+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Virando a babor

La incoherencia empalaga

 

Miguel Miranda Miguel Miranda
10/09/2019

Una de las cosas que llama la atención en el nuevo curso político es la continuidad de los que hicieron la primera comunión y ya ocupaban cargos sin que en su vida hayan trabajado fuera de la política y que han demostrado su capacidad para jubilarse en la misma, aupados en los aparatos más que en sus propias capacidades. Para eso está el Senado, por ejemplo. Y por otro lado, la facilidad de los fichajes recién llegados que, lejos de aportar frescura, asumen a la velocidad del sonido, los modos y maneras de la vieja política y la tendencia a elaborar el discurso político con los mismos trucos y retales de siempre, convencidos de la estulticia de la ciudadanía. Utilizan los mismos lugares comunes, distorsionan la realidad hasta la mentira, niegan lo evidente y repiten consignas con la misma soltura que los que llevan toda la vida en el negocio. El riverismo y el arrimadismo (siguiendo su invento del sanchismo) son incoherentes. Los de su banda, (utilizando el lenguaje que les gusta), van abandonando el barco por la deriva derechista de su jefe y seguramente porque tienen una vida privada y actividad profesional a la que volver. El que no, aguanta y traga sapos. Sapos o ranas por docenas como las que se crían en los charcos madrileños.

Por estos lares se tragan hasta posibles alianzas con la extrema derecha, lo que para un partido que se reclama renovador ya es tragar. Tantas incoherencias empalagan y seguramente su anterior electorado se lo hará pagar. De ganar las elecciones en Cataluña a hacer discursos macarras en Madrid. «Radicalización en las formas» lo denomina Francisco de la Torre, un inspector de Hacienda que se ha vuelto a su plaza, decepcionado.

*Profesor de universidad

   
3 Comentarios
03

Por JC1 10:52 - 10.09.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

“Necesitamos un Podemos de derechas” dijo Oliu el amo del Banco de Sabadell y apareció un empleado de La Caixa de Fainé con todo el respaldo económico y mediático necesario para cumplir esta sagrada misión. El instrumento utilizado para esta tan patriótica tarea fue el antiguo juguete de unos frikis de Barcelona llamado “Ciutadans”, que crearon para burlarse de Pujol y que dejaron abandonado cuando se cansaron de jugar con él. La aparición de este providencial personaje fue en un angelical cartel donde posaba completamente desnudo (solo se tapaba con las manos la entrepierna, seguramente por no defraudar a las posibles votantes) ya que interesaba potenciar una imagen rompedora con el orden establecido por el hasta entonces imperante bipartidismo, el cual entonces temblaba ante desafío electoral de Pablo Iglesias. Hoy en día ya no hace falta nadie para recoger los votos que amenazaban con ir a Podemos, y menos todavía alguien que pretenda desplazar al PP como referente de la derecha española en lugar de resignarse a ser un partido bisagra generador de mayorías a cualquiera de los dos partidos dinásticos. El apoyo económico y mediático decae considerablemente, los cuadros de Ciudadanos lo sufren en sus propias carnes y empiezan a aplicar aquello del barco que se hunde y las ratas. También lo percibe Sánchez quien desea unas nuevas elecciones cuyos resultados obliguen a Rivera a dimitir (o al menos hacerle pasar por el aro) y pueda constituir finalmente con Cs su anhelado gobierno de centro-derecha. En esas estamos.

02

Por Don Minervo 9:04 - 10.09.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Cs es el único partido en la historia de nuestra democracia que ha hecho todo lo que prometió o aseguró que no haría, todo. Si Podemos estuviera en el poder, Rivera estaría cerca de Podemos, a ver que cae, como siempre.

01

Por Don Minervo 9:00 - 10.09.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Lo de Cs es esperpéntico y nauseabundo. Un opartido, un líder que presumían de la nueva política y lo primero y único que aprendieron fueron todos los vicios y marrullerias de la vieja política. Un líder secuestrado por su ego y su ambición, pérfido, chuleta, provocador, embustero, trepa y oportunista. Lo que no me explico es como ha podido engañar a tanta gente, a este impresentable se le ve venir desde el primer paso.