+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Sala de máquinas

Corrupción en Tánger

 

Yasmina Khadra es el seudónimo de Mohammed Moulessehoul. -

Juan Bolea Juan Bolea
13/04/2020

Mucha gente y no pocos lectores siguen pensando que Yasmina Khadra, una supuesta, valiente y desgarradora firma argelina, es una autora. Se equivocan, pues se trata de un hombre: Mohammed Moulessehoul. Un militar argelino, con grado de comandante, que, para eludir la censura de su país, comenzó escribiendo en francés y con seudónimo femenino.

A partir del 2000, nuevo milenio, vida nueva, Yasmina/Mohammed optó por las letras frente a las armas, se mudó a París y prosiguió despachando, siempre en francés, una novela tras otra. Algunas, con tanto éxito como Las golondrinas de Kabul o Lo que el día debe a la noche. Muchas, comprometidas en una denuncia contra los ancestrales poderes, islamismos, monarquías, tribus y ejércitos que bloquean el norte de África a la democracia, la libertad y la igualdad. (Magnífica, por cierto, la más reciente de esa serie «política», La última noche del rais, sobre la caída de Gadaffi en Libia.)

Otra de las pasiones de Yasmina Khadra es la novela negra, que cultiva con eficacia y asiduidad. El autor argelino practica el subgénero social, que persigue y describe la denuncia de la corrupción y abusos de los poderes establecidos.

Como, por ejemplo, los de la policía marroquí en la trama de su nuevo título: 'La deshonra de Sarak Ikker' (Alianza). El mencionado Cuerpo no sale bien parado en esta historia ambientada en Tánger, con altos oficiales embarcados en una intriga de pasiones sexuales e influencias políticas. Ikker, el protagonista del drama, un joven teniente, favorecido por su matrimonio con la hija de un capitoste del régimen marroquí, deberá enfrentarse a una situación personal límite. Por un duro golpe del destino, todo a su alrededor y en su interior quedará en juego: su puesto, su matrimonio, su sentido del patriotismo, de la familia y del honor… La novela irá creciendo a golpes de intriga hasta convertirse en un crítico retrato de la sociedad magrebí en sus castas o niveles sociales, desde la corte real hasta los traficantes. También, en una reflexión sobre la condición de la mujer en el mundo musulmán.

Recomendable.

 
 
1 Comentario
01

Por earagon59 9:15 - 13.04.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

si allí hay corrupción lo que tiene que hacer este buen mozo es venirse a España que aquí no tenemos corrupción alguna, y estará muy bien con el regimen establecido.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla