+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Tres en uno

De la ilusión a lo ilusorio

Hay un grito casi unánime de una mayor capacidad legal para adoptar medidas duras

 

Álvaro Sierra Álvaro Sierra
20/01/2021

España está sumida en la incertidumbre de no saber cómo de devastadora será la cuarta ola. Y, mientras, lo único que es capaz de salvarnos del atolladero sigue en un ralentí que avergüenza. El ritmo de vacunación que se exige tras el éxito científico --con Madrid dando un ejemplo bochornoso de gestión-- aún es ineficiente en parte del país. De la ilusión de la primera vacuna inoculada un 27 de diciembre al mensaje ilusorio de vacunar al 70% de la población en cinco meses.

Se empezó con desacierto en la vacunación, sin conocer el ritmo de producción de la farmacéutica o sin la certeza del reparto que haría Sanidad a las comunidades. Tan solo cabía esperar a que los acontecimientos nos atropellaran. Y así seguimos.

Sanidad vuelve a incidir en la improvisación para no aclarar si habrá más restricciones o se dotará a las comunidades de los instrumentos legales que permitan aumentar el toque de queda o imponer el confinamiento domiciliario. No es una comunidad, ni dos o tres, ni todas del Partido Popular. Hay un grito casi unánime de una mayor capacidad legal para adoptar medidas duras.

Y si lo hacen no es por gusto, ni por una ganancia electoral. Lo reclaman porque no hay nadie al volante en la gestión que ordene la situación sanitaria desde el Gobierno. De la tan manida cogobernanza a no escuchar las reclamaciones sanitarias de las comunidades.

Solo se manifiesta el ministro Salvador Illa para no cesar en sus mensajes ilusionantes de que las medidas actuales harán efecto o que la vacunación lleva un buen ritmo. La burbuja en la que planifica la pandemia es digna de aplaudir: no tuerce el gesto cuando todo presagia que el ritmo de contagios superará la incidencia hospitalaria de la segunda ola. Y que estará cerca de una situación similar al susto de marzo del 2020.

O quizá su cinismo se haya vuelto crónico que le permite escenificar que salga como salga la gestión de la pandemia siempre quedará la propaganda. O la campaña electoral. En plena crisis sanitaria con cifras que superan el récord de contagios, aún hay tiempo para el ruido electoral de Cataluña.

Desde Pablo Iglesias con sus indecentes comparaciones sobre los exiliados republicanos respecto al fugado Puigdemont . La verborrea de Gabriel Rufián simulando vivir en un país opresor. O el bueno de Teodoro García Egea con sus perífrasis cursis para no decir nada. Pero el candidato Illa mantiene su turné para empapelar de ilusión catalanista lo que ya le cuesta disimular en el resto del país. 

 
 
6 Comentarios
06

Por vecino 14:01 - 20.01.2021

El debate Ayuso lo tiene más escueto: bares o salud. Bares y misa, con peineta, elige. Luego posa de Dolorosa para la foto, cuando la salud pública (de los demás)'le importa un comino. Pasará tiempo en que vuelva a los bares, mientras IDA siga haciendo esa publicidad macabra.

05

Por aryastarck 12:16 - 20.01.2021

Continuamos con el despropósito gubernamental y autonómico en la gestión de la pandemia y la vacunación. Si algo debemos aprender de lo que estamos viviendo es que el Ministerio de Sanidad y sus competencias debe ser revisado. Necesitamos protocolos únicos y claros. No es posible este desmadre con consejeros, alcaldes, concejales, funcionarios que se vacunan cuando les da la gana. Otros que vacunan sin reservar el 50% de las dosis por si fallan los suministros, otros que si las reservan. Unos quieren toque de queda a las 20h., otros a las 24h. Aquellos confinamiento total, estos ni hablar de confinamientos. Este país necesita una reflexión sobre el estado autonómico y sus competencias, pero que quede claro: esa reflexión no implica desaparición, pero si coordinación y mandatos claros e iguales en todos los sitios.

04

Por Don Minervo 10:45 - 20.01.2021

Alvarito, se ha tirado usted meses contando muertos y reclamando libertades, ahora ya no cuenta muertos y reclama confinamientos severos, que ha pasado Alvarito ?, el partido ha cambiado el rumbo y usted automáticamente cambia el rumbo, al fin y al cabo son los que mandan. Sus artículos siempre son los mismo, varía el hilo conductor (pandemia, muertos, libertades, economía cuando toca, ahora vacunas) pero el fondo y el objetivo siempre es el mismo, no sabe usted escribir de otra cosa, que gran periodista. Quien manda manda Alvarito, para eso le han regalado este puesto de trabajo. Que gran periodista.

03

Por Don Minervo 10:38 - 20.01.2021

Pero que le pasado a usted Alvarito, se ha tirado meses contando muertos y reclamando libertades y ahora ya no cuenta muertos y además pide confinamiento severo. Lo que diga el partido Alvarito, lo que diga el partido, al fin y al cabo son sus jefes. Sus artículos siempre hablan de lo mismo, el argumento puede ser la pandemia, los muertos, la economía cuando toca, los confinamientos cuando tocan, o las vacunas, pero en el fondo siempre es lo mismo, no tiene usted otro tema. Gran periodista.

02

Por vecino 9:53 - 20.01.2021

Nada, nada, como dice el gobierno, todavía hay margen. No pone un artículo que en un hospital de Málaga han puesto camas hasta en la cafetería. Pues fijaros si aún quedan cafeterías de hospital por ocupar. Ya que la hostelería va fatal, reconvirtamos en hospitales, que parece que los vamos a frecuentar más.

01

Por vecino 9:52 - 20.01.2021

Por querer salvar la navidad, hemos tenido una mierda de navidad y un coste insoportable de muertos. El gobierno dejó hacer porque tiene pánico a la pinza tan eficaz que le hace la coalición PP/ COVID-19.