+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Apuntes al margen

Economía en la escuela

 

Economía en la escuela -

Alfonso Alegre Alfonso Alegre
31/05/2020

Decía el escritor (y economista) José Luis Sampedro que del Bachillerato se salía conociendo la calcopirita, pero sin saber lo que es un banco. Afortunadamente hace ya unos cuantos años, que sí se da la economía en Bachillerato, y alguno menos que se imparte en la ESO. Lamentablemente las materias de economía son optativas a diferencia de muchas otras. Así, la inmensa mayoría de los alumnos terminan el Bachillerato e incluso la ESO conociendo la teoría de las ideas de Platón, los versos endecasílabos de Garcilaso o la capital de Burkina Fasso, además de la calcopirita.

No seré yo, aficionado a la filosofía, quien critique que los chavales conozcan a Platón, o a Garcilaso, pero estaría bien que a todo el alumnado se le enseñara qué es una hipoteca, el tipo de interés de los préstamos de Cofidis, qué es un convenio colectivo, qué significa eso de que la renta «te salga a devolver», o incluso rizando el rizo valorar si jugar en una casa de apuestas es una inversión o un disparate.

La razón me parece evidente: a todos los alumnos, con certeza, les van a afectar (y mucho) en su vida algunos de los ejemplos antes mencionados. Si la educación es una preparación para la vida démosles herramientas que les sean útiles, y que les ayuden a desenvolverse en ella. La nueva reforma educativa es una oportunidad para que estos conocimientos se incluyan de forma que todos los alumnos tengan la garantía de aprenderlos. El problema es que al contrario de lo que dice el refrán, el saber sí ocupa lugar (o al menos tiempo) en algunas de las 30 horas de clase semanales que tienen los chavales.

Así pues, si consideramos que saber algo de economía debería ser necesario para todo el mundo nos quedan dos alternativas: o aumentamos las horas de clase (algo difícil en una época en la que se plantea que los chavales no hagan deberes) o decidimos sacar a Platón, a Garcilaso, a la calcopirita o cualquier otro conocimiento del currículo. Comprenderán que no me pronuncie sobre qué alternativa elegir, ya que yo volveré al instituto y esto lo pueden leer mis compañeros e incluso, milagro mediante, mis alumnos y no quiero que ninguno me mire mal. Enfrentarse a una situación como esta, en la que no queda otra que elegir una cosa y por tanto descartar otra, nos pasa constantemente en la vida, es necesario entenderlo. Se llama coste de oportunidad y también se aprende en la clase de economía.

*Profesor y economista

 
 
6 Comentarios
06

Por Esloquehay 19:55 - 31.05.2020

No señor manchonero libertad de elección merecieron a que mis hijos y nietos no tienen que sufrir el adoctrinamiento del Sr. Alegre en el instituto porque sí, de la misma manera que yo no tengo que sufrir por obligación está ocurrencia suya, la sufriré aquí por elección, ahora al leerlo, pero los vicios de cada cual no deberían ser impuestos. Para impuestos, los que ya tocan sin que se nos quiera dar voz ni voto sobre cómo utilizarlos. Y si no, cheque escolar.

05

Por el manchonero 17:05 - 31.05.2020

Todos deberíamos salir desde la misma raya. Un ejemplo en mi familia si no pasas el corte por nota para arquitecto te tienes que ir a la San Jorge. Esto es lo que usted sr esloquehay a lo que se refiere cuando habla de libertad de elección?

04

Por Lagerzgz 12:55 - 31.05.2020

Está claro que la educación debería ser integral. Esto implica mas horas lectivas y más tiempo de estudio, lo cual tiene varias consecuencias: Los alumnos tendrían menos tiempo libre, menos tiempo para estar con los amigos y para convivir con la familia. ¿Valdría la pena? No sabría que responder a esa pregunta? Otra consecuencia sería que los maestros tendrían que aumentar su jornada laboral. Esto último conociendo al personal sería muy difícil.

03

Por Verdad implacable 12:47 - 31.05.2020

Estoy de acuerdo con el artículo, que es importante que nuestros hijos sepan lo que es una hipoteca. Pero también es importante, que sepan que si ganas 100, no puedes gastar 120. Porque entonces vivimos por encima de nuestras posibilidades,y tenemos una deuda de 20,y que alguien espera cobrar.Enseñar a nuestros hijos,a hipotecarse es un error y así nos va.

02

Por Esloquehay 11:23 - 31.05.2020

Bueno señor articulista, si el que va a enseñar economía es usted, que se dedica a explicar que dándole a la máquina de los billetes se arregla todo... Bueno, como afiliado a Podemos, y candidato varias veces entiendo que cuatro quintas partes de las teorías económicas serán ignoradas o tergiversadas no sea que le salgan alumnos independientes, pero siempre nos quedará la elección de centro... ¿O no? En eso están, ya lo sabemos. Y enfrente estaremos, nos nos queda otra, solo que quienes defendemos la libertad de elección no montaremos los líos en la calle que suelen hacer ustedes. Es lo que tiene respetar al prójimo. Y sabes de que pie cojea tanto defensor de lo público... cuando lo público es como él quiere.

01

Por el manchonero 10:39 - 31.05.2020

Habría que empezar por nuestro sistema de educación, nos metieron un gol con el artículo 27 de nuestra CE. Privada, Concertada y Pública. Todo lo que de ello se deriva genera pura desigualdad.