+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Hablando claro

No escarmentamos

 

No escarmentamos -

Santiago Gascón Santiago Gascón
05/02/2021

Necesitamos tropezar cien veces y clavarnos la piedra en la frente para aprender. No sé cuántas vacaciones, puentes y nofiestas pretenderemos seguir «salvando», cuántas olas, contagios y pérdidas, hasta comprender que lo de escaparnos a la playa en Semana Santa va a ser que no. Y no debiera hacer falta que lo decretara el Gobierno.

Mira que yo era de los ilusos que auguraban una transformación positiva de la especie humana con esta crisis que arrastramos desde hace once meses. Qué ingenuidad la mía. Fueron suficientes dos semanas para darme cuenta del error. 

Este país es rico en regidores, tiene tantos como habitantes. Basta fijar una hora en el cierre de actividades, para que unos pidan que la extiendan y los de al lado que la reduzcan. Si dicen cuatro por mesa, otro exigirá que sean seis. Si se decide priorizar la salud, siempre habrá quien presente enmienda para acusar de que se quiere dinamitar la economía.

Hemos comprobado los datos desoladores en destrucción de empleo, cierres de comercios y pérdidas para la hostelería. Aun así, debemos seguir primando la salud y la vida, porque sin ellas no podríamos ni viajar. Hemos constatado que a cada apertura le sigue una ola y la capacidad de las ucis es finita. Pero no quiero ser cenizo y para transmitir un poco de alegría, recuerdo que los frutales están en flor y en muchos municipios se preparan para la cosecha. No hará falta explicar que la fruta es esencial y recolectarla no es una opción. Tampoco es necesario recordar que este sector supuso un foco de contagios que salió carísimo. Por eso, y porque ya hemos tropezado y nos duele la herida, el Gobierno de Aragón plantea que los trabajadores temporeros deben contar con contrato y alojamiento para ejercer su actividad. Contrato y alojamientos dignos, añadiría humildemente, y estos requisitos son responsabilidad de quien contrata, pero también de cada ayuntamiento, y del Gobierno autónomo y, por supuesto, de cada uno de nosotros. Es una oportunidad para rescatar edificios y dotarlos de electricidad, agua y esas cosas esenciales en el siglo XXI.

Como consumidores no debe temblarnos la mano en pagar más por unas cerezas de La Almunia o unas peras de Fraga, sabiendo que sus recolectores han tenido cama y ducha. Eso sí, de las Bodas de Isabel, la Cincomarzada, o la Semana Santa, hasta 2022, abstengámonos.

 
 
2 Comentarios
02

Por earagon59 13:28 - 06.02.2021

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

a mi me gustaria que los que recogen los frutos del campo no fueran temporeros venidos de no se donde y como dice el del articulo explotado, me gustaria fuesen esas decenas de miles que estan lelvandose una subvención mes a mes y llevan asi no un año si no muchos años, éso si pagandoles las subvenciones y un poco más por el trabajo asi como techo y comida, y los temporeros me gustaria fueran como los españoles cuando van a Francia, van ellos sólos sin mujer ni hijos les pagan lo pactado y cuando acaban a su país de origen, creo que es como debe ser, sobre el confinamiento pues nada que hagan lo que les de la gana, yo no salgo ni confinado y no confinado, me gusta el aire libre y tampoco puedo salir osea me da lo mismo.

01

Por José Luis#2020 9:26 - 06.02.2021

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Estoy totalmente de acuerdo con éste artículo de opinión. De esos festejos a corto plazo debemos olvidarnos. Si es que queremos de verdad proteger la economía y especialmente el sector primario en el campo que es el que nos alimenta. Por otro lado, si pretendemos disfrutar de un próximo verano "algo más normalizado"... olvidémonos de la semana santa, seamos más responsables y un poco más pacientes. En caso contrario, todos los sacrificios económicos y sociales que hasta ahora hemos estado haciendo, serán completamente estériles... y encima alargaremos innecesariamente las restricciones sociales y de la hostelería. Más prudencia, por favor. Enhorabuena por el artículo.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla