+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El Independiente

En Madrid pasan muchos nervios

 

Sí: ha vuelto Zidane, y eso ha tranquilizado a la parroquia merengue y a la ciudadanía fetén, porque el Madrid es más que un club, de la misma manera que Florentino está muy por encima de otros presidentes, que quizás compartan con él la dedicación al hormigón y al ladrillo, pero no tienen en su estadio un palco presidencial donde el cambalache al más alto nivel esté consagrado desde aquellos jodidos tiempos del Caudillo por la gracia de Dios.

Cuando hablo con mis colegas de la Villa y Corte, siempre presumo de lo tranquilo y lo bien que se vive en provincias, sobre todo en provincias como las de la Tierra Noble, donde nadie pasa tantos nervios y berrinches como en Madrid... ni de lejos.

Aquí la vida discurre a otra velocidad. Buena prueba de ello es el propio universo futbolero. Allí, en la megacapital del Reino, dos semanas de relativos desastres madridistas (ni Liga ni Copa ni Champions) provocaron una tempestad horrorosa. Ramos, el capitán de los exgalácticos, y Pérez, el gran capo, casi se enzarzan en el vestuario. Mentideros y chiringuitos echaban humo y llamas. La tragedia alcanzaba proporcviones telúricas, y todo era repartir culpas, jurar en hebreo, maldecir y echarse a la cara los millones (o sea, los millones que se reparten quienes manejan el show business, a costa de los demás). Ahora, Zidane, uno de nuestros más famosos moros buenos, tendrá que ser más bueno y más hábil que nunca. Si no, el caos.

En cambio, el Zaragoza lleva mogollón de tiempo en Segunda. Fue sucesivamente una herencia molesta, un aventura sociopolítica y ladrillera del Marcelinato socialista y, desde hace ya siete años, una apuesta no menos sociopolítica y ladrillera de los que se consideran grandes señores de la Ciudad Inmortal. Al principio, la decadencia del equipo (mascarón de proa de la metrópolis íbera) provocó protestas, sofocos y cabreos del respetable. Ahora, bajo el mando de reconocidas personas de orden, se acabaron los pitos, los pañuelos y las cosas feas. Cero nervios, resignación eterna, paciencia sin fin. Que aprendan en Madrid. Hi

   
10 Comentarios
10

Por albertovich 21:12 - 13.03.2019

La fundación se hizo cargo del real zaragoza en 2014, estamos en 2019. No son siete años, por tanto. Uno está acostumbrándose a los artículos sobre Aragón de Eduardo Bayona, sus cifras, de las diferentes cosas que afectan a Aragón, y lo escribe en medios nacionales digitales de izquierdas- Cuánto se lo curra con las leyes y las cifras. Es una pena que para ver análisis decentes sobre Aragón nos tengamos que ir a medios de Madrid. Siete años son los del calvario que llevamos en segunda y algunos más los de Gran Scala. En Aragón se estila el vivir mucho de rentas, tranquilo, y tal, la tierra Noble, ya se sabe.

09

Por Jorgeron 17:24 - 13.03.2019

Minervoooo no seré yo quien defienda a Solans hijo pero ganó dos copas del rey y una Supercopa por cierto a tu real Madrid de tus galácticos en Montjuic....informateeeeeeeee

08

Por Jorgeron 17:21 - 13.03.2019

Minervoooo la deuda gorda viene de tu amigo AGAPUFO y de sus SOCIOLISTOS.......hay q informarse amiguete.....bueno lo sabía toda Zaragoza menos tu.....y lo mismo pasó con la CAI Y EL CAI DE LOS ARCEGA....donde entra la izquierda RUINA TOTAL

07

Por Don Minervo 17:07 - 13.03.2019

El Cai que era de los cuatro mejores equipos de España, bicampeón de copa y finalista de una recopa (con los hermanos Arcega) desapareció cuando tú venías al mundo ternascón, porque hablas de lo que no sabes y cuando volvió en liga Leb tu estarías aprendiendo a escribir, que cojones sabes tú de los hermanos Arcega, So mouth's.

06

Por Don Minervo 16:17 - 13.03.2019

Agapito compró un club ya endeudado que era propiedad de un señor que no le había gustado el fútbol en su vida y tenía que aguantar el club diez años para poder heredar como supimos después, un tal Solans que a los dos de años de propiedad ya había vendido todo un equipo campeón de la recopa y que también lo descendió de categoría porque no se gastaba un clavel. Con los hermanos Arcega vivimos las épocas más gloriosas del Cai. So bocazas.

05

Por Coocun 15:32 - 13.03.2019

Según se desprende de algún comentario, parece ser que el problema del RZ de la época de "Agapufo Iglesias", no fue por un tema de mala gestión, si no porque no pilló la pasta sucia que rodea al futbol. En este caso, debemos estar contentos.

04

Por Jorgeron 12:40 - 13.03.2019

Al Real Zaragoza lo hundió AGAPUFO IGLESIAS y sus SOCIOLISTOS de PLAZA al igual q mataron al CAI DE BASKET DE LOS ARCEGA o a la CAI..........ahora gracias al buen hacer de PETON y a la pasta de Alierta y sus amigos el Zaragoza no ha desaparecido pero está tan económicamente hundido q somos más un equipo de tercera q de segunda.........

03

Por Raimon 11:05 - 13.03.2019

Hola Pepe Lui. dejalos que pasen nervios, que se jodan con sus ansias vivas de figurar en las listas en lugares preminentes, en las proximas que vienen, habrá muchos disgustos ya que el voto sera repartido, a la hora de los ajuntamientos desapareceran como por ensalmo las ideologias, en aras de pillar cacho aunque sea algo mas pequeño que el que pretendian,nos dejaran estupefactos, salu periodista.

02

Por Don Minervo 9:53 - 13.03.2019

Hoy va la cosa de fútbol. Con lo que no contaba la salvadora fundación es iban a gobernar los rojos y les iban a joder el negocio, el que sea. Agapito compró el club porque le prometieron grandes negocios y la fundación compró la deuda del club por lo mismo. Nadie desembolsa millones de euros (Agapito desembolsó bastantes más que la fundación) por amor a los colores y al escudo si no hay una contraprestación a cambio.

01

Por Jeanloup 8:53 - 13.03.2019

NO hay que preocuparse por lo del RZ. Si hay cambio de gobierno municipal los patronos del RZ volverán a ponerse de acuerdo con el ayuntamiento, se tomarán medidas para que el club (sus dueños) tengan más ingresos y se subirá a primera pronto (o no) gracias al negocio consumado. Y todos tan contentos.