+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Sala de máquinas

Festín de erotismo cinematográfico

 

Juan Bolea Juan Bolea
26/01/2019

La sala de Fnac--Zaragoza está proyectando un más que interesante y diferente ciclo de cine erótico, muy recomendable para los fanáticos del género y, en general, para los aficionados al séptimo arte.

La selección de películas ha corrido a cargo de un excelente programador, Ángel Gracia, autor él mismo y mente atenta a cada nueva evolución o tendencia. Que, en el erotismo, ha venido basculando entre los cánones clásicos de un decadente esteticismo a planos volcánicos de sexualidad, oscura o rabiosa, radiante, a veces desmedida, feroz. Siendo siempre el erotismo, además de género en sí, condimento o salsa de otros muchos guisos literarios y cinematográficos.

¿Qué será, no obstante, en su definición, el erotismo? ¿En qué se diferencia del voyeurismo, del deseo, de la pasión sexual, de la pornografía? ¿No será, finalmente, Donald Trump quien, desde su periferia intelectual, nos haya marcado las categorías: Melanie el erotismo y Stormy Daniels la pornografía?

Bromas aparte, el tema es tan serio que se remonta al origen de la Humanidad. Grecia y Roma, en sus báquicas alamedas, entre auspicios y actores, celebraron el fulgor de la carne con la alegría de los sátiros y el priapismo del fauno, pero fue entre nosotros, los renacentistas, cuando la Sevilla y la Roma de la lozana anzaluza, la farmacopea de la Celestina, los revolcones del Buscón nos prepararon para la fiesta del amor en todos sus altares.

No se pierdan, y crean que el consejo es bueno, los títulos de este ciclo de cine erótico que quedan por verse en Fnac--Zaragoza: El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante, de Peter Greenway, que se proyecta esta misma tarde. Y en días sucesivos Labios ardientes de Dennis Hooper; Lazos ardientes, de Lilly Wachovski y Lana Wachovski; Stoker, de Park Chan-wook; o El desconocido del lago, de Alain Guiraudie.

Un festín, variado y rico, para revisar el concepto clásico de erotismo, si acaso exista, y conjugarlo en distintas geografías. Pues el amor y su práctica varían sustancialmente allá donde miremos, bien con la franqueza, con la naturalidad de los nuevos y liberados tiempos, bien por la mirilla de la represión, cuando el español, en palabras de Luis Buñuel, era el hombre más reprimido del mundo.

   
3 Comentarios
03

Por Raimon 11:03 - 26.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Hola Juan gracias por la invitación a asistir a las sesiones de cine de la Fnac, el problema es que los asientos, son duros como la misma piedra, y los gluteos padecen lo suyo, transmitiendo el descontento al resto del organismo, salud escritor.

02

Por Raimon 11:00 - 26.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Hola Don Minervo, reflexionar en una báquica alameda con oración a Baco y, a verlas pasar con pensamientos sobre la pasión y el sexo y algun roce masturbatorio, ahora, por fin conocemos rasgos de su personalidad "progresista"

01

Por Don Minervo 9:57 - 26.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

El erotismo es de cultos e intelectuales y la pornografía es de guarros, pero resulta que se consume más pornografía que erotismo y resulta que ambos tienen mucho que ver con el sexo, la pasión y el deseo, pero no se puede comparar una cosa con otra. De todas formas me voy a reflexionar a una báquica alameda sobre todo esto.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla