+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Sala de máquinas

La izquierda se alivia con el bálsamo del poder

 

Juan Bolea Juan Bolea
12/01/2018

El hecho de que una institución consiga aprobar sus presupuestos en tiempo y forma no debería ser noticia, sino rutina, práctica habitual. Pero, en los últimos tiempos, o años, los presupuestos del Gobierno de Aragón y de nuestros principales ayuntamientos se han venido aprobando no en enero, sino bien entrado el verano; o, peor aún, no aprobándose, por desacuerdo de sus grupos parlamentarios o municipales, hubieron de ser prorrogados.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha conseguido cerrar sus cuentas a comienzos del año y eso habla en favor de la capacidad del equipo de Pedro Santisteve para llegar a acuerdos globales con partidos, no sé si afines, pero al menos cercanos en el arco ideológico de la izquierda. Podemos no pasa por su mejor momento y de sobra sabe Santisteve que a poco que cayese en las urnas perdería la Alcaldía. PSOE y CHA han apoyado a ZeC no tanto en el sentido de un cambio de rumbo como en aras de una estabilidad destinada a convertir 2018 en esa calma o tensa calma que precederá a la batalla electoral del 2018, donde no habrá amigos ni fuego amigo.

El ejemplo de la plaza del Pilar invita a presumir que tampoco Javier Lambán tendrá demasiados problemas para aprobar las cuentas de Aragón con el apoyo de Podemos y Chunta Aragonesista. Muy probablemente esta estrategia, alianza no escrita, pero suscrita, se extienda a aquellas instituciones donde la izquierda sume.

Al Partido Popular, cabeza visible en Aragón de una oposición donde Ciudadanos sigue brillando por su ausencia de liderazgos, habiéndose invisibilizado un tanto el PAR, debe preocuparle lógicamente ese pacto por lo que de electoralmente pudiera concluirse. Para ser presidente en 2019, el candidato popular, Luis María Beamonte, va a necesitar 34 diputados y algún concejal más en Zaragoza, además del apoyo de C’s y de lo que Aliaga, si recupera gancho y mensaje, pueda aportar, pero lo que mejor le vendría sería sin duda la división de la izquierda, tal como se manifestó en la última campaña y en los primeros compases de la legislatura. Un bloque con menos resquicios que los presentados en época de Echenique dificultaría en mayor medida el relevo del centro derecha, pero el poder, con sus efectos balsámicos, elimina los pequeños dolores, sana heridas y expande un generalizado bienestar, relajando la convivencia. Salud, dinero y poder, he ahí las claves.

   
2 Comentarios
02

Por Don Minervo 12:04 - 12.01.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Que malos son los rojos. Si es que hasta que no nos gobierne la derecha las cosas no irán como dios manda. Tenemos España plagada de contundentes ejemplos de ciudades, comunidades y pueblos que donde gobierna y ha gobernado la derecha se atan los perros con jamones Ibéricos, por no hablar de sus honrados, decentes y honorables próceres. Madrid, Valencia, Baleares, Castilla León, Murcia, que fue de aquellos paraísos y todos aquellos impuestos que nos iban a bajar, luego los subieron todos, pero por el bien de España.

01

Por Raimon 11:23 - 12.01.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Hola Juan, dices bien, el devenir de la Administracción cumpliendo sus cometidos, no deberia de ser noticia, ni tampoco una rareza, no obstante mi impresión personal es que administrar no es su principal afan, la guerra continua, el disparate grotesco de disputarse el poder y la posible reelección es su principal interes, aparte claro esta, vaciar los monederos de los ciudadanos con impuestos duplicados de dudosa honradez, no hay piedad con los ciudadanos desde los prebostes del PSOE en la Autonomia de Aragón, vengan ya las elecciones para dar su merecido a quien tan mal nos trata.salud escritor.