamiento. Días para pensar. Días para aprender.

 
 
15 Comentarios
15

Por JC1 20:05 - 28.03.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Ya lo dije hace días aquí, que cuando llegáramos a los 800 muertos diarios se adoptarían las medidas que había que haberse adoptado entonces o incluso antes. Ya hemos llegado y ya se paraliza el contagio laboral

14

Por José S. 1 17:16 - 28.03.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

En Bérgamo ha habido un descenso constante en los pasados veintiocho días, el 47% menos que en las mismas semanas del año pasado. En Roma, la media de concentración de NO2 en las últimas cuatro semanas ha sido del 26-35 % menos que en el mismo período de 2019. En Barcelona, la media de niveles de concentración en el aire de NO2 bajó al 40% de una semana para otra en comparación con una reducción del 55% en las mismas semanas de 2019. Y en la capital del Reino, Madrid, la media de niveles de NO2 quedó reducida al 56% comparada con una menor reducción del 41% en el mismo tiempo del año pasado. Podría continuar con más datos a este tenor pero creo que no hace falta. Es decir que José Luis Trasobares tiene razón: se la dan los datos empíricos puros y duros. A primera vista, de la presente crisis de salud pública para mí son dos las lecciones que no debemos olvidar cuando pase esta pesadilla, que pasará: 1. Es crucial tener unos servicios sanitarios públicos de calidad; la austeridad neoliberal los redujo ¡o eliminó! asistiendo a la COVID-19 a diezmar nuestro país. 2. Ha quedado demostrado que cuando nos vemos forzados a ello es posible paralizar las fuentes contaminantes del aire que respiramos, ¿qué nos impedirá entonces disponer de un aire limpio en el futuro? Muy, muy buen artículo, gracias.

13

Por José S. 1 17:14 - 28.03.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

En un golpe de fortuna topé con la columna de José Luis Trasobares hace unos diez o doce años, mientras miraba de pasada en mi móvil noticias sobre Aragón. En aquellos días uno era incrédulo total acerca del, según decían, cambio climático y su impacto en el planeta Tierra, vida humana incluida. Aún tengo mis dudas, he de admitir. Sin embargo, a las personas que nos gusta que otros nos razonen sus aseveraciones de una forma tranquila mientras rebaten posiciones opuestas, el señor Trasobares viene haciendo un trabajo excelente. Al igual que otros comentaristas habituales como 'albertovich' --un respetuoso saludo-- cuyas aportaciones en este espacio, trayendo datos relevantes y proporcionando vínculos con artículos y estudios en esta materia, son invaluables. Ante la desoladora situación de nuestro país debido a la pandemia de COVID-19, el señor Trasobares nos incita a reparar “… en la emergencia climática, en la destrucción acelerada de la biodiversidad, en la ruptura consecutiva de los más elementales equilibrios de la naturaleza…”. Tomemos nota, seriamente. En esta coyuntura, la información de que disponemos no hace exagerados los asertos del columnista. Por ejemplo, nos dicen que la COVID-19 se ceba con las personas achacosas, generalmente de una edad avanzada, u otras consideradas jóvenes que presentan cuadros clínicos característicos de enfermedades respiratorias que un aire impuro agrava. La Agencia Europea de Medio Ambiente --AEMA-- ha confirmado recientemente que ha habido una concentración reducida de dióxido de nitrógeno, NO2, en el aire que respiramos debido, mayormente, a una disminución del tráfico rodado y otras actividades en las ciudades en cuarentena. En Milán la media de concentración de NO2 en las cuatro últimas semanas ha sido del 24% menos que en las cuatro anteriores este mismo año.

12

Por Robespierre One 14:16 - 28.03.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

¿ Que pone de manifiesto además de lo comentado en el artículo? Pues que al margen de las personas que se dedican a la Sanidad , independientemente de su categoría y de las fuerzas del orden entendidas en el mejor sentido de la palabra “orden”….existen desde siempre las profesiones a veces mas despreciadas económicamente...que se están reivindicándose como totalmente imprescindibles ( repartidores, personal de limpieza, cajeras de supermercados, transportistas a sueldo o autónomos, cuidadoras de mayores, profesionales de la educación en todos su ámbitos y categorías y el casi siempre olvidado, puteado y “becado” ( de becarios, digo) sector de la investigación científica, dejando la industria pesada y sus mil aplicaciones derivadas para rematar el broche de oro de lo útil. Todos esos colectivos son IMPRESCINDIBLES en cualquier tipo de sociedad civilizada, tenga el régimen político que tenga, añadiendo al funcionariado necesario. Todo lo demás ( brokers, financieros de bolsa, ejecutivos de alto standing de las finanzas, banqueros privados, accionistas de esa cosa denominada “mercados” y un variado y amplio elenco de rollos semejantes...SOLO son útiles con determinados sistemas políticos que por desgracia son los que detentan el poder mundial...por orden de ellos. Sé la monserga justificadora de los medio pelistas adscritos a su ideología económica: “Determinados oficios los puede hacer cualquiera y no merecen salarios altos” Definiendo como tales... que cobren lo que cobran ellos que por supuesto creen merecidos). Para todos ellos, visto lo visto en situaciones donde la sociedad depende no precisamente de ellos y su estatus...habría que decirles: “Si lo ves tan fácil, hazlo tú so cabrón” porque si ellos paran y dejan de hacer lo que hacen...te mueres revolcado en la mierda que generas o sin poder comer otra cosa que tus títulos o los muebles de tu despacho u oficina o morirte de asco y de enfermedades imposibles de combatir por no tener los medios adecuados.

11

Por picaraza9 14:15 - 28.03.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Ya era raro que el modorro no apareciera también por aquí. Antoñito, deja de decir tonterías

10

Por Antonio L.N. 14:06 - 28.03.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

En cuanto a la globalización ha sido una estafa todas las empresas se han ido a Oriente a fabricar barato pagando sueldos de esclavos y nosotros lo hemos permitido.......en cuanto a la UNION EUROPEA es de RISA O SE MODIFICA O SE MUERE

09

Por Antonio L.N. 14:02 - 28.03.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Ahora no tengo ganas de entrar en políticas pero habrá que revisar muchas cosas de las que han pasado y de cómo la prensa menos iker Jiménez lo ha intentado tapar todo

08

Por Antonio L.N. 14:00 - 28.03.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Señores abramos los ojos este virus se comporta de forma anormal aguanta 72 horas en superficies inorgánicas y aguanta el calor...esta preparado para la guerra biologicavy ha salido del laboratorio de guerra química y biológica de clase 4 instalado en wuhan china

07

Por 1 de la Almozara 11:53 - 28.03.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Señor Trasobares. Veo que la jubilación no le afecta a la lucidez. Muy acertado el artículo, como siempre. Me alegro mucho volver a leerle. A seguir así.

06

Por opinante 11:40 - 28.03.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Para 03: ¿Que la mayoría de ancianos prefieren ir a residencia privada en vez de pública? Usted no es consciente de lo que dice. Y si lo dice porque lo cree debería hacérselo mirar. En la mayoría de las privadas hay escasez de personal, o está muy justo y por ese motivo en alguna de ellas abusan del valium (ojo, digo en algunas). En cambio las públicas están dotadas de todo el personal necesario. Cuando falla, por enfermedad o cualquier otro motivo, alguien del personal del servicio, es cubierto inmediatamente por otro de la bolsa de empleo. Y es excelente. Ésto se lo digo con conocimiento de causa, porque lo he vivido con un familiar cercano. Pero allá usted, si prefiere para si mismo o para sus familiares la privada, que lo disfrute. Y guarde ahorros en abundancia para cuando le toque,

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla