+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Sala de máquinas

Podemos, familia numerosa

 

Juan Bolea Juan Bolea
16/03/2019

Uno de los misterios más recientes de la política española es, sigue siendo, Podemos.

A una legislatura ya de su fulgurante aparición sigue estando ahí, en un lugar destacado, pero de distinta forma.

Ya no es, da la impresión, aquel partido tan indignado y radical que venía a cambiarlo todo, a denunciarlo todo. Tampoco es ya tan enemigo de la casta de políticos profesionales o de la vieja guardia del Partido Socialista.

De hecho, en lo que más ha cambiado Podemos ha sido, precisamente, en su relación con el PSOE.

De condenarlo, zaherirlo, insultarlo, ha pasado a una cierta concordia, con pactos más o menos estables en Madrid y en comunidades como Aragón. Tan fluida y fraterna está siendo esa relación institucional, derivada de la buena sintonía entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, que ya ni siquiera parecen competir por el voto.

Dándose la curiosa circunstancia de que la cúpula de Podemos no parezca particularmente preocupada por el hecho de que, según la mayoría de las encuestas, el PSOE se esté recuperando a ojos vistas, en parte a costa de captar o recobrar apoyos circunstanciales o prestados a Podemos.

¿A qué se debe esta nueva actitud, a un cambio ideológico o a un supuesto táctico? ¿Son ahora, en ausencia de Pablo Iglesias, Irene Montero y Pablo Echenique más propensos a pactar leyes o decretos con el PSOE, a hablar con los socialistas del futuro poselectoral? ¿Por qué, si todo hace indicar que por ese camino pierden votos y refuerzan la posición de su gran rival en la hegemonía del espectro de izquierdas?

Preguntas que ni Pablo Iglesias ni Irene Montero, más atentos, quizá, a su familia numerosa y a sus numerosas familias, han contestado hasta hoy. Fuera de sus muros, de sus células, el proteico partido que han creado crece y decrece como una medusa, se disgrega, atomiza en tentáculos independientes y devora siglas y nombres como un monstruo invertebrado en los procelosos océanos del poder.

Cuatro años después, Podemos sigue siendo un misterio, pero tampoco parece en condiciones de conquistar La Moncloa.

 
 
2 Comentarios
02

Por Don Minervo 10:01 - 16.03.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Por cierto Bolea, porque es un misterio Podemos ?. Hace poco su simpático Ciudadanos pactó en Andalucía con la extrema derecha franquista de lo cual no dijo usted nada, esto le parece misterio, claro que un partido que pacta y se arrima a todo lo que huele a poder ya no es un misterio. En el País Vasco no quieren saber nada del PP y es que el PP no se come un colín en esa comunidad, ahí no le interesa, sin embargo con UPN en Navarra si que le interesa, pero esto no es ningún misterio. A ver si van a ser misterios lo que a usted no le gusta.

01

Por Don Minervo 9:50 - 16.03.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Pues lo mismo podría decir usted de C's. Otro que vino a cambiar la política y desde sus comienzos y no ha hecho más desarrollar todos y cada uno de lo vicios de la vieja política, por practicar practican hasta pucherazos como sus primos del PP. Tanto Podemos como C's (la nueva política) están a merced del ego de sus líderes que no les tose nadie y el que les tose se va a la calle. Bolea no se apunte usted a la campaña electoral como ya ha hecho otras veces.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla