+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Lectores

 

30/11/2012

25-N: Violencia de género
Luisa Fernández Morán, Zaragoza

El Día Internacional contra la Violencia de Género reivindicó la construcción de una sociedad en la que las mujeres no suframos agresiones, del tipo que sea, por el hecho de ser mujeres.

Estas agresiones se sustentan sobre todo en la idea que subyace a muchas culturas, de que las mujeres debemos ser sumisas al control de otros.

Ello se refleja, con mayor frecuencia, no en alarmantes sucesos machistas, sino en hechos ampliamente aceptados que minan la vida de las mujeres, también aquí, en España.

El reparto de roles en la publicidad, las series juveniles, películas, etc. transmiten a nuestros jóvenes y adultos, modelos de género que favorecen que la situación de desigualdad que sufrimos las mujeres se perpetúe.

También las políticas públicas que aceptamos en nuestro Estado (así, por ejemplo, los recortes en los servicios sociales: becas, ayudas para el comedor escolar, ayudas a la dependencia, guarderías públicas, ayudas para el alquiler, etc.) dificultan especialmente las vidas de las mujeres, todavía responsables en una mayor medida, de todos esos trabajos de cuidados secularmente desvalorizados y feminizados: alimentación, educación, limpieza, vestido, organización de la economía familiar, estabilidad emocional en el hogar, etc.

El mismo sesgo de género que han resultado tener estos recortes, tuvieron también aquellos fondos que se destinaban al sector de la construcción, abrumadoramente masculinizado.

Esto es violencia estructural del sistema; es decir, condiciones intrínsecas a nuestro modo de organizar la sociedad, que hacen que las vidas de las mujeres sigan siendo más duras.

Esto es, también, una forma de agresión por cuestiones de género.

 

DEPORTES: Adiós
José María Albalad, Zaragoza

El CAI-Club Ciclista Aragonés, como estaba anunciado, desaparecerá el próximo año tras 27 temporadas en las carreteras. Agradecemos el apoyo y la cobertura otorgada, en función de las posibilidades, a lo largo de estos últimos años.

Todo inicio tiene un final. Y el del CAI-Club Ciclista Aragonés, como sabéis casi todos sus seguidores, ha llegado en 2012. Siempre cuesta decir adiós, aunque un poco menos cuando echas la vista atrás y divisas una trayectoria que te enorgullece.

Han sido 27 temporadas ininterrumpidas de caídas, retos y victorias, de pasión por el ciclismo.

Eso es lo que, al margen de los resultados, siempre nos ha caracterizado. La vida sigue y, con ella, el amor por la bicicleta que nos une. A pesar de que desaparezcan equipos y carreras, con el paso de los años, esta etapa se verá como un bache superado. Será así mientras se mantenga el espíritu luchador que caracteriza al ciclista.

Por ello, el Club Ciclista Aragonés seguirá más centrado en el cicloturismo, con la esperanza de contar en el futuro con los equipos de competición que tantos corredores han acogido en las últimas décadas. La próxima semana eliminaremos este perfil de Facebook, que no borrará, sin embargo, la cantidad de sentimientos, vivencias y emociones acumuladas.

Sirva este breve estado como agradecimiento a todos los que, de uno u otro modo, habéis hecho posible esta pequeña gran aventura que ahora culmina.

De corazón, ¡gracias!