+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL ARTÍCULO DEL DÍA

La inmigración en la España vaciada

 

La inmigración en la España vaciada -

Cándido Marquesán Cándido Marquesán
12/02/2021

En los últimos 40 años la inmigración en España ha sido sociológicamente de los hechos más trascendentes. Según Eurostat a 1 de enero de 2019 la población extranjera residente en España era de 6,5 millones, sobre los 46,9 de la población total. Por su origen: Marruecos, 751.747; Rumania, 587.654; Colombia, 431.068; Ecuador, 411.897; Venezuela, 311.261; Reino Unido, 290.601; Argentina, 272.753; Perú, 216.774; Francia, 211.973; y Alemania, 192.247. En la primera década del siglo XXI España vivió uno de los mayores flujos migratorios a nivel mundial. Entre 2000 y 2008, en plena fase de expansión económica, la población en edad de trabajar nacida en el extranjero pasó del 4% al 12% y el alumnado extranjero del 2% al 10%, de 97.549 a 525.481.

Me referiré a su repercusión en la España rural o «España vaciada» basándome en el artículo 'La inmigración dinamiza la España rural', de Luis Camarero y Rosario Sanpedro, inserto en el dossier de diciembre de 2020 del Observatorio Social de «la Caixa», 'Inmigración: retos y oportunidades'.

El asentamiento de la población extranjera es un hecho cambiante y complejo. Su presencia territorial sigue un proceso desde los enclaves rurales de las regiones litorales mediterráneas vinculados a la agricultura intensiva, construcción, hostelería y cuidados, hacia el interior más despoblado. Existe un flujo de este a oeste y un progresivo asentamiento de la población inmigrante en las áreas más despobladas por su incorporación a la economía de cuidados, por el fuerte envejecimiento, y a la de los pequeños comercios y la industria, en un contexto de baja presencia de población activa.

Más de la décima parte

Entre 2001 y 2019, a pesar de la década de la crisis, aumenta notablemente el porcentaje de pobladores rurales nacidos fuera de España. Esto se produce en la mayoría de las provincias españolas, excepto en algunas zonas de la España occidental. Hoy, su peso en las áreas rurales es notable: aparte de la alta presencia de jubilados extranjeros en las Baleares, Alicante y Almería, más de la décima parte de la población rural del cuadrante nordeste –Cataluña, Aragón y norte de Castilla-La Mancha– ha nacido fuera de España.

La inmigración impulsa la recuperación demográfica de la España rural, inyectando sangre joven para contrarrestar su progresivo envejecimiento. Los inmigrantes llegan en edad de tener hijos, y, asimismo, las familias arriban con hijos menores o con la intención de la reagrupación familiar. Las madres rurales de origen extranjero tienen más hijos que las nacidas en España. La fecundidad de las primeras es superior a 1,5 hijos, mientras que las segundas entre 1,2 y 1,3. En 2019, uno de cada cinco menores de 13 años en la España rural era hijo de madre de origen extranjero. De media, uno de cada cinco nuevos rurales tiene origen extranjero, y es especialmente significativo que este aporte sea más intenso en los municipios de menor tamaño, en los que el despoblamiento y el envejecimiento han reducido drásticamente la natalidad; en ellos una cuarta parte de los menores tiene origen foráneo.

Paradójicamente, los municipios inferiores a 1.000 habitantes, ofrecen tanta diversidad de orígenes como las áreas urbanas. En cualquier caso, alrededor del 20% de las nuevas generaciones de jóvenes rurales tienen ascendencia extranjera.

La España rural está en un proceso de transformación por la procedencia de los nuevos residentes. Su origen geográfico y cultural es variado. Marruecos y Rumania son las comunidades más numerosas. Esta diversidad se opone al imaginario rural de población inmóvil y refractaria a la modernidad. Los efectos a medio y largo plazo de esta nueva composición poblacional son y serán sustanciales, tanto cultural como sociológicamente. Los habitantes rurales son pocos, pero diversos y cosmopolitas. Ese capital social, sin duda, transformará la España rural.

Tener en cuenta

Constituyen un conjunto de personas de diversos orígenes y culturas que hay que escuchar y tener muy en cuenta en cualquier política pública o iniciativa privada de desarrollo rural. Y también cuando se trate de repensar y fomentar la innovación social, así como las estrategias educativas y de formación en estos territorios. La población de origen extranjero está todavía ausente del imaginario social sobre el medio rural, pero es seguro que ganará protagonismo porque es, hoy por hoy, un elemento clave en la sostenibilidad de la España rural. Es probable que la pandemia implique un nuevo frenazo a los procesos de arraigo y de reagrupación. Pero también la crisis sanitaria ha mostrado la dependencia que tienen los sectores agropecuarios de los trabajadores extranjeros. Parece claro que el mejor remedio para enfrentar el declive rural es la construcción de comunidades acogedoras, y la fortaleza que representa hoy el carácter cosmopolita de las nuevas generaciones rurales constituye un elemento clave en el proceso de recuperación de la vitalidad demográfica, económica y social de estas áreas.

Termino con acto de autoculpabilidad extrapolable a otros muchos turolenses. Nos quejamos amargamente del despoblamiento de nuestra provincia, paradigma de la España vaciada, pero muchos hemos huido de ella despavoridos. Pero, ¿qué sería de ella sin los inmigrantes? ¿Cuántas escuelas, tiendas o bares, como centros de convivencia, habrían cerrado sin ellos? ¿Los valoramos o…?

 
 
3 Comentarios
03

Por Todo es un cuento 14:04 - 14.02.2021

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Hay que decir las cosas como son, soy de un pueblo, he vivido en él hasta los 18 años, todas las semanas he ido , y puedo decir que ya no hay solución, que vaya algún inmigrante es solución pasajera, hay que ser realistas, lo que hemos conocido los pueblos sabemos que solo van a ser para fines de semana y vacaciones, y unas cuantas familias de diario, es así la cosa para la mayoría de los pueblos de Aragón. Esto se tenía que haber pensado hace 40 años porque es a largo plazo, no improvisar , la inmigración la mayoría solo es de paso , lo he vivido y lo veo .

02

Por Miguel M1 15:07 - 13.02.2021

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

No estoy de acuerdo, cuántas viviendas sociales, cuantos comederos sociales, cuantas ayudas en general hay en los pueblos rurales, te lo voy a decir apenas o casi ninguna, los extranjeros están muy bien informados y prefieren las grandes ciudades porque es donde hay más ayudas de todo género.

01

Por José S. 1 12:33 - 13.02.2021

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Un muy, muy buen artículo de Cándido Marquesán. Lo encuentro perfectamente razonado y apoyado en datos justo a propósito. Además, me ha encantado esta frase en particular: «En la primera década del siglo XXI España vivió uno de los mayores flujos migratorios a nivel mundial». Una necesaria ráfaga de aire fresco esa «*primera década del siglo XXI*» [*mi énfasis] ¡sí señor!, en un español perfecto donde hasta las comillas compuestas están en los lugares adecuados y ¡ni un solo extranjerismo! ¡guau! Acerca de la cuestión de la trascendencia de la inmigración foránea a nuestro país para ayudarnos a revitalizar la despoblación rural opino que el columnista presenta unos argumentos difícil de contradecir. Muchas gracias por un inspirado e informativo trabajo y feliz fin de semana a todos. José S.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla