+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Sala de máquinas

México: un desequilibrado en la casa del poder

 

El presidente de México utiliza amuletos y estampitas contra el coronavirus. -

Juan Bolea Juan Bolea
25/03/2020

La izquierda mexicana tenía puestas sus esperanzas en Andrés Manuel López Obrador. En el 2018 este politólogo y escritor de 63 años alcanzaba la presidencia de la república. Venía, dijo, a erradicar la corrupción, derrotar a los narcos y abrir el país a corrientes internacionales de democracia y solidaridad.

Apenas un año y pico después, Obrador no solo ha defraudado esas expectativas, sino invitado a evaluar su cordura.

Su último mensaje, animando a los mexicanos a no tomar medidas, sanitarias ni preventivas contra la pandemia, a desafiar el coronavirus en calles y plazas, a visitar mesones y cantinas, a no recluirse, a vivir como si nada pasara, es la declaración de un lunático.

Ya nos pareció a algunos que el cerebro de Obrador hacía aguas cuando acusó a los españoles (de los cuales desciende) de haber llevado a cabo un holocausto indígena, asesinando a millones de indios para robarles el oro, sin haber legado nada memorable a América (la Historia acredita que levantamos sus instituciones y patrimonios nacionales: ciudades, audiencias, catedrales, universidades…). Tampoco fue la decisión de un cabal gobernante la de liberar al hijo de un traficante, cuyos matones habían plantado cara a la Policía y al Ejército mexicano. Ni fue cuerda aquella opinión suya acusando a un «complot neoliberal» del asesinato de una niña mexicana a la que descuartizaron para robarle los órganos.

Pero esta última salida de madre de Obrador, difundiendo un vídeo en el que aparece sentado a una mesa cubierta de manjares, para, junto a una indígena con traje típico (¿símbolo del pueblo?) jalear a la ciudadanía a disfrutar de la vida, es la manifestación de un desequilibrado.

En su fantasía, Obrador está seguro de que sus gloriosos ancestros, invencibles civilizaciones (entre las cuales no cuenta la española), hacen a los mexicanos inmortales frente al virus. Semejantes e inconcebibles consejos, destinados a una población de 120 millones, para la que solo hay 4.000 camas de uci, concluye: «El presidente les va a decir cuándo hay que guardaos».

Guárdense, amigos de México, de semejante chalado.

   
2 Comentarios
02

Por vecino 14:41 - 25.03.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

¿Y Trump? que ha dicho que prefiere que mueran millones de americanos con tal de que se salve la economía.

01

Por Don Minervo 9:51 - 25.03.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

¡Jodo Bolea!. Hoy pasamos de catalanes y vascos y le toca al mexicano porque dijo algo de los españoles que ha ofendido a nuestro versado historiador. Acaso los españoles desembarcaron en México, como en toda latinoamérica, para cristianizar a los indios paganos, que dicho sea de paso, no tenían ninguna necesidad de ser cristianizados. Acaso aquellos españoles no se llevaron todo el oro que pudieron y arrasaron y saquearon todo lo que se les ponía por delante. Bolea tiene usted un serio problema con su enfermizo nacionalismo y eso que es usted historiador, escritor, todólogo, viajado y leído.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla