+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

RARA AVIS

Mariano, sé fuerte

 

Mariano Rajoy. -

Javier Lafuente Javier Lafuente
05/02/2021

A cualquier persona que haya tenido la máxima responsabilidad en una empresa, en un club deportivo, en una sociedad cultural o en una comunidad de vecinos no le puede entrar en la cabeza que el presidente de un partido ahogado por la corrupción no supiera que su formación política estaba de fango hasta las cejas. Porque un presidente tiene la obligación -y la facilidad- de conocer todo lo que ocurre en su empresa, en su partido o en su asociación. Y si alguien monta una trama que incluya delitos de cohecho, falsedad en documentos, malversación de caudales públicos, prevaricación, asociación ilícita, blanqueo de capitales, tráfico de influencias o fraude -como señala la sentencia del 'caso Gürtel'-, a un presidente eso no se le escapa. A no ser que sea un inepto y un incompetente, lo que entonces lleva a plantearse cómo diablos pudo llegar al cargo semejante zoquete.

Mariano Rajoy no solo fue presidente del Gobierno, sino del Partido Popular entre los años 2004 y 2018. Durante ese periodo se produjeron innumerables casos de corrupción que afectaron al PP, muchos de ellos ya antiguos y otros que se hallaban en plena fase embrionaria. Es muy extraño que, como siempre afirmó, Rajoy desconociera que delante de sus barbas se estaba tejiendo una formidable red de chanchullos. Pero esta semana, 'El País' ha desvelado la confesión de Luis Bárcenas a la Fiscalía sobre la presunta caja B del PP y la absoluta implicación del expresidente del Gobierno. Hace tiempo, cuando el extesorero del Partido Popular estaba acorralado por los tribunales y por las investigaciones periodísticas, su presidente le envió un sms inolvidable: "Luis, sé fuerte". Bárcenas ha tardado unos cuantos años en responderle.

 
 
6 Comentarios
06

Por fefo 19:31 - 06.02.2021

En un juicio como el que nos ocupa, el inculpado puede mentir hasta hartarse, pero un testigo no, El testigo que miente en un juicio comete un delito de falso testimonio que está castigado con pena de hasta tres años de prisión y multa. Artículo 458 Código Penal

05

Por brainforspain 16:15 - 06.02.2021

Pues mira, si es por capacidad de trabajo, o de intelecto, veo perfectamente posible que Mariano no se enterara de nada. Su máxima aspiración era leer el Marca mientras se fumaba un puro; lo demás, incluido el gobernar, le daba una pereza terrible. Pero claro, cuando a la vez estaba brincando sobres bajo mano, la excusa de la incapacidad y la inopia (que eran reales), ya no valen.

04

Por JC1 12:41 - 06.02.2021

Barcenas pacto que no hablaria si su mujer no entraba en prision, y los jueces del PP prevaricaron en cumplimiento del pacto y Barcenas colaboro con el PP ante los tribunales. Peto resulta wue hace poco su mujer si que entro en prision, ignoramos el motivo por el cual se rompio el pacto judicial y claro Barcenas se cabrea

03

Por JC1 12:37 - 06.02.2021

En cualquier pais civilizado el PP se habria disuelto hace años

02

Por Don Minervo 9:45 - 06.02.2021

En el Juicio/sainete donde Mariante fue a declarar como testigo (no dijo ni una sola verdad) quedó bien claro lo que se juzgaba, todas las mentiras demostraron la verdad. Desde el momento en que el presidente de la sala se convierte en encendido abogado defensor de un testigo la cosa quedó muy clara, lo sabían pero no se cortaron un pelo. Mentir, mentir y mentir, vamos, lo de siempre.

01

Por Don Minervo 9:39 - 06.02.2021

Pero no solo es Marianete, en el PP el no sé, no me consta, no me acuerdo, yo no me ocupaba de eso es una constante, lo hemos escuchado miles de veces y parece ser que lo vamos a seguir escuchando. Nadie sabía nada, ni siquiera nadie sabía, desde Alianza Popular, de donde sacaba tanto dinero el partido, ni siquiera Aznar que lo sabe todo y tantas lecciones da. Los sobres se los dejaban en el bolsillo de la gabardina, pero nunca supieron su procedencia, las comisiones caían del cielo y las mordidas por cualquier cosa eran por patria generosidad. Todo por el bien de España.