+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Sala de máquinas

Franco y la desmemoria nacional

 

Juan Bolea Juan Bolea
23/10/2019

La apertura de la tumba y la exhumación de los restos de Franco ha devuelto y revuelto la memoria del franquismo y reactivado las denuncias y reclamaciones en el marco de la memoria histórica de un país en desmemoria, según ha denunciado en un reciente ensayo Juan Miguel Baquero.

Muchos, además, temen que, aun sin los restos del dictador, el Valle de los Caídos, alzado con el sacrificio de presos republicanos y sostenido durante ochenta años con dinero público, seguirá irguiendo su absurdo en un limbo sin recompensas ni condenas, donde simplemente impera el olvido. Porque ni la Ley de Memoria Histórica se está aplicando en profundidad ni la relectura del golpe de Estado que propone el fascismo latente en partidos como Vox contribuye a cicatrizar la herida de la guerra civil.

El país de la desmemoria (Roca Editorial), de Baquero, incide en la peligrosa permanencia de hábitos, pensamientos y normas preconstitucionales como, pone el autor por ejemplo, la Ley de Amnistía, que viene actuando como una suerte de Ley de Punto final. España, sigue argumentando Baquero, ha sido capaz, paradójicamente, de abrir una vía judicial para las dictaduras de Augusto Pinochet (Chile) o de Rafael Videla (Argentina), pero también de boicotear la única causa abierta para juzgar al franquismo, la Querella Argentina. Baquero recuerda que España nunca llevó ante un juez a los verdugos y torturadores, ni ha investigado judicialmente las prácticas represivas más duraderas de Europa. Los gobiernos españoles tampoco han restituido el expolio que sufrieron los perdedores por parte de los franquistas ni se ha cuestionado la fortuna corrupta de los Franco...

Así las cosas, y con el país dividido en dos bloques de izquierda y derecha dispuestos a utilizarlo todo, comenzando por nuestra propia historia, para reorientar el sentido de las urnas, la pesada losa de Franco, de su alzamiento y de la guerra civil seguirán agobiando el presente democrático con los sofocados gritos de las cunetas y los susurros de nuestros fantasmas. Una nación, la nuestra, donde los temas capitales nunca se abordan con urgencia ni rigor, tendiendo a confiar en el el olvido, en la desmemoria, como el mejor remedio a nuestros males.

   
3 Comentarios
03

Por opinante 14:16 - 23.10.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Efectivamente, como dice Minervo, toda ésta pandilla de nietos, bisnietos y luego los tataranietos viven y vivirán como dios sin haber dado un palo al agua en su vida. Y decían que en casa del dictador se comía rancho cuartelero todos los días. Y una mierda.

02

Por Manué manué 11:45 - 23.10.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

¡ Muy bien Minervo; estoy de acuerdo con tu razonamiento. Saludos También para el autor del artículo.

01

Por Don Minervo 9:27 - 23.10.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

No creo que sea una cuestión de desmemoria, todos saben quien fue franco y que hizo. Un militar rebelde,golpista, dictador, asesino, torturador y corrupto que hizo de España su cortijo. Franco entró pobre en la guerra y salió rico de ella y a pesar de su humilde sueldo dejó una herencia a los suyos que a día de hoy siguen viviendo de dicha herencia. No es una cuestión de memoria es una cuestión de decencia.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla