+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Sala de máquinas

El fantasma del centro político español

 

Juan Bolea Juan Bolea
14/11/2019

En su período emergente, Albert Rivera se declaraba centrista y se refería constantemente a Adolfo Suárez. Oyéndole, no cabía duda de que era su ídolo. Emulando al primer presidente de la Transición, Rivera intentó construir un partido de centro, en la seguridad de que los votantes españoles no eran, en su mayoría, de derechas ni de izquierdas, sino moderados, liberales, ciudadanos centrados, europeístas, equilibrados, amantes de su país, de la libertad, del respeto a todos y de la división de poderes.

Todo le fue bien o muy bien a Cs porque era creíble, y porque en Cataluña había hecho un gran trabajo, hasta la llamada foto de Colón.

Aquel aciago día, Rivera posó con el PP y con Santiago Abascal, poniendo a tiro franco el comentario y la alerta de Pedro Sánchez sobre «las tres derechas». En ese mismo instante debió salirse de ahí, escapar a una jaula ideológica en la que el PSOE, hábilmente, quería confinarle, dividiéndole por tres; pero Rivera no lo vio, o no quiso verlo porque lo veía así.

Entre el fuego de la izquierda y el fuego amigo, Rivera ha caído en combate Desde entonces, su partido de centro fue un partido de centro derecha. Los militantes más escorados a la izquierda, Valls, Nart, Roldán y otros muchos reaccionaron contra lo que consideraban un error, pero fueron barridos, como cuarenta años atrás los socialdemócratas de UCD, con Fernández Ordoñez a la cabeza, fueron laminados por los democristianos de Herrero de Miñón o de Landelino Lavilla. La derecha se impuso en el partido de Suárez, como Rivera la impuso al suyo.

A partir de ahí su terreno de juego cambió. Ya no era tanto el principal objetivo derrotar al PSOE como ocupar el lugar del PP. Ya no resultaba tan trascendental ensanchar el centro, conservándolo del contacto con ideologías incompatibles, como la ultraderecha, como presentarse al electorado como el aglutinante del voto conservador.

Entre ese fuego cruzado con la izquierda, y el fuego amigo, desde la derecha, Rivera ha caído en combate, sepultando una vez más la utopía del centro entre un montón de reproches, excusas y lágrimas.

¿Resurgirá el centro político en el seno de Ciudadanos? Sería de desear, porque es necesario y, hoy, no existe. 

   
6 Comentarios
06

Por Esloquehay 17:34 - 14.11.2019

Con que se conformará ERC y Bildu... He ahí la cuestión. Si con el poder postpuyolista por fin para los primeros y el blanqueamiento del terrorismo para los segundos, la impunidad para ambos por no saber defender sus ideas dentro de la legalidad en un estado democrático, pasando por encima de los derechos del resto de los ciudadanos (bueno, Bildu por encima de sus vidas directamente), o pedirán algo más... Y al vicio de pedir, ¿la virtud de no dar?

05

Por Raimon 17:03 - 14.11.2019

El PSOE ha sido siempre un partido beligerante embustero y muchos de sus cargos tan ladrones como los del PP,solo faltaba Rodriguez Zapatero y Sanchez para acabarla de joder, bajalo del altar Don Minervo, que me chirrian los dientes, si tienes dudas, lee la Historia de España incluido el tema de la incivil contienda.

04

Por José Z. 10:56 - 14.11.2019

Ya tenemos centro en España, se llama PSOE: tirando a centro derecha en asuntos económicos (no queda más remedio, Europa manda) y al centro izquierda en derechos y temas más sociales. Cuando le sale la vena de derechas enerva a su sector más de izquierda y cuando le sale la vena de izquierdas (sólo la puntita) pone de los nervios a la derechuza de este país. No se puede tener contentos a todos todo el rato.

03

Por Robespierre One 10:54 - 14.11.2019

Refundándolo, volviendo los que se fueron y expulsando lo que aún queda de la guardia pretoriana de Rivera, incluída la Barbi a quien parece estar destinada la sucesión...puede que tengan alguna oportunidad. No sería mi opción pero reconozco que hay un abismo, por ejemplo, entre Valls y Rivera, no solo en dignidad y vergüenza sino también en experiencia política...o lo que queda de partido ( y bien partido, dicho sea de paso)

02

Por Don Minervo 9:56 - 14.11.2019

Amigo Bolea si ha habido un partido que se ha acercado más al centro aparte de un sector de auella UCD (lo tenían mmuy difícil en aquella España posfranquista) ha sido el Psoe, el PP descubrió en 1989 que el centro le iba a dar más votos y se disfrazaron de centristas, pero solo era un disfraz, en cuanto han podido asociarse con alguien lo han hecho con la extrema derecha franquista y como no... con Rivera, otro centrista de ocasión.

01

Por Don Minervo 9:50 - 14.11.2019

Rivera ha sido un error de esos que da la política, Rivera era de donde interesase ser en ese momento, derecha, izquierda, centro o palmo y medio por encima del suelo. Rivera ha sido devorado por el propio Rivera, su ego, su inagotable ambición, su espíritu caudillesco y sus mentiras. De repente y en poco meses la mayoría de sus votantes dejaron de creerle, esto no es normal. Rivera estaba enamorado de Rivera. Adios Rivera.